• Page Views 827

El secreto a voces: el robo de gasolina

Por Fernanda Pazarán.

Una crisis de la que todos habíamos escuchado, pero hasta ahora nos hemos enterado de las repercusiones políticas y económicas: el robo de la gasolina representa una pérdida de 60,000 millones de pesos. Ya decía yo que era raro que pusieran gasolineras como si se tratara de vender pan; en muchos lugares hay dos gasolineras en menos de un kilómetro. Con todos los datos que salieron a la luz, ¡pero si claro que era negocio!

Una vez me encontraba en un pueblito, donde las personas con las que estaba me hicieron saber que la camioneta blanca que estaba pasando pertenecía a los huachicoleros. A pesar de que se sabía la situación, no podían hacer nada porque estaban respaldados por políticos y la policía.

También, hace un par de días me informaron que una gasolinera estaba cerrada, pero que atrás de la misma vendían el hidrocarburo en secreto. Si la oposición esta en contra de cómo se esta llevando a cabo el combate a los huachicoleros por el desabasto que hay de gasolina, es mejor que no haya a que la sigan robando y que los ciudadanos paguemos el precio de ello.

Podemos demostrar nuestra molestia en redes sociales por el hecho de tener que esperar horas para recibir unos cuantos litros de gasolina, entonces: ¿Hubiera estado mejor que el gobierno actual también se hiciera de la vista gorda frente a esta situación? La verdad es que yo aplaudo que se esté haciendo algo. Que haya políticos que generen mucho dinero con el robo de gasolina y además de sus sueldos y prestaciones (que no las tiene ni Obama), parece que la llamada 4ta Transformación sí tiene como prioridad que el dinero llegue a donde debe llegar.

Cambiando el discurso a un contexto positivista, el hecho de que las personas nos demos cuenta de que tenemos que movernos con o sin gasolina es regresar a lo básico: caminar, andar en bici, usar los coches en casos necesarios. Diversificar los medios de transporte no sólo ayudan nuestra salud y a la cartera, también ayudan a disminuir la contaminación.

En el caso de México, se tendría que implementar toda una estrategia vial para que no sea peligroso caminar y usar la bicicleta. Hace falta educación vial, muy pocas veces los automovilistas respetan los límites de velocidad, los semáforos, los pasos peatonales y los estacionamientos para discapacitados. Sin embargo, fantasear con tener ciudades adaptadas para este cambio, ayudaría mucho a la disminución de las emisiones de carbono.

Uno de los proyectos en los que estoy en contra, es el de las refinerías. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, planea una inversión inicial de 50 mil millones de pesos para la nueva refinería en Tabasco que tendrá la capacidad de generar 340,000 barriles al día. Es un hecho que actualmente no hay una logística eficiente sobre la refinación y la distribución de la gasolina, la dependencia hacia el hidrocarburo es innegable y permanecerá así por unos 20 años más; en ese sentido tal vez sí den las cuentas sobre el éxito del proyecto. A pesar de ello, se deberían de destinar parte de los recursos para tener un plan que apoye el uso de las energías renovables.

Foto: Portal Michoacano.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Nudistas’, de Playa Nudista

Next Story »

“Belzebuth”: un tono demoníaco en la frontera

Leave a comment