• Page Views 10658

‘Conexión mortal’, cuando el prestigiado escritor deja a la deriva su texto

Por Sandyluz.

¿Quién escucha “Stephen King”, sin sobresaltarse e intercambiar miradas? Sus novelas son ampliamente leídas por toda clase de público. Hoy, en pleno 2016, ostentan enorme popularidad. ¿Y si el mismísimo Stephen King escribe la historia y participa del guión adaptado para la pantalla grande? El espectador siente el vértigo galopando en su interior, al recordar la versión escrita o fílmica de «Miseria», «La niebla», «Christine», y claro, «Eso». Ahora, «Cell» escrita en 2006, está por estrenarse en todos los cines.

unnamed(1)

Todo comienza con un conflicto catastrófico que amenaza la estabilidad social. Clay Riddel, escritor de historietas, acaricia la oportunidad de publicar su novela gráfica “El caminante oscuro”. En un tumultuoso aeropuerto el caos inicia: el inquietante ruido en la telefonía celular hace experimentar a sus usuarios convulsiones y cambios drásticos de conducta, tornándose autómatas violentos y sanguinarios (muertos vivientes, la metáfora del zombi en acción). Todos corren por salvar su vida; muchos perecen. Clay Riddel sólo tiene en mente reunirse con su hijo. En su trayecto, se reúne con Tom McCourt, experto en armas (y con algún otro personaje que se suma o se resta en la trama). Advierten que “los nuevos pobladores” actúan al unísono, coordinados como rebaño; asimismo, la señal que los torna criaturas despersonificadas, proviene también de guturales vocalizaciones de los afectados, hecho sumamente perturbador. La amenaza está en todos lados.

Si bien la historia promete, la versión fílmica es desalentadora. «Cell» o «Conexión mortal» en su título en espeñaol, dirigida por Tod Williams, cuenta con las actuaciones de John Cusack, Samuel L. Jackson e Isabel Fuhrman («La huérfana», 2009). La realización del filme es correcta, empero, la trama se va en picada, desde el desequilibrante conflicto, hasta el clímax flojo que genera espacios vacíos sin posible explicación. Sospecho que, adhoc a la efervescencia de los efectos especiales, los realizadores se enfocaron más en la hechura del filme, que en la sustancia. Los personajes, encarnados por actores consolidados, son siluetas, débil sombra, en comparación con los de la novela –Stephen King suele trazar una radiografía intimista de sus personajes–. Demasiada premura para mostrar la psicología de los personajes; muchas dudas se generan a partir de los dos principales; ¿los demás?, simplemente prescindibles.

conexionmortal-2

El filme no construye al protagonista de la novela gráfica de Clay Riddel, ni el porqué de su liderazgo en la conciencia colectiva de los nuevos pobladores, siendo que aparece repetitivamente en pesadillas e intercambios telepáticos. Este recurso de meta-referencialidad, abruptamente desperdiciado en la versión fílmica, deja un cabo suelto. Creo, yo, ferviente admiradora del trabajo narrativo de King, que la novela sí aclara cómo dicho personaje ficcional trastorna la mente de las personas.

Finalmente, el factor sorpresa se diluye en el frenesí de huir a Nowhere Land. Nunca entendemos a dónde van los personajes, cuál es su motivación (¿salvar el día?). La historia termina siendo “otra más” de Apocalipsis y de zombis. Faltó un plan, un investigar las causas ulteriores de tan desastrosa pandemia. Inverosímil que los personajes divaguen sin rumbo, acompañando a un desconocido a reencontrarse con su hijo. El filme no tuvo tiempo para explicar tanto.

Sin pecar de pesimista, «Conexión mortal» tiene sus atributos. Debe vérsele como taquillera, sin grandes esperanzas. Debe ser una experiencia para aproximarnos a la novela, la cual, definitivamente, resolverá las dudas y aportará mucho más.

«Conexión mortal» estrena mañana viernes 22 de julio, cortesía de Cinépolis Distribución.

Fuentes consultadas:
King, Stephen. «Cell». Estados Unidos: Charles Scribner’s Sons, 2016.
Williams, Tod. «Cell». Estados Unidos: Saban Films and Benaroya Pictures, 2016.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Ya mucho roche (Otorongos)’, de La Inédita

Next Story »

«Valley of love: Un lugar para decir adios», una reunión inesperada

Leave a comment