• Page Views 739

“(Des)encanto” no me dejó tan desencantado

la-ballesta
Por Asfaltos
.

Con motivo de la pasada San Diego Comic-Con, les platicaba en ese momento del próximo estreno de la más reciente serie animada del genio Matt Groening. Groening, reconocido como el creador de la ya legendaria “Los Simpson” (1989 – al presente) y de la cada vez más revalorizada “Futurama” (1999 – 2013), regresaría este año con un nuevo trabajo. Pues bien, Groening presentaba en la Comic-Con el primer avance de “(Des)encanto”, serie animada que por cierto es alojada en la plataforma de video on demand Netflix.

Estrenada el pasado 17 de agosto del presente año, “(Des)encanto” nos presenta la historia de Bean, una princesa poco común que rebelde se la pasa fuera de su castillo y siempre en un conveniente -para ella- estado alcohólico. Bean vive junto a su padre, el rey Zøg quien intenta con poca fortuna educarla una vez que su madre murió hace ya varios años. Junto a Bean, en el castillo viven su madrastra, la reina Oona; y su medio hermano, el príncipe Derek.

A la par que conocemos la historia de Bean, se nos presenta también a Elfo, un joven y optimista duende quien a pesar de vivir en un mundo ideal y literalmente colorido y dulce, termina por -precisamente- desencantarse del lugar donde ha pasado toda su vida. Para Elfo debe haber un lugar más allá de su tierra endulzada, por lo que en un ataque de valentía pisa fuera de su hogar para descubrir el mundo fuera que le espera.

Sí, hay un tercer elemento en “(Des)encanto” y ese es el demonio Luci del que poco a poco iremos conociendo más, y del que prefiero no revelar mucho para mantener la sorpresa de la serie.

En cuanto salió publicada “(Des)encanto”, lo primero con lo que me topé son los muchos comentarios negativos que recibió en redes y en crítica. Sin indagar mucho en lo que se decía, lo primero que noté yo mismo en esta serie era que en efecto, no se trataba de un trabajo para carcajearse. El tono de la serie, si bien mantiene el tono cómico que caracteriza los trabajos de Matt Groening, no es para morirse de risa. Si bien eso desde luego que no la hace mala, sí puedo suponer que fue algo que no agradó a quienes esperaban algo como los trabajos anteriores.

Como hacía notar yo desde el primer avance, la relación entre los tres personajes principales sería principalmente el corazón de la serie. Aunque diferentes, Bean, Elfo y Luci mantienen también ese mismo desencanto por su vida, mismo aspecto que les uniría a lo largo de la serie. Esa empatía que uno podría llegar a tener por los personajes principales, además resulta fundamental para agarrarle cariño a una serie que además se nos presenta como una historia en desarrollo y no solo como un evento episódico.

Sí, desde el momento en el que Bean es ofrecida contra su voluntad para casarse con un príncipe de otro reino para sellar una alianza, vemos cómo se nos va hilando una historia que del episodio 1 al 10 de la primera temporada nos va envolviendo poco a poco con sus detalles muy bien presentados.

Me llamó también mucho la atención el detalle en la animación. Desde luego que la tecnología ha cambiado, pero lo bien trabajado de la animación es algo que hay que destacar en “(Des)encanto” como parte de los trabajos ya conocidos de Matt Groening. Hay cuadros que bien vale la pena detener para observar; me gustó, sobre todo, el detalle en los paisajes del mundo medieval y mitológico en el que se desarrolla la historia.

No, “(Des)encanto” no mata a carcajadas, pero sí mantiene su tono cómico, pero además con un tono muy sentido de drama. Hacia el final de la primera temporada lo anterior resulta todavía más evidente, al punto en el que lo que se nos va presentando se combina de tal modo que es imposible que no nos atrape. Los últimos 3 episodios de la primera temporada nos hacen, sin duda, desear que llegue pronto una segunda.

 

Sí, no diría que “(Des)encanto” es fantástica, pero sí diría que es entrañable y entretenida. Si no le han dado una oportunidad por lo malo que han leído de ella, acudan y háganse ustedes de una opinión propia. Cierto es que el desarrollo de la primera temporada pueda llegar a ser lento, pero sean pacientes que los últimos episodios bien valen la pena la espera.

¿Qué dicen, la ven y la comentamos pronto? Acá, con un buen tarro de cerveza del medievo, estaré esperándoles.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Phía’, de Andrea Corona

Next Story »

Conoce todos los detalles del FICM en su 16ª edición

Leave a comment