• Page Views 798

Andrés Cepeda desde el Teatro Metropólitan

Por Christian Escamilla.

En su segunda visita a México, el cantante colombiano Andrés Cepeda tuvo una cita con su público el pasado 23 de mayo en el Teatro Metropólitan.

El músico se engalanó para dar la bienvenida a los asistentes que comenzaron a llegar al recinto capitalino. A las afueras se vivía un cálido ambiente y los suvenires del artista estaban listos: la gente formada esperaba el momento de la gran presentación.

En punto de 20:45 horas, los músicos sobre el escenario dejaron sonar los primeros acordes para dar así inicio a la velada con el primer tema de la noche: “Lo mejor que hay en mi vida”. Seguido de esta, continuó con “Déjame ir” (canción que grabo con Morat) y darle paso a “No te vayas todavía». Entre palmas al aire en el teatro, Cepeda agradeció a su público invitándolos a cantar junto a él “Por el resto de mi vida”canción con la cual encontró la oportunidad para estar más cerca a sus fans bajando del escenario y así unirse a ellos siguiendo con esta melodía.

“Me voy” y “Sé morir” fueron otros momentos en los que el recinto se encendió; fue cuando el guitarrista se presentó al centro del escenario haciendo vibrar su guitarra y así darle paso a “Cómo te atreves”, “Voy a extrañarte”, “Besos usados”  y «Día tras día».

Cepeda se remontó al pasado y nos regaló un par de canciones de Poligamia (banda donde inició su carrera en la década de lo 90s). También compartió con sus fans “Magia”, canción que grabó Sebastián Yatra siendo una de las más coreadas de la velada. “Mejor que a ti me va” (versión reggae) y “Piel canela”, fue otro instante inolvidable que quedó en el recuerdo de los asistente al igual que cuando interpretó “Embrujo”, ya para finalizar la noche en donde los espectadores se pusieron de pie y entre aplausos despidieron al cantante.

Sin duda Andrés Cepeda nos obsequió una noche mágica: musical inolvidable, llena de romanticismo y energía positiva. Los más fervientes admiradores lo recibirán con los brazos abiertos nuevamente.

Imágenes tomadas del Facebook del músico.

 

 

Share This Article

Entrevista a Patiño: cuerdas de nylon y amor por las raíces latinas

Next Story »

«La camarista», o la tragedia de la invisibilidad

Leave a comment