• Page Views 1153

5 películas de tiburones para antes de ver “Megalodón”

la-ballesta
Por Asfaltos
.

Ya lo decía el personaje de Richard Dreyfuss en “Tiburón” (1975), Matt Hooper: “Sr. Vaughn, lo que estamos tratando aquí es un motor perfecto, una máquina para comer. Es realmente un milagro de la evolución. Todo lo que esta máquina hace es nadar, comer y hacer pequeños tiburones, y eso es todo.” Si bien “Tiburón” no fue la primera película en presentarnos a un tiburón en la pantalla grande, sí fue sin duda el fenómeno mediático que convirtió a ese pez en la súper estrella que es ahora, y también la que le posicionó como uno de los más despiadados villanos en la historia del cine.

 

Tras el éxito de “Tiburón” era de esperarse que otras películas de su tipo le siguieran los pasos. Hubo, por ejemplo, cintas que nos presentaron como despiadadas amenazas a un enorme oso grizzly (“Grizzly: Garras de la muerte”, 1976); a una orca (“Orca, la ballena asesina”, 1977), a una jauría (“The Pack”, 1977), a unas pirañas (“Piraña”, 1978); a un lagarto (“Terror bajo la ciudad”, 1980), ¡y hasta a un grupo de vampiros sedientos de sangre (“Alas de noche”, 1979)! Sí, el cine de animales asesinos había llegado para quedarse. Sin embargo, a quienes les faltaba “un poco de la creatividad” ya mencionada, no les tembló la mano en repetir con el tiburón como amenaza. ¡Y es que vean esos ojos, sin vida, amenazantes!

A días del estreno de una película más sobre tiburones -o mejor dicho, un “Megalodón” (2018), que es el antepasado prehistórico del tiburón-“, se me ocurrió buena idea repasar algunas de las películas que más disfruto del irrisorio género de tiburones en el cine. Porque sí, a pesar de la obra de autor que terminó siendo “Tiburón” de Spielberg, las que le sucedieron no hicieron mas que irse por la fácil y simplemente presentarnos a un animal que va acabando uno a uno con sus víctimas.

 

Ahora bien, ¡existen cientos de películas de tiburones! Y no exagero. Cuando se busca en la enorme variedad que existe en el género, uno no puede mas que sorprenderse y desde luego reírse. Pocas películas serias han tomado el elemento del tiburón para contarnos otra historia como lo hiciera Steven Spielberg, y eso es en realidad lo que ha marcado al género del que les presento 5 muy dignas representantes. Además, y me aventuro a asegurar que ese será un elemento que no veremos en la ya mencionada “Megalodón” que reseñaré este mismo jueves, una característica indispensable en estas películas es el muy reducido costo para efectos visuales que las convierten además en un objeto de auténtico culto serie b.

“Arma de dos filos” (1969)

Con los tiburones mas bien como accesorios, y no tanto un protagonistas, elegí comenzar con “Arma de dos filos” (1969) dirigida por Samuel Fuller y Rafael Portillo, y con Burt Reynolds como protagonista. La cinta -llamada en inglés “Shark!”- nos cuenta la historia de Caine, un traficante de armas que tras salvarse de ser encarcelado en el norte de África, termina envuelto en una aventura que involucra -entre otras cosas- el buceo entre tiburones para conseguir un ansiado tesoro.

 

Sin ser las secuencias con tiburones tan espectaculares, un gran valor de éstas es que sí involucraron animales reales. De hecho, uno de los dobles de la película, José Marco, fallecería a consecuencia de un ataque de tiburón. El ataque, desde luego una tremenda pérdida para familiares, amigos y desde luego la producción, fue visto por la productora como una oportunidad para vender boletos. Afortunadamente al final ninguna escena de la muerte de José fue incluida en la película. La escena que les comparto sí incluyó sin embargo un tiburón real, lo que la hace sin duda muy emocionante y parte de la historia de este género de películas en particular. Ah, por cierto, en la película -producción entre Estados Unidos y México- ¡sale también Silvia Pinal!

“Tiburón III” (1983)

Si hablamos de películas de tiburones influenciadas por “Tiburón”, no podemos dejar a un lado las secuelas directas que resultan igual o más ridículas que las demás cintas del género. Mi favorita sin duda es “Tiburón III”, película pensada nada mas y nada menos que para el novedoso formato en 3D. ¿La historia? Un parque acuático inicia operaciones con instalaciones bajo el agua, sin saber que pronto lidiarán con una grave amenaza. ¿Adivinan? ¡Un tiburón! O bueno… un tiburón y su madre tiburón.

 

La verdad es que la película ofrece varios momentos divertidos, siendo sobre todo éstos los que involucran las escenas que uno sin tener ya la oportunidad de verla en tres dimensiones, infiere que fueron pensadas para ese uso. Entre las actuaciones destaca la presencia de Dennis Quaid y hasta la de Lea Thompson, pero sin duda mi favorita es la Louis Gossett, Jr. quien ofrece una de sus más memorables líneas en el cine: “¿Estás hablando de la maldita madre de un tiburón?”.

“Megatiburón contra pulpo gigante” (2009)

Ya en el género meramente fantástico, destaco mi consentida: “Megatiburón contra pulpo gigante”. La también franquicia “Megatiburón” que nos ha regalado ya cuatro divertidas y ridículas películas, comenzó con la presentación de un tiburón de dimensiones absurdas que sería puesto a pelear frente a un pulpo de igual tamaño, para poder liberar así a la humanidad de ambas amenazas. ¿Adivinan quién ganó? La franquicia del megatiburón puso a pelear al temible pez posteriormente contra una versión robótica de sí mismo, un lagarto gigante y sí, un robot enorme de la Guerra Fría (¿por qué no, verdad?).

 

En “Megatiburón contra pulpo gigante”, cinta que pueden observar todavía de vez en vez en el canal de paga Syfy, una de mis escenas favoritas es sin duda cuando un incauto pasajero de un avión comercial observa con horror cómo el megatiburón salta para atacarlos. Sí, leyeron bien, un pasajero de un avión comercial que vuela a la altura en la que normalmente estos transportes lo hacen… ¡Hasta ahí saltó el maldito riburón! ¿Que las premisas no podrían ser más ridículas? A ver, sosténganme mi vaso…

“El ataque del tiburón de tres cabezas” (2015)

Producida por los genios de la saga de “Megatiburón”, nuevamente para el Syfy Channel llegó “El ataque del tiburón de tres cabezas”, secuela directa de “El ataque del tiburón de dos cabezas” (como diría Meade: ¡nombre, unos genios!). La película nos presentaba una isla paradisíaca que por consecuencia de los deshechos ahí producidos (¡pinches humanos cochinos!), iba sirviendo como hogar de mutaciones a la fauna local. ¿La peor de todas? Nuestro protagonista de tres cabezas.

 

Entre las curiosidades de la película se destaca la presencia de Danny Trejo, nada mas y nada menos que el mismísimo Machete quien para los fans empuña en efecto esa misma arma para cortarle a machetazos una de las tres cabezas al tiburón; así como también la actuación del luchador profesional Rob Van Dam. Ah, por cierto, una vez que le cortan la cabeza al tiburón de tres cabezas, cual Medusa le sale no solo una ¡sino dos cabezas más! Ya está disponible también la nueva secuela de la serie, ¿adivinan cómo se llama? “El ataque del tiburón de cinco cabezas”… ¡Qué hacer con tanta creatividad, Dios mío!

“Tiburón fantasma” (2013)

Para terminar, una de mis consentidas: “Tiburón fantasma”. ¿Creían que las premisas presentadas resultaban ya demasiado ridículas? Eso es porque no han observado a un tiburón que amenaza no únicamente en el mar, en un lago o en un río… ¡sino en una maldita cubeta! Sí, así de ridícula resulta esta película llena de gracia, que nos presenta a un tiburón que después de haber asesinado violentamente por un pescador, regresa pero en forma espectral como venganza -otra vez- contra los pinches humanos horrorosos.

 

La película ofrece escenas de un ridículo extremo, pero quizá mi favorita es precisamente la de la cubeta, cuando un niño barroso disfruta de una atractiva vista de chicas en bikini lavando su auto, sin esperar que de repente el tiburón fantasma se coma a una precisamente cuando sale de la cubeta… Perdón, pero no se cómo expresar en letras la carcajada que acabo de soltar.

En fin, con esta selección de películas ya están más que listos para el próximo estreno de “Megalodón” (2018). Quizá, algunas menciones como “Alerta en lo profundo” (1999), “Aguas profundas” (2012) y la original “Megalodon” (2012) puedan satisfacerlos si se quedaron con ganas de más; aunque no deben de preocuparse mucho, ya que en realidad existen ¡cientos de películas de tiburones para calmar esa hambre voraz! ¿Ustedes cuáles me recomiendan?

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

TE RECOMENDAMOS:

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Camina sobre mí’, de Nelson y Los Filisteos

Next Story »

CITI AEC: punto de encuentro para arquitectura, ingeniería y construcción

Leave a comment