• Page Views 1025

«Brightburn: Hijo de la oscuridad»: los mismos vicios del género de superhéroes

Por Asfaltos.

No cabe duda de que nos encontramos en los tiempos de los superhéroes en todo tipo de pantallas. Y es que no siendo ya suficiente su apabullante presencia en el cine, en la televisión y en las plataformas de video on demand, siguen apareciendo propuestas de diversos estilos que busca aprovechar su enorme popularidad. Ahora, en forma de película de género, llega una apuesta más bajo la tutela de un viejo conocido.

Con James Gunn como productor y guía, y su hermano Brian y su primo Mark como guionistas, llega a cines nacionales la película «Brightburn: Hijo de la oscuridad» (2019). La cinta, sin más, nos presenta una versión alternativa de la conocida historia de Superman, en donde en lugar de convertirse en el héroe bueno que conocemos, terminara convirtiéndose en un ser con terribles y malignas intenciones. No, la cinta no tiene la marca de Superman ni de la DC, pero todo lo que la envuelve así nos lo sugiere.

Estamos en Kansas, con dos papás que no pueden tener un hijo que se encuentran a uno en el interior de una nave que choca con la Tierra; escuchamos inclusive reminiscencias del más reciente tema musical de Hans Zimmer para «El hombre de acero» (2013) e inclusive el arte de la cinta nos recuerda a la película de Zack Snyder. Sí, no queda duda de que los escritores querían escribir la versión de un Superman maligno; historia, que por cierto, ha sido ya varias veces explorada en los propios cómics, en videojuegos y hasta en el mismo cine.

En función de prensa con la presencia del director de la cinta David Yarovesky, mi colega y amigo Antonio Camarillo le preguntaba al realizador si el entorno familiar del protagonista de «Btightburn» sería la clave de su maligna transformación. Yarovesky, quien platicó con la prensa antes de que pudiéramos ver la película, se limitó a decir que lo mejor sería que cada uno de nosotros estuviéramos atentos a la pantalla. La verdad es que la idea de Camarillo me resultaba más interesante que lo que finalmente pude ver en la cinta.

Con la misma poca profundidad de muchas producciones del género, «Brightburn» se queda corta en sus pretensiones. Para David Yarovesky la intención era convertir al personaje en el nuevo Freddy Krueger; y si bien la película resulta entretenida y seguramente funcionará bien con el público juvenil -su objetivo-, a mi parecer se desaprovecha una oportunidad ideal para dotarle de un mayor interés. Muchos elementos de los que rodean al joven Brandon Breyer (Jackson A. Dunn) quien se convertirá en el Brigthburn/Superman de la cinta, son desaprovechados para ser relegados por los efectos visuales que al final terminan por ser lo menos interesante.

El guion es sin duda uno de los principales elementos culpables de lo anterior. El entorno familiar, la relación del joven Brandon con sus compañeros e inclusive el actual entorno social y tecnológico de nuestros tiempos, son desaprovechados para volver a contarnos una historia simple que lo único que nos propone es la premisa ya descrita: ¿qué sucedería si Superman fuera malo?

Tan solo me acordé en el mundo de los cómics de la premisa de un Superman que en lugar de llegar a Estados Unidos hubiera aterrizado en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en plena Guerra Fría; la novela gráfica por sí misma tiene un trasfondo y desarrollo mucho más interesantes que lo que se nos presenta en «Brightburn». ¿Otro ejemplo? El Superman de «Injustice», quien tras ser engañado por el Joker asesina sin ser consciente a su amada Louis Lane, y entonces enloquece. Ejemplos hay muchos; mismos que desaprovechó «Brightburn» para caer en las mismas convenciones de siempre.

 

Como producto de entretenimiento, a pesar de resultar «Brightburn: Hijo de la oscuridad» una experimentación en el género de superhéroes, termina por repetir los mismos vicios y errores de sus símiles. No dudo -reitero- que la película funcione bien en la taquilla, sin embargo personalmente me quedé con ganas de ver más, sobre todo porque la trama invitaba a arriesgarse más y no solo a quedarse, una vez más, en la comodidad de la historia de siempre… Sí, este «Superman» es tan similar al más reciente Superman del cine, hasta en lo gris de su planteamiento.

«Brightburn: Hijo de la oscuridad» estrena en cines hoy viernes 17 de mayo. ¿La ven y la comentamos?

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Distante instante’, versión Madame Récamier

Next Story »

Phoenix en El Plaza: una noche mágica de ‘gelato’ y carisma musical

Leave a comment