• Page Views 633

Entrevista a Lex Ortega: “mi relación con la violencia es la que todos vivimos”

la-ballesta
Por Asfaltos
.

La semana pasada les platicaba sobre la película “Atroz“, cinta que todavía pueden ver en cines de Ciudad de México. A propósito del estreno de esta película que se nos presenta como “la película más violenta en la historia del cine mexicano”, me interesó tremendamente platicar con el realizador Lex Ortega. A medida que iba viendo la película, que recomiendo por lo que termina por provocarnos una vez que la vemos, me surgieron varias preguntas que me interesaba aclarar con el director, y también con el intérprete del personaje principal. El tema de la violencia, normalizada tristemente en un país bañado en sangre, fue el tema de una charla interesante con Lex Ortega que les comparto en mi columna semanal. ¿Le damos?

Reconoce MX: En un mundo en el que hemos normalizado la violencia, ¿cómo dirías que es tu relación con ésta en el día a día?

Lex Ortega: Yo creo que desafortunadamente todos formamos parte de esta violencia, de una u otra forma, y justo como bien lo mencionas creo que el error es justo haberla normalizado, que deje de sorprendernos tanta nota roja en los periódicos o en las noticias; eso creo yo que es lo verdaderamente grave. En el momento en el que dejamos de sentir empatía con nuestros semejantes, pues creo que estamos podridos como personas y como sociedad. Entonces mi relación con esta violencia es la que todos vivimos; si no nos ha pasado algo personalmente, lamentablemente tenemos a alguien muy cercano que sí lo ha vivido. Definitivamente el único lugar donde debería de existir la violencia en todo caso, es en la ficción, en el cine y que tengamos que estar viviendo con ella en el día a día.

RCMX: Fue complicado el camino de “Atroz”, pero finalmente llegó a cines. Se veía tan turbio todo, tanto que llegaste inclusive a pensar en la piratería como una salida para tu película. ¿Cómo te sientes de que finalmente ésta se haya estrenado?

LO: Para mí creo es un gran logro, un logro personal. Yo creo que siempre hay una razón por la que hacemos cine, y ésta es que lo que filmamos se muestre a la gente y que llegue a las pantallas de cine. Creo que es un gran logro también para la cinematografía independiente, así como para el cine de terror y el cine gore hecho en México.

RCMX: El estreno de “Atroz” coincidió macabramente con la confesión filtrada del llamado “asesino de Ecatepec”, el presunto feminicida que en una confesión filtrada afirma que “odia a las mujeres, sobre todo a las bonitas”. Con tu personaje Goyo, en “Atroz”, te sumerges en la psique de un asesino serial.

LO: Sí, fíjate que desafortunadamente en el camino de la película desde que fue concebida como cortometraje, porque cómo sabrás primero fue un cortometraje el cual forma parte ahora de la película, a lo largo de todo este camino han pasado sucesos que de repente coinciden; claramente está el hecho de que la realidad supera la ficción. Me acuerdo mucho de un caso en particular que pasó. Habrá sido yo creo cuando estábamos presentando y moviendo justo el cortometraje por ahí de  2014 o algo así, y me acuerdo que recientemente habían arrojado a una chica trans de un puente en el Circuito Interior, justo cuando nosotros casi casi habíamos firmado una parte que justo tiene que ver con la violencia contra una chica trans. Esa fue una, pero ya habían pasado otras noticias similares, como ahora bien lo mencionas con el feminicida de Ecatepec. A mí me dio la verdad escalofríos pensar que cuando le preguntan justo de su infancia en esta entrevista que se ha soltado en las redes, le preguntan sobre su infancia y él habla justo sobre el odio que él tiene contra su madre. Justo cuando estaba yo haciendo de investigación para desarrollar el personaje de “Atroz”, me metí a investigar mucho sobre asesinos seriales y todo esto, y en todos los casos que me encontré justo se coincidía sobre el asunto del abuso infantil no necesariamente sexual, sino en el contexto de violencia de intrafamiliar. Me llamó mucho la atención justo escuchar ese testimonio y que también coincidía. No necesariamente tiene que ser una regla que todas las personas que han sufrido abuso infantil se convierten en asesinos, desde luego que no, pero coincide que en muchos de los casos, por lo menos en los que yo investigué, que sí había coincidencias sobre ésto.

RCMX: Ahora, el personaje de “Atroz”, tu personaje también, se llama “Goyo”, como el “Goyo” Cárdenas feminicida también en la primera mitad del siglo pasado en Ciudad de México. ¿Coincidencia?

LO: Fíjate que es curioso, como bien lo mencionas este personaje del asesino lo interpreto yo por cuestiones de presupuesto, y también de que en aquel momento le di a leer el guion a un par de actores pero al final no les atrajo, no querían hacer algo tan extremo y el tiempo se me venía encima ya para la fecha de rodaje; entonces me dije que quién mejor que yo, que conocía al personaje, y así fue que lo hice. Esa fue la razón por la que yo salí, y curiosamente todas mis líneas decían Lex, Lex, Lex; y a la hora en la que estábamos filmando y se refieren a mi personaje por su nombre, se me hacía muy chafa que le llamaran Lex siendo yo el director; entonces ahí fue el momento en el que dije “bueno, voy con ‘Goyo’, y quien la pesque sabrá que es por ‘Goyo’ Cárdenas”. Sin embargo repito, no es una biografía de “Goyo” Cárdenas; mas bien fue un mero gag que hicimos ahí en el momento.

RCMX: Hablabas de la dificultad de buscar quién interpretara a tu personaje, y supongo también sobre quién se sumara a tu proyecto. ¿Cómo trabajaste con quienes finalmente se subieron a tu barco?

LO: Una clave en el cine de guerrilla, que no quiere decir que por hacer cine de guerrilla sea improvisado, no, todo lleva una previa preparación normal con la única diferencia de los recursos económicos; es que hay que ser sinceros con todo el equipo. Por lo tanto, con los actores y más tocando temas tan delicados como los de “Atroz”, lo mejor era hablar con la verdad y decir todo lo que iba a pasar y lo que se tenía que hacer; explicarles también a los actores y a todo el equipo eso, pues si entonces definitivamente sí le entran, pues le entran con todo, ya no es de que salgas con una sorpresa o algo. Al cast que en algún momento se le ofreció cierto papel y no lo aceptaba, pues ya sabían qué era lo que tenían que hacer; y los que lo aceptaron lo hicieron increíble. Esa fue una clave por la cual funcionó y se creó la película.

RCMX: Cuéntanos de los efectos visuales que son realmente asombrosos. Cumplen con el objetivo de meternos en la trama que nos vas contando, trama que luce espeluznantemente real.

LO: Definitivamente el trabajo de los chicos de efectos visuales Alfredo “Freddy” Sánchez y Jamie “Jimmy McFly” Nieto de Reality FX Studios, es realmente increíble, te lleva a otro nivel definitivamente…

RCMX: ¡Parece un documental, en efecto!

LO: Sí, exactamente; digo es muy claro que estás viendo una ficción, pero por momentos creo que sí te lleva a un lugar donde no lo dudas.

RCMX: Y también lo hemos visto tanto, que por eso no lo cuestionamos…

LO: Sí, claro, y también desafortunadamente las referencias que se toman para hacer los efectos son reales, de cosas que han pasado; eso también ayuda al realismo de esta ficción. La película se hizo con muy poco presupuesto y lo que hicimos junto con Abigail Bonilla y que se decidió desde un principio, era que la mayor parte de los recursos se iban a utilizar en lo que se veía en la pantalla, nada de usar otro tipo de cosas que no se vieron en la pantalla: uno de esos elementos fue definitivamente el de los efectos especiales.

RCMX: No te voy a decir que no sufrí viendo la película, ni tampoco que la volvería a ver, pero lo digo porque en el mundo en el que vivimos las imágenes violentas que nos presentas las vemos todos los días, todo el tiempo. En los quioscos vemos las portadas del Metro y de El Gráfico, en las noticias escuchamos descripciones explícitas de crímenes, y bueno, en las calles convivimos con la violencia… En donde hay más filtros para la violencia, como por ejemplo en una sala de cine donde hay que pagar un boleto, ¿cómo vives que sea más complicado mostrarla, como en el caso de “Atroz”?

LO: Creo que es parte de la propuesta de “Atroz”, de ver algo diferente y desde la parte cinematográfica. Quise meterme en esa parte y mostrar una realidad, un estado de indefinición en el que estamos como ciudadanos y como sociedad frente a instituciones fallidas. La película es prácticamente una crítica social de las instituciones, desde la familia hasta corporaciones policíacas que tienen todo tipo de corrupción; e incluso se habla al principio de la película de datos duros sobre cómo el 96% de los asesinatos en México no tienen respuesta, no se solucionan. Yo quería mostrar esta parte muy cruda. Yo sé que es diferente en un circuito de festivales, donde sobre todo en festivales especializados, la gente ya sabe a lo que va también. Como parte del marketing que hemos hecho con la película, bueno tú sabes que se ha manejado que es para adultos, que es para personas de amplio criterio. Ha habido todo tipo de comentarios, desde quienes tenían una visión súper alta de lo que era, a quienes se les hace una película no tan violenta y hasta quienes se sienten ofendidos; pero bueno, a final de cuentas para mí el cine tiene que transmitirte emociones. A mí me gusta jugar con las emociones fuertes, con el asco, con este dolor de panza y con esta incomodidad en el espectador. La recomendación entonces para la gente sería que la vayan a ver como cualquier otra película; sí con amplio criterio, pero a final de cuentas que se dejen llevar y que se dejen sentir por estas emociones.

RCMX: Al final, sin revelar el final, haces una denuncia que ha sido constante en las grandes ciudades, pero que nunca se ha reflexionado a nivel público a profundidad…

LO: Cuando estaba haciendo la investigación para llevar todo esto junto con Sergio Tello, con quien comparto la escritura de “Atroz”, me encontraba justamente en la promoción de mi película “México Bárbaro” (2014) en Bogotá, estábamos junto a una persona cuyo nombre lamentablemente no recuerdo, en una cena o algo así por parte del festival, cuando alguien se puso a platicar y comentarme que a las afueras del periódico principal de Bogotá se llenaba todas las noches de vagabundos y gente sin hogar que se iban a dormir a las afueras de ese edificio en particular. ¿La razón? Porque ese era el único edificio que tenía circuito cerrado por fuera, por lo que si había algún tipo de desaparición o algo así de paramilitarismo, del que se habla mucho, pues por lo menos quedara algún tipo de registro. En esa época más o menos se hablaba también, no sé si recuerdas, de cómo rumbo al Mundial de Fútbol en Brasil se hablaba también de que estaba haciendo una limpia social, con niños de la calle y con gente gente indigente, para que tuviera un buen aspecto la ciudad cuando fuera el evento deportivo. A mí me llamaba mucho la atención todo ese tema y me gustó incluirlo en la película también.

RCMX: Finalmente, y agradeciéntote estos minutos de charla, ¿qué le resulta atroz a Lex Ortega?

LO: Mis miedos creo están reflejados justo en la película. Más allá de algo sobrenatural o algo así, mis grandes miedos son la separación, el secuestro de una persona o de un ser querido; también que lastimen a un ser querido. Ahí están muy claros mis miedos. Desafortunadamente siento que eso es lo que muchas personas consideramos como lo verdaderamente atroz, lo que nos aterra como sociedad.

 

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘El borrado’, de Miserable Marco

Next Story »

#Mórbido2018: gran ceremonia de inauguración

Leave a comment