• Page Views 1561

«El hilo fantasma», pasiones desbordadas cual hilo de media

Por Asfaltos.

Nunca he sido un entusiasta de los Premios de la Academia, los conocidos Oscar, y nunca lo he sido porque para mí, como cualquier otro reconocimiento en su tipo, éste se basa en una serie de aspectos subjetivos que a mi parecer van más allá de los méritos auténticamente cinematográficos. Además, son solo los premios de la industria cinematográfica más poderosa del mundo, pero no un reconocimiento a nivel mundial. A pesar de ello, en esta temporada previa a la premiación, es posible encontrarnos con cintas que nos sorpenden por su manufactura, aun y cuando no resulten las favoritas para ganar.

Nominada a 6 premios Oscar, en las categorías de «Mejor película», «Mejor actor», «Mejor actriz de reparto», «Mejor director», «Mejor banda sonora» y «Mejor diseño de vestuario», «El hilo fantasma» es una película que si bien no veo alzarse como la gran ganadora de la noche de premiación, sí puedo visualizar como la triunfadora en los premios para actor, banda sonora y hasta diseño de vestuario -aunque aquí sí con mucha competencia-. El hecho es, que a pesar de toda esta parafernalia de los Oscar, «El hilo fantasma» es esencialmente una muy buena película.

Primero podemos comenzar con el hecho de que ésta es la nueva película del celebradísimo director de cine estadounidense, Paul Thomas Anderson. En su carrera, por mencionar algunas, nos encontramos con éxitos como «Magnolia» (1999), «Punch-Drunk Love» (2002), «There Will Be Blood» (2007), «The Master» (2012) y «Inherent Vice» (2014). ¿Nada mal, no? Bien, pues Anderson lo consigue una vez más con «El hilo fantasma», una cinta muy íntima sobre la vida de un muy estricto diseñador de modas.

¿Segundo? El actor principal, que es nada mas y nada menos que Daniel Day-Lewis, sí, aquél al que muchos retirabamos ya de la actuación en el cine, y aquél que regresa de una forma magistral con un papel que le permite enseñarnos una vez más todas las dotes actorales con las que cuenta. En verdad Daniel DayLewis, tres veces ganador del Oscar -una justamente de la mano de Anderson en «There Will Be Blood»-, consigue un trabajo sobresaliente que no entra en esa categoría de sobreactuación típica de quienes buscan alzarse con la codiciada estatuilla; sino de quienes conocen el oficio tan bien como él.

En la Inglaterra de los cincuenta, con el glamour que caracterizaba a la Londres de aquellos años, destaca el trabajo de Reynolds Woodcock y su hermana Cyril. Ambos, muy estrictos para un trabajo en el que cada detalle cuenta, son la sociedad perfecta para una empresa eficiente que como máquina muy bien aceitada, funcionan bien para las altísimas expectativas que la familia real, estrellas de cine, herederos, socialités y dames que tienen como clientes en la Casa de Woodcock. Sí, todo funciona en perfecta armonía hasta que Reynolds, obsesivo con su vida amorosa también, conoce a Alma, una mujer que se convertirá en su musa y amante.

Además del ya mencionado papel de Daniel Day-Lewis como Reynolds, cabe destacar también a Lesley Manville como Cyril, la hermana fría que vigila por sobre todas las cosas la eficiencia de su negocio, siempre con ojos críticos para su hermano como parte evidente de una relación muy cercana y llena de complicidad. Manville brilla y nos hace conectar de inmediato con su personaje, mismo del que no me gustaría revelarles más, pues en verdad se disfruta su arco en la pantalla grande. También, aunque de manera más sencilla, Vicky Krieps como Alma redondea bien el apartado de actuaciones.

Otro aspecto que a mi parecer es de lo mejor de la cinta, y que podría competirle a la gran favorita que es en ese renglón «La forma del agua», es sin duda la banda sonora del músico de Radiohead, Jonny Greenwood. Greenwood, con una carrera ya amplia en la música para cine, consigue un trabajo hermoso que suma a las atmósferas que vestuario y fotografía suman para introducirnos de gran manera en la película.

 

Sobre la historia, la cual no me gustaría revelar mucho, quizá solo apuntaría al hecho de que las pasiones en esta cinta se desbordan con tanta naturalidad y humanidad, que emociona. Se muestra cómo una película de la gran industria fílmica estadounidense, sin tanta parafernalia, ni fuegos artificiales de por medio, es posible que conecte de manera profunda con un espectador que lo que busca es una buena historia. Sin duda una de mis películas favoritas de la presente temporada.

«El hilo fantasma» es entonces una cinta 100% recomendable. Podrán disfrutarla a partir de mañana viernes 23 de febrero en cines nacionales. Véanla y la comentamos.

Con imágenes cortesía de Universal Pictures México.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

«Yo, Tonya», una divertida historia llena de sudor… y sangre

Next Story »

Lunario: Cartelera del 23 de febrero al 01 de marzo

Leave a comment