• Page Views 1926

El Batman que nos dejó (el otro) Snyder

la-ballesta
Por Asfaltos
.

La semana pasada se publicó en su versión original, en inglés, el #50 de la actual serie «Batman» editada por DC Comics. Comandado por el escritor Scott Snyder y el artista Greg Capullo, el reboot de «Batman» tendrá su final programado para el próximo mes de junio, momento a partir del cual vivirá una nueva etapa de la serie que nos llevará una vez más a un #1. Es así que en abril tendremos el #51 y en mayo el #52 de «Batman» (2011-2016); y de ahí nuevos cambios en la franquicia bajo el título de un nuevo evento titulado «Rebirth» (que si quieren conocer a fondo, les pido den click aquí).

joker-greg-capullo-2

La actual serie «Batman», parte del relanzamiento titulado «The New 52», ha vivido momentos diversos que en general yo calificaría como positivos. Snyder ha hecho una gran labor dentro de una serie que merece le recordemos varios instantes; aún más cuando este fin de semana pasado se anunció que se sumará a un nuevo proyecto titulado «All Star Batman» -acompañado de John Romita, Jr. en el arte, en el que se nos entregará un Batman que de entrada saldrá de Gotham City para inmiscuirse en una road trip persiguiendo a Two Face. Sin duda la nueva incursión del ya exclusivo de DC Scott Snyder emociona; aunque sí he de decir se le echará mucho de menos en «Batman».

En fin, el asunto es que Snyder se separa de «Batman», por lo que a manera de recoerdarle quiero dedicarle hoy los que para mí son los mejores momentos (sin orden de importancia) de este guionista, quien sin duda le debe también al gran Capullo (éste sí tomándose una pausa de su labor) y al equipo creativo que lo acompañaron con el éxito a lo largo de una serie que mantuvo en alto el nombre de DC Comics. ¿Empezamos?

La Corte de los Búhos

Indudablemente la mejor serie escrita por Scott Snyder, y no porque las otras que haya realizado no fueran de calidad, sino porque siento que ésta fue en la que mejor dejó su huella; sobre todo por el aporte que con el tiempo cobrará mayor relevancia de la creación de la «Corte de los Búhos», y la reintroducción del muchas veces desperdiciado Thomas Wayne, Jr. El increíble arco argumental sirvió para sentar las bases de lo que sería la huella de Snyder y Capullo. Si bien la serie puede tener algunos fallas, además de que el estilo del propio guionista pueda no gustar a todos, no cabe duda que la atmósfera de oscuridad y desesperación fueron tan solo algunos de los elementos que le dotaron de un tono único a una historia donde el propio sufrimiento de Batman se nos contagió. Además de Capullo, quien nos regalaba sus primeros trabajos realmente memorables (esas viñetas con un Batman cansado y a rastras son inolvidables), habría que mencionar la presencia del que fuera alumno de Snyder, James Tynion IV, quien se convirtió de inmediato en una de las plumas nuevas más prometedoras de DC Comics.

cortebuhos

El Batman solitario

La versión que más disfruto de Batman es aquella en la que el Caballero Oscuro pelea por su cuenta, sin alguno de sus tantos compañeros de batalla, o mejor dicho alguno de los miembros de la «batifamilia». Un hecho que influyó en el acentuamiento de esta soledad, fue sin duda la muerte de su hijo Damian Wayne en la serie que escribía en su momento el ya mítico Grant Morrison; evento que sobra decir impactó no solo a «Batman» sino a todas las demás series entrelazadas. Sin embargo de los momentos más importantes que reflejan esta soledad, destaco la relación que Batman vive con el que fuera su primer Robin, Dick Grayson. Dos momentos puntuales. El primero es cuando Dick Grayson le habla fuerte a Bruce Wayne cuando éste teme que por los lazos familiares del primer Robin se convierta en una amenaza programada por la Corte de los Búhos, a lo cual el propio Grayson le contesta que «cada quien se forja su futuro», dejando clara la molestia por las dudas excesivas de Batman. El segundo momento se presenta justo en el final de la controvertida «Death of the Family», donde Batman aleja anticipadamente al propio Grayson, sin tomar en cuenta que por el tiempo y los momentos vividos sígue siendo éste su más cercano aliado -como el propio Batman acepta, después de Alfred claro está-. Las viñetas dibujadas por Capullo, con Grayson a la puerta de la Mansión Wayne, se volvieron para mí en uno de los momentos más entrañables en uno de los arcos más emocionantes de la serie.

batmansolitario

El Batman desahuciado

Ejemplos hay muchos. Desde su confinamiento en el laberinto de la Corte de los Búhos, pasando por la persecución que vive a costa de los policías que se topan con él por vez primera en el arco argumental «Zero Year», sin dejar el enfrentamiento contra el notablemente más desquiciado Riddler, sin olvidar los múltiples enfrentamientos que vive contra Joker; sobre todo el del final en «Endgame» que lo lleva nada más y nada menos que a la muerte. Lo siento «Bats», disfruto mucho verte sufrir y Snyder se apuntó momentos verdaderamente notables; claro, apoyado del tremendo arte de Capullo que volvió todo muy sangriento y doloroso.

batmandesahuciado

La relación padre-hijo entre Alfred y Bruce

No hay más, Alfred ha sido siempre el personaje más cercano a Bruce, además de ser -y quizá lo que lo vuelve tan cercano e íntimo- lo más cercano a una figura paterna. Si bien los demás elementos de la «batifamilia» sufren con los daños que recibe Batman, es Alfred Pennyworth quien resulta siempre más lastimado. Si me preguntan por el momento más entrañable entre éstos dos, me quedo con el más reciente vivido en el último arco argumental «Superheavy», en el que un Alfred que aparentemente descansaba tranquilo por saber que su amado Bruce Wayne vivía ya una vida feliz alejada de Batman con pareja incluida; termina sufriendo cuando el propio Bruce, ya fuertemente decidido, golpea a la puerta de un muy afectado Alfred que teme lo peor: el regreso de Batman. Sin embargo también hay momentos de fortaleza, pues en muchos momentos de la serie Alfred se presenta no únicamente como el ayudante de Batman, sino como una verdadera fuerza detrás de nuestro héroe. Se trata de una pieza clave en la lucha del Caballero Oscuro; de una mano extra, aunque durante la serie pierda una.

batmanalfred

Joker

Si alguien se dio rienda suelta con Joker, ese fue precisamente Scott Snyder. La presencia del máximo villano de Batman, y sin duda también de uno de los más peligrosos para la propia Justice League, la manejó Snyder en tres arcos argumentales donde se fue destacando in crescendo. Desde su propio origen en el arco argumental «Zero Year» -que volvía a contar el inicio de Batman– donde vimos a un Jack Napier con características muy distintas a las que alguna vez nos presentó Allan Moore en su aclamado «Batman: The Killing Joke», ya que en lugar de ser un comediante desesperado pasó a ser un sádico asesino; la controvertida -aunque yo siento bien lograda- «Death of the Family» en donde vimos una de las más horripilantes versiones del villano (apoyado indudablemente por los lápices de Capullo), y cuya reinvención le pone a la altura de historias como «The Killing Joke», «A Death in the Family», «The Man Who Laughs», «No Man’s Land» y hasta «Batman, R.I.P.» o «Batman and Robin»; hasta el violentísimo y nada cómico Joker de «Endgame», donde más que nunca se vio decidido a llevar todo hasta sus últimas consecuencias (vamos, muere junto a Batman). La interminable lucha entre el bien y el mal, cuya frontera está más pegada de lo que se piensa, queda una vez más perfectamente ejemplificada en las diversas batallas entre Batman y Joker.

IMG_6840

Harper Row

¿Qué les puedo decir sobre Harper Row? ¡La amo! Otro de los grandes aportes en cuanto a personajes se refiere, es sin duda Harper Row. La joven ingeniera eléctrica punk a cargo de su hermano menor Cullen, fue un acierto en la nueva serie comandada por Snyder. Simpática y querible, así resultó este personaje clave que sobre todo en los primeros números salvó de la locura a Batman. El #12 de la serie, centrado en Harper, nos regaló además uno de los momentos más emotivos, cuando después de varios dimes y diretes con el propio Batman que la alejaba del peligro muy dolido por la aún fresca muerte de su hijo, le regala un momento de auténtica lagrimita que aplaca hasta al más feroz Caballero Oscuro.

harperrow

Riddler

Les seré sincero, la verdad no disfruté en nada «Zero Year», que si bien tiene sus momentos, se me hizo tremendamente largo (¡un año tuvimos que padecerlo!). Sin embargo, y para ser justos, entre las cosas a destacar está la personificación de un Riddler que hacía tiempo no veíamos. Y es que lejos de las versiones más simplonas de otras historias, para «Zero Year» Snyder nos presentó a un terrorista en todo el sentido de la palabra, que si bien cayó en sitios comunes como el secuestro de una ciudad, no dejó de transmitir verdadero miedo por la forma tan contundente en la que siempre defendió su venganza personal. Se agradece que uno de los personajes más clásicos de Batman, y uno de los menos mediatizados últimamente, haya vivido una versión digna. Repito, quizá el único «pero» es el largo tiempo que estuvo presente en el arco argumental, pero vale… creo que que algún día lo superaré. (Al margen, ¿a poco no están increíbles los colores de FCO? El mexicano se lució con colores pocas veces vistos con Batman, sobre todo en «Zero Year»).

riddler

Reinvención de los villanos Mr. Freeze y Clayface

En el aspecto de los villanos abordados a lo largo de los cuatro años que estuvo la seria a cargo de Snyder, uno de los aspectos más interesantes fue sin duda la reinvención de algunos de ellos. Si bien Joker se llevó toda la atención siendo protagonista en tres actos argumentales (bueno, uno sin ser formalmente Joker), dos de los antagonistas que más me gustó ver fueron Mr. Freeze y Clayface. Freeze, bajo la guía de Snyder y Tynion IV, logró presentarse con un nuevo y más oscuro origen que he de confesar me enchinó la piel. Alejado quizá un poco de la imagen tradicional en la que se veía más como víctima que como victimario, el nuevo Mr. Freeze se nos presentó más gélido que nunca; y es que no me van a decir que aventar a su propia madre a una fría muerte en aguas congeladas resulta poca cosa. Mismo caso el de Clayface, quien se volvió un personaje peligroso y sobre todo inteligente, muy alejado de aquellas frívolas presentaciones que habíamos visto de él anteriormente. Su origen resultó mucho más interesante, y de hecho provocó historias posteriores.

mrfreeze2

James Gordon

Otro personaje vital en la vida de Batman es James Gordon, quien a lo largo de la serie comandada por Snyder recibió un tratamiento más que afortunado; desde su presentación de manera cronológica en «Zero Year», hasta su inesperado paso como portador del manto de Batman en «Superheavy». Dio gusto, por ejemplo, verlo tan franco cuando se reencontró con Batman pensándolo desaparecido tras el secuestro de Gotham City a manos de Riddler, así como ver su valentía en «Endgame» donde también le vimos vulnerable en el momento en el que fue amenazado por Joker. Sobre su paso como Batman a mi pareer funcionó, sobre todo porque esa etapa le permitió entender mejor a su aliado, y hasta pedirle perdón por tener que regresarlo como protector de Gotham City al final de la serie. Eso sí, Gordon es tan fuerte como siempre, además de no perder ese sentido de sacrasmo con el propio Batman ganado sin duda a pulso por las aventuras pasadas. El traje del «Bat-Gordon» me gustó mucho, evocando en muchos aspectos al legendario disfraz de «Troika».

gordon4

Bruce Wayne

Y al final, y en absoluto menos importante, el acercamiento de Snyder a Bruce Wayne fue otro acierto. Abordado a lo largo de la serie como un hombre solitario, quizá un poco alejado de esa imagen de playboy clásica del personaje, el tratamiento más afortunado de Wayne fue sin duda en el último arco argumental de la serie. Cuando Batman había muerto, nació Bruce Wayne, justo como Alfred siempre soñó que debiera ser: un hombre mas bien dedicado a las labores altruistas como sus padres, y con un amor estable que le auguraba una familia. La fantasía de Alfred se veía cumplida, hasta que Gotham exigió a su Caballero Oscuro. La reintroducción del primer amor de Batman, Julie Madison, resultó acertadísima; su arte, una vez más a cargo de Capullo, le dotó de gran sensualidad, mientras que en lo referente a la historia su personaje se engrandeció gracias al sacificio que hace ella (metafóricamente hablando) para darle el último empujón a un Bruce antes de su regreso como Batman. La muerte de Bruce Wayne regresó a la vida a Batman; pero nos regaló igual una reflexión hermosa al final: Batman es por el amor a su ciudad, ciudad que le provoca inspirar a sus habitantes, y ciudad que de ninguna manera resulta una loza para nuestro héroe. Si bien me encanta el Batman perturbado y marcado por su promesa de venganza, no voy a negar que esta aproximación del personaje se me hizo entrañable y evidentemente trascendente.

brucealfreddream

Pues bien, estos son tan solo algunos puntos por los que el Batman de Snyder quedará marcado en el «bativerso» del personaje creado por Bob Kane y Bill Finger en un ya muy lejano 1939. Cierto es que el estadounidense ha provocado mucha controversia, cierto es que a muchos no termina de gustar su estilo, y cierto es que en realidad tiene todavía mucho trabajo por hacer para finalmente consolidarse como alguien merecedor de más adjetivos positivos. Su mérito, más allá de odiosas comparaciones, es indiscutible empezando por el hecho de ser la cabeza de un gran equipo creativo principal que además del dibujante Greg Capullo y el guionista James Tynion IV, involucró a los entintadores Jonathan Glapion y Danny Miki, así como al colorista FCO Plascencia (mexicano, que por cierto, se ganó su nombre con el paso de los números en la portada). Scott Snyder, sin duda, se destacó en cuatro años y medio a cargo de «Batman» como uno de los más interesantes guionistas del Caballero Oscuro. Tras el «Rebirth» anunciado por DC Comics, habrá que seguirle la pista en la que auguro será una de las próximas series más interesantes a seguir. Por lo pronto, y para quienes no son asiduos a los cómics pero deseen adentrarse en ellos, la recomendación es conseguir todos y cada uno de los 52 números que compondrán la más reciente serie de «Batman»; de verdad, no se van a arrepentir.

RUGIDO DE LA SEMANA: Dicen en mi pueblo que «ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre». Hace algunos días me topé con un texto de la revista Nexos titulado «Batman y Superman vs. las Selfies. La actualidad del periodismo de espectáculos«. La autora, Mariana Mijares, da cuenta de algunos de los compañeros que de acuerdo a lo que ella describe, por momentos caen en frivolidades propias de un fan al rigor «obligado» del periodista del género. Yo estoy de acuerdo en algunas de las cosas que afirma Mariana, como el hecho de no perder de vista que ante todo se está trabajando cuando como medio se tiene acceso a un evento cerrado exclusivo para la prensa; sin embargo, y hay que aceptarlo, quienes se dedican a la difusión de espectáculos no son únicamente periodistas, y creo que eso en lugar de ser algo negativo es algo enriquecedor. Una película se puede abordar desde diversos puntos, puesto que para su realización se requieren diversas profesiones que en conjunto logran el resultado buscado. Además, hay medios que buscan la nota «chusca», el video divertido, la controversia, la selfie que logra cientos de RT’s, la recomendación ligera o la reseña técnica más seria… Los formatos en los que se difunde la información han cambiado; hoy día es menos probable que alguien se haya echado mi textote sobre Scott Snyder, a que alguien pueda enterarse de lo mismo vía Vine, Snapchat o .gif animado (un RT a una selfie, por ejemplo, puede tener mucho más impacto que un texto como el de la propia Mariana o el mío). Creo que todos los medios que cubren la fuente de espectáculos son bienvenidos, siempre y cuando sean respetuosos con sus entrevistados y con sus compañeros. Ojo, la crítica de Mariana me parece muy válida, pero insisto, «ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre»; ya que al final, y como ella misma confiesa también haber «caído», todos cedemos a la tentación porque ante todo somos seres humanos; la cosa está en la forma, o eso es lo que pienso yo. ¿Qué dicen ustedes?

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

KINOKI 2016, prometedor y antojable festín de cine

Next Story »

Museo Memoria y Tolerancia, opción vacacional

2 Comments

  1. Mariana
    13 abril, 2016

    Gracias por leerme, muchos saludos!

    • 13 abril, 2016

      ¡Con gusto Mariana!

      Tu nota da mucho para hablar, y estaría encantado de hacerlo en alguna de las emisiones radiofónicas que Reconoce MX produce. 🙂 ¡Saludos y gracias a ti también por la lectura! Buen día.

      Atte.
      Asfaltos.

Leave a comment