• Page Views 788

Cómo la industria del entretenimiento cambió a la de los juguetes, y viceversa

la-ballesta
Por Asfaltos
.

Para entender algo de lo que sucede en parte de la industria del cine comercial hollywoodense, hay que remontarse por lo menos unos 40 años atrás. A finales de los 70, en un mundo cinematográfico que cambió drásticamente a raíz de éxitos comerciales como “Jaws” (1975) y sobre todo “Star Wars” (1977), una serie de cambios empezaron a gestarse en lo que llamaría yo: la implantación de “el chip del consumismo” en los niños de esa generación en adelante. La infancia cambiaría para siempre y uno de esos enormes factores serían los juguetes.

A finales del año pasado, en el marco del reciente estreno de “Star Wars: The Last Jedi”, y sobre todo la temporada navideña, se estrenó en Netflix una serie de 4 episodios iniciales llamada “The Toys That Made Us”. Si bien el planteamiento de la serie es un poco distinta a como comencé mi columna, verán que si hay cierta conexión con ello. En sus sinopsis, “The Toys That Made Us” se nos presenta como: “Las mentes detrás de las más icónicas franquicias de juguetes hablan sobre el auge y la caída de sus millones de creaciones”.

El primer episodio de la serie está dedicado a los juguetes de Star Wars. La historia no podría ser más que fascinante, ya que si bien se explora el inicio de una de las franquicias de juguetes más poderosas en el mundo, se nos van presentando también otros temas. Observamos cómo, como parte inicial del plan de la película de George Lucas que inició todo, estuvo siempre presente la idea de expandir el mercado con una serie de juguetes. Conocemos entonces cómo una compañía pequeña llamada Kenner le entraría al quite, la forma en la que éstos reaccionaron frente al secretismo del propio Lucas y posteriormente el insospechado éxito de la película, además de todos los embrollos legales, comerciales y de negociación que existieron detrás.

Naturalmente que se nos presentan juguetes, datos relevantes de éstos, curiosidades, inclusive hasta una breve entrevista sobre la importancia que con el tiempo adquirirían para los futuros coleccionistas, y otros temas más. Pero en realidad, lo que yo destaco entre otras cosas, es la forma en la que una película como “Star Wars”, y sus posteriores secuelas, fueron cambiando para siempre no solo la industria de los juguetes, sino también la del cine.

En una entrevista posterior al éxito de “Star Wars”, uno de los ejecutivos de Kenner revela cómo una de las principales preguntas para Lucas sería: ¿Y para cuándo la que sigue? El fenónemo cinematográfico de “Star Wars”, y las posteriores “Star Wars: The Empire Strikes Back” y “Star Wars: Return of the Jedi”, no solo impulsaría a una industria del juguete -impulsó nada mas y nada menos a que saliera del anonimato una empresa como Kenner, por cierto con un primer acuerdo comercial formidable (mismo que me resultó una gran revelación)-, sino también a toda una industria del entretenimiento que aprendería que productos como las películas de Lucas, resultaban más que importantes para el futuro millonario de la industria.

El segundo episodio que vi de “The Toys That Made Us” complementa la idea ya mencionada. Me refiero al episodio 3 de la serie, dedicado a “Masters of the Universe”. La serie de juguetes, creada en parte como réplica al éxito de Kenner con Star Wars -por cierto, Mattel con la pena enorme de haber rechazado a Lucas y su película-, tuvo una historia curiosa que sobre todo resulta bastante entretenida de conocer.

Conocemos primero el cómo se llegó a la idea del protagonista principal de “Masters of the Universe”, He-Man, así como de los demás personajes que le acompañarían. También el origen de algunos de los elementos más icónicos de los juguetes que nacieron principalmente de bromas y situaciones anecdóticas que terminarían impactando en toda una generación de niños, el impacto del coleccionismo reciente de la franquicia que se ha vuelto emblema de la generación de ahora adultos que compran juguetes, y sobre todo la tremenda historia de éxito inesperado de la serie que terminaría en una aún todavía más inesperada historia de fracaso, entre otras cosas.

Lo que a mí me llamó la atención, fue la anécdota de la vez que los ejecutivos de Mattel tuvieron que visitar a los de Toys “R” Us. En aquella visita, como se recuerda en el episodio de la serie, los ejecutivos estaban encantados con la idea de “Masters of the Universe”, pero les faltaba algo de la ecuación: “Star Wars tiene películas, ¿ustedes qué tienen?”

Vemos cómo a raíz de esa pregunta nace también la serie animada de “Masters of the Universe”, misma que terminaría impactando a toda la industria de la animación, con la intención de conectarse con la de los juguetes y replicar fenómenos que a los niños de los 80 y 90 terminaría por implantarles el que llamo yo “el chip del consumismo”.

 

Sin ahondar tanto en el tema, pero sí generando la reflexión, “The Toys That Made Us” nos permite entender cómo una serie de industrias creativas se fueron fortaleciendo una de otra para convertirse en lo que son hoy. Lo que se vivió en aquellos años fue el inicio del nuevo mundo que vivimos hoy, en el que las franquicias, sobre todo, se han vuelto la joya de la corona pensando siempre en millones de dólares. El consumismo que vivimos en el presente, se definió en gran parte de ese modo gracias a lo que se construyó en aquellos años, y “The Toys That Made Us” nos cuenta parte de la historia.

Los otros episodios de la serie están dedicados a Barbie y a los G.I. Joe; seguramente el camino de la reflexión nos llevará a otro punto, y les aseguro también que a pesar de no ser fanáticos de alguna de esas dos franquicias, aprenderán y se divertirán tremendamente. No dudo entonces en recomendar “The Toys That Made Us” por Netflix, y sobre todo en invitarles a que se sumen a mi reflexión para platicar sobre el tema. Invitados están.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

TE RECOMENDAMOS:

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Cinépolis y tecnología japonesa añaden horror a “La noche del demonio”

Next Story »

Poptone ofrecerá fecha única en Ciudad de México

Leave a comment