• Page Views 748

“Coldplay: A Head Full of Dreams”: el amoroso e íntimo retrato de Coldplay

la-ballesta
Por Asfaltos
.

“It’s not a very good song, is it?”, David Bowie.

El pasado miércoles, contra viento -ese día la temperatura descendió tremendamente- y contra marea -vencí el tráfico en la hora pico de la Ciudad de México-, me lancé a un cine al sur de la capital mexicana para presenciar el estreno en pantallas de cine del documental de Coldplay: “Coldplay: A Head Full of Dreams” (2018). Dirigido por Mat Whitecross, quien anteriormente nos regaló el documental de Oasis “Supersonic”, “Coldplay: A Head Full of Dreams” es una mirada profunda e íntima de una de las bandas más exitosas en la música contemporánea.

Ansioso por no quererme perder ni un solo detalle, pero también por no querer llegar sin palomitas de por medio a la sala, llegué literalmente rayando a mi butaca en una sala repleta. De mi lado izquierdo tenía a una pareja cuyo elemento varonil era visiblemente el más animado por la música de lo británicos; mientras de mi lado derecho tenía a un par de amigos que bromeaban sobre estar ahí presentes en la sala, pero conforme fueron pasando los minutos fueron silenciados por lo que iban viendo en pantalla.

“Coldplay: A Head Full of Dreams” es un repaso total por los poco más de 20 años de carrera de la banda liderada por Chris Martin. Mat Whitecross, quien conoció a Martin y por ende a la banda antes de que se integrara ésta formalmente en 1997, es el testigo privilegiado de un grupo que como todos ha pasado por distintas etapas que los han llevado a esa cabeza llena de sueños a la que remite el título del documental, y también el más reciente álbum de Coldplay.

Coldplay no son para nada la mejor banda del mundo. Musicalmente sus materiales más interesantes podríamos afirmar que son los dos primeros; después de “Parachutes” y “A Rush of Blood to the Head” Coldplay renunciaron a una pretención musical a la que también, para ser ciertos, es posible que nunca aspiraron. Coldplay es de mis grupos favoritos, de eso no hay duda. Cuando vinieron por vez primera a México no tenía el dinero necesario para verlos y me quedé con las ganas; triste porque se habían acabado los boletos en un par de horas. Las siguientes tres ocasiones no me los volví a perder; me sé casi todas sus canciones.

Definir lo que significa para mí Coldplay es sencillo: un grupo que hace música para sentirse feliz. Mat Whitecross, dándole voz a Chris Mertin, Jon Buckland, Guy Berryman y Will Champion, acierta en presentarnos precisamente eso, la razón más grande por la que millones en todo el mundo amamos la música de Coldplay. Escuchar a todos y cada uno de los miembros nos ayuda a construir la historia de una banda de la que no conocíamos todos los detalles. Personalmente no conocía yo que Will Champion en principio no era un baterista, y segundo que fue por un breve periodo expulsado por el propio Martin de la banda por las presiones de ser ya un proyecto musical profesional.

Sí, hay música presente a lo largo del documental, pero ésta se nos presenta en momentos específicos y sobre todo para contarnos parte de las dos décadas de historia de la banda. Meterse en el estudio, y hasta en la casa de Chris Martin para descubrir cómo nacía la música de Coldplay, es un privilegio que el realizador del documental nos regala con lujo de detalle.

“It’s not a very good song, is it?”, contestaba el fallecido genio David Bowie a una carta en donde Coldplay le pedían que se les uniera a interpretar una canción. La respuesta, dada a conocer por la propia banda tras la muerte de Bowie, habla de esa nula pretensión de ser algo que no son; de ser auténticos, sinceros consigo mismos y de divertirse con ello. En “Coldplay: A Head Full of Dreams” Mat Whitecross acierta con el rumbo del documental. Podrá ser una curiosidad para quienes son ajenos a la banda; pero es sin duda una carta de amor para los fanáticos que los disfrutamos tremendamente.

 

“Coldplay: A Head Full of Dreams” se puede disfrutar ya a través de Amazon Prime. Si son fans de la banda es imperativo que no se lo pierdan; lo disfrutarán demasiado.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Puerto en construcción’, de Sebastián Romero

Next Story »

¡Felices 90 años Mickey Mouse!

Leave a comment