• Page Views 2857

Calles de México: El famoso tranvía “Cerito”

Por Enrique Figueroa Anaya.

Hace unos días, con motivo del uso diario que he estado haciendo del transporte público capitalino, platicaba con una buena amiga sobre los peligros de dejar en manos de otros nuestros viajes sobre todo, en un microbús de Ciudad de México. En una anécdota en donde me subí al último camión de una de tantas noches en las que me ha tocado regresarme “a patita”, le contaba a mi amiga sobre las “carreritas” y “salto de topes” del chofer en turno…

InaugurationTrolleyDF1900

Me decía ella que lo mismo le sucedía, y peor aún, cuando se le cruzaba por la mente aquella escena de la pobre Frida Kahlo víctima de un accidente en los entonces populares y funcionales tranvías de la capital mexicana. Acababa, me confesó ella, de ver la cinta de la famosa y polémica artista mexicana. Su accidente, varias veces representado por ella misma, causó un efecto tal no solo en ella, sino en su familia.

En, todas estas memorias me llevaron a acordarme de una reciente visita que había hecho al Museo del Servicio de Transportes Eléctricos capitalino, que pueden ustedes visitar en Municipio Libre 402, en la colonia San Andrés Tetepilco, delegación Iztapalapa. Ahí, en ese sitio pocas veces difundido, me encontré con una curiosidad llamada el “Cerito”.

Siendo ahora precisamente un objeto de museo, el “Cerito” fue en su momento el primer transporte electríco de Ciudad de México, cuando fue parte del servicio del mismo tipo que inaugurara el entonces presidente de México, Porfirio Díaz, en un muy lejano 15 de enero de 1900. Se dice que el “Cerito” sería precisamente el primer tranvía que circularía en calles mexicanas.

Su fabricación se remontaba dos años antes, en 1898, cuando el “Cerito” fue ensamblado en el taller dedicado a la construcción y mantenimiento de los tranvías; taller que la Compañía Limitada de Ferrocarriles pidió contruir.

El “Cerito”, que formaba parte de la línea de carros que viajaba por las calles de una muy distinta a hoy Ciudad de México, dejó de circular casi 90 años después, para posteriormente ser entregado a la Alianza de Tranviarios de México, con el único motivo de resguardarlo como un transporte histórico. Sí, el “Cerito” se le denominó así porque era precisamente el Tren número “0”.

El Museo del Servicio de Transportes Eléctricos, ubicado en Municipio Libre 402 , 3er. piso, colonia San Andrés Tetepilco, Iztapalapa, Ciudad de México, abre de 9:00 a 16:00 horas los días laborables. Acceso gratuito.

Foto de portada: Manu El Cabr.
Foto: “Inauguration of electric trolley 1900 in Mexico City author unknown“.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Night Beats traerán su garage psicodélico a México

Next Story »

‘Te amaré’, de Bort

Leave a comment