• Page Views 1297

«Dunkerque», sacudidón emocionante que debe verse en IMAX

Por Asfaltos.

Son tantas las películas las que se estrenan semanalmente, pero son pocas en realidad las que nos trascienden. Pueden hacerlo de diversas maneras. Pueden emocionarnos, pueden tocarnos, pueden divertirnos, pueden asombrarnos y pueden sacudirnos… «Dunkerque», la esperada vuelta de uno de los cineastas más espectaculares en la actualidad, Christopher Nolan, nos sacude.

En la historia contemporánea uno de los eventos más presentes en los diversos medios es indudablemente la Segunda Guerra Mundial. El dramático evento ha sido plasmado en distintas y muy diversas formas desde su finalización y hasta nuestros días; y seguirá siendo también una fuente innagotable de historias que mantendrán vivo el tema en este caso también en el cine.

La batalla de Dunkerque, la primera de la etapa «seria» de la Segunda Guerra Mundial -tras el periodo conocido como guerra de broma-, se llevó a cabo precisamente en Dunkerque, Francia, entre los Aliados y la Alemania nazi. El conflicto se resume en la defensa y evacuación de las fuerzas británicas y aliadas, del 26 de mayo al 4 de junio de 1940. La historia ya había sido plasmada en el cine en la película «Dunkerque» (1958) de Leslie Norman con las actuaciones de John Mills, Richard Attenborough y Bernard Lee; pero no de esta manera.

Si bien la historia es ya de por sí emocionante -se trata más que de una historia de batallas, mas bien de una de supervivencia-, bajo la visión de Christopher Nolan ésta se convierte en algo absolutamente espectacular. De acuerdo a sus propias palabras, «Dunkerque» no es una recreación fiel del hecho histórico sucedido, pero sí una excusa para presentarnos el relato que finalmente logra plasmar en la pantalla grande.

Hace 19 años, bajo la firma de otro de los directores más importantes del cine contemporáneo –Steven Spielberg-, nos asombramos muchos con los primeros muy contundentes minutos de «Rescatando al soldado Ryan» (1998), en donde nos encontrábamos con una de las secuencias de acción de guerra más alucinantes que se podían -y debían- disfrutar en pantalla grande. Con «Dunkerque» los 106 minutos de duración son una experiencia que no solo es menester disfrutarse en pantalla grande, sino que es una obligación hacerlo en formato IMAX.

Desde el inicio en la cinta -nunca mejor rescatado el término, pues fue filmada en 70 mm-, se nos deja en claro que seguiremos la historia de supervivencia de soldados y rescatitas a lo largo de tres frentes: un muelle, el mar y el aire. En el muelle seguimos a los soldados que encallados en la isla francesa buscan desesperados un viaje que los regrese a casa; en el mar nos encontramos con los barcos militares y civiles que acuden al rescate; y en el aire nos encontramos principalmente con el enemigo, pero también con las fuerzas aliadas que buscan repelerlo.

La historia, reitero, es ya de por sí emocionante, pero es mas bien la ejecución de su trabajo fílmico lo que destaca a «Dunkerque» de Christopher Nolan como un viaje completo que sacude y no suelta sino hasta el final, una vez acabados los créditos finales, una vez asimilada la experiencia.

El manejo técnico en todos los aspectos es maravilloso. La música, el sonido, la fotografía, la cámara, la dirección, la producción. Las actuaciones, también, desde luego, sin embargo muy de acuerdo en su papel, con silencios marcados, con pocos diálogos y mas bien con expresiones, con miradas, con momentos llenos de tensión, nos hacen sentirnos a la mitad de conflicto bélico con toda la tensión que le incluye.

La cinta es también un muy contundente mensaje del director a quienes dan por muerto el cine en las pantallas grandes; y también otro muy sólido para una industria que poco a poco ha ido apostando cada vez menos en la originalidad. El sonido y el manejo de cámara hacen que los asientos se muevan solos, sin que haya necesidad de un movimiento mecánico: la magia del cine y el talento en su ejecución logran ese anhelado efecto.

 

Total, que «Dunkerque» es la experiencia fílmica no solo del fin de semana, sino del año. Imperdible cinta que marca el regreso del Christopher Nolan más espectacular que se le recuerde. Una cinta entretenida, emocionante, que si bien retrata la guerra, nos habla de la condición humana, de lo hermoso de lo sencillo. Un auténtico festín fílmico que sacude y que debe verse sí o sí en IMAX, y no de otra manera.

«Dunkerque» llega a cines mañana jueves 27 de julio.

Con imágenes cortesía de Warner Bros. México.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

«El planeta de los simios: La Guerra», el cierre perfecto

Next Story »

Los juegos del baúl: ‘Metroid Fusion’

Leave a comment