• Page Views 853

«Atroz»: la incomodidad que debe causarnos la violencia

Por Asfaltos.

La frase promocional con la que me hacen llegar “Atroz” me deja un tanto pensativo: “la película más violenta en la historia del cine mexicano». Pienso a mis adentros que si de algo sabemos de sobra en México, eso es de violencia. Lamentablemente en los últimos años, y sobre todo a partir de la fallida “guerra contra el narcotráfico” iniciada por el entonces presidente de México, Felipe Calderón, la violencia ha pasado a formar parte de nuestras vidas, más que nunca. Feminicidios, desapariciones forzadas, violencia contra los migrantes y un largo etcétera se suman a nuestro contexto de violencia. “La película más violenta en la historia del cine mexicano…”

“Atroz” es el más reciente trabajo del realizador mexicano Lex Ortega, a quien conocemos bien en el mundo del cine gracias a “México bárbaro» (2014). Director, guionista y también diseñador sonoro, Lex Ortega se embarcó con “Atroz” en una aventura que parecía casi suicida. Levantar una película en México es complicado, pero hacerlo de las características que Lex quería parecía francamente imposible. Después de un deambular que parecía llevarlo sin rumbo, o inclusive a la piratería como distribución, “Atroz” llega a cines, a cines comerciales…

Lex Ortega es un contador de historias, y con “Atroz” nos cuenta una, a su manera… La película, después de una sí escalofriante lluvia de datos donde nos recuerda la cantidad de crímenes que se realizan en México y sobre todo el altísimo porcentaje de éstos que quedan impunes, inicia en un sitio donde acaba de ocurrir un choque. Ahí dos aparente delincuentes son detenidos por unos policías que terminan descubriendo el horripilante historial criminal de ambos. Los dos son secuestradores, pero además de secuestradores, son torturadores. Crímenes de odio, feminicidios. Lo que en nuestro día a día se ha vuelto tristemente en algo común, normal, cotidiano.

Construida por partes, pues se fue elaborando primero como un corto que terminó en largo, “Atroz” nos presenta la cruda deconstrucción mental de uno de los dos criminales. Cruda, muy cruda, no voy a mentirles, la forma en la que Lex consigue con su equipo el mundo del personaje Goyo que por cierto también interpreta el director. Sí, nos hemos acostumbrado a la violencia en nuestro país, ha formado parte de nuestro día a día, pero con “Atroz” no podemos más que rechazarla. Lex Ortega quería provocar con su película, y lo consigue. Mientras tratamos de sacudirnos de la mente lo que observamos notamos cómo es que en efecto no podemos acostumbrarnos como sociedad al horror mismo.

Quizá el ensamblaje final de “Atroz” deja muy en evidencia que la cinta fue construyéndose conforme iban presentándose las oportunidades para filmarla. Lo anterior, sobre todo queda muy claro con un final que si bien entiendo por la denuncia que le acompaña, termina por parecerme un tanto forzado en la trama. Eso sí, técnicamente la película es asombrosa. No quiero ahondar en detalles que me serían imposible compartirles, pero la forma en la que se nos presentan los hechos violentos nos hacen pensar que en efecto estamos frente a un material original encontrado, y no frente a una obra de ficción. Espeluznante, les digo.

 

Que “Atroz” se estrene en cines comerciales es ya un triunfo para Lex Ortega y su producción; aunque sean un par de salas en los complejos mayores, que el cine de todo tipo de discursos y públicos se pueda observar, es algo a presumir. La película confronta en todos sentidos, nos provoca en tiempos donde pocos trabajos son los que realmente nos sacuden. Naturalmente que el gusto es algo subjetivo, y desde luego que esta película podrá ser demasiado para muchos, pero de que vale la pena adentrarse en ella para reflexionar hasta qué punto nos hemos acostumbrado a algo tan terrorífico como el horror mismo, es ya una buena razón para observarla.

“Atroz” apuesta por algo que consigue con creces. Ahí está el mérito de esta película que podrán observar en Cinépolis Forum Buenavista, Cinépolis Aragón, Cinemex Reforma, Cinemex Insurgentes y Cinemex CNA.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

«La casa con un reloj en sus paredes»: magia y misterio para toda la familia

Next Story »

«Tamara y la Catarina»: una entrañable y sencilla historia de amor

Leave a comment