• Page Views 1531

El Vader que siempre quisimos ver

la-ballesta
Por Asfaltos
.

Cuando a mediados de los 90 nos enteramos que una nueva trilogía de Star Wars se encontraba en producción, centrada ahora en el origen del favorito de todos Darth Vader, las expectativas eran muchas. Conocer la historia que nunca nos contó Obi-Wan Kenobi sobre el porqué Anakin Skywalker cedió ante el lado oscuro, y sobre todo verlo convertirse en Vader y ya como éste actuar con toda plenitud, era indudablemente algo demasiado suculento como para no observarlo.

La promoción previa al lanzamiento de “Star Wars: Episode I – The Phantom Menace” nos ponía los pelos de punta. De entrada, ese cartel, icónico y aún hoy amado por muchos a pesar de que la cinta no fue tan bien recibida, ponía las cosas en su lugar. La sombra de Vader sobre un Anakin niño, estremecía al más recalcitrante fanático de Star Wars. El solo imaginarnos que seríamos parte del viaje que convertiría a Anakin Skywalker en el villano por excelencia, nos estremecía.

Sin embargo la historia la conocemos todos. Cuando “Star Wars: Episode I – The Phantom Menace” se estrenó en cines, la decepción, para los fans de hueso colorado, fue mayúscula. Las preguntas proliferaron, los cuestionamientos a Lucas no dejaron de presentarse. El odio a varios de los personajes, empezando por el tedioso Jar Jar Binks, se dejó caer. La trilogía que contaría el cómo Anakin Skywalker se convirtió en Darth Vader comenzó con el pie izquierdo, y para las siguientes dos entregas, de forma mínima se trataría de enmendar el rumbo. Si acaso, lo único rescatable con respecto a Vader, serían esos minutos eternos en silencio donde escucharíamos -cronológicamente hablando- su primera icónica respiración.

George Lucas jamás imaginó que la odisea personal y familiar que le llevaría a trabajar en las precuelas de su exitosa “Star Wars” terminaría de la forma en la que finalmente sucedió. Lucas, el creador, había dejado a un lado un elemento que le perseguiría para siempre: los fans saben lo que quieren, George Lucas no. Me explico. En la mente de cada uno de los fanáticos de la saga, en la imaginación de cada uno de nosotros, el origen de Anakin estaba ya hecho; lo que Lucas nos entregaba, además con los errores propios de las películas, jamás igualaría a la imaginación de quienes vivíamos y respirábamos Star Wars.

Cuando Lucasfilm fue adquirida por Disney, el riesgo para los nuevos propietarios ya era mucho. Por eso, como hemos observado en las primeras dos cintas bajo su producción, los riesgos fueron mínimos y las decisiones milimétricas. Con “Star Wars: The Force Awakens” y “Rogue One: A Star Wars Story” los nuevos dueños fijaron su postura de ganarse a los fanáticos a como diera lugar. Los fan service, dulces para los fanáticos, han sido incluidos en las primeras dos cintas… quizá hasta con un poco de exageración.

Si bien para “Star Wars: The Force Awakens” por la cronología misma Darth Vader ya no podría haber hecho alguna aparición (al final sí la hace, de alguna u otra manera), se sabía que para “Rogue One: A Star Wars Story” las cosas podrían ser diferentes. El que la cinta se llevara a cabo previo a “Star Wars: Episode IV – A New Hope” era razón suficiente para saber que sí, Darth Vader estaría presente de alguna u otra manera. Por más Kylo Ren o Snoke que se nos presentara en la nueva trilogía, la tentación de regresar a Darth Vader a la pantalla grande era muchí$ima.

Darth Vader aparece en “Rogue One: A Star Wars Story”, ¡y de qué manera! He de confesar que nunca me gustó que se nos revelara en los avances que Vader aparecería, como sucedió con Spider-Man en el avance de “Captain América: Civil War”, lo que hizo que mi primera reacción frente a la presencia de Darth en “Rogue One” me fuera un poco “indiferente” -vamos, hasta ese momento me emocionó más ver a Bail Organa de regreso-, sin embargo hacia el final, en una de las mejores escenas de toda la saga Star Wars, la sorpresa de ver Darth Vader se reivinidicó.

Sí, Darth Vader se presentaba finalmente ante nosotros como siempre lo habíamos querido ver: peleando, imponente, temido, poderoso. Bastó un minuto para que pudiéramos observar a Darth Vader en plenitud en una pantalla grande. Lo que por años, muchos años habíamos esperado los fans, finalmente se nos entregaba. No que con con “Star Wars: Episode V – The Empire Strikes Back” y “Star Wars: Episode VI – Return of the Jedi” no se nos hubiera presentado; pero con las nuevas tecnologías, con un Vader más dinámico, hay que confesar que siempre lo habíamos querido ver así.

El sueño de millones de fans se había cumplido, sin embargo, la pregunta sobre a qué costo se había hecho realidad, no dejaría de aparecerse en mi cabeza. ¿Volveremos a ver a Vader en pantalla grande? Yo creo que sí, y temo, que se siga explotando más. Es bueno tener a nuestro villano favorito de vuelta, pero como lo expresé en mi reseña de “Rogue One: A Star Wars Story”, la saturación en algún momento llegará a cansar. ¿Valdrá pena que se sigan produciendo más películas para satisfacer por minutos a los fanáticos? ¿Hasta dónde llegará la sed de dinero de Disney para seguir ordeñando a Star Wars? Es bueno ver a Vader como siempre quisimos verlo, ¿pero a qué costo? Es pregunta.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

#5RolasParaLaSemana del 26 al 30 de diciembre

Next Story »

Mis CINCO ‘Lunes musical’ de 2016

Leave a comment