• Page Views 1073

«Godzilla: Planet of the Monsters», una nueva interpretación del rey ‘kaijū’

la-ballesta
Por Asfaltos
.

6 de agosto de 1945, casi 4 años después de que se integraran activamente en la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos de América dieron el primero de dos últimos y sólidos golpes de autoridad. Con la excusa de pelear por el mundo libre, lo que sucedía primero en Hiroshima y después en Nagasaki (el 9 de agosto) era mas bien una muestra de fuerza del nuevo líder mundial por los próximos años. El costo político de esa acción: miles de muertos y heridos durante las explosiones en ambas ciudades, así como posteriormente por los efectos de la bomba y la radiación de ésta.

 

9 años después, el mismo año de estreno de «Los siete samurai» de Akira Kurosawa, se presentaba en los cines nipones otro de sus más grandes clásicos. «Godzilla» (1954), bajo la dirección de Ishiro Honda y con producción de la Toho Company Ltd., mostraba a un monstruo con origen nuclear que representaba para muchos el terror aún vívido de la tragedia reciente en aquel país. A partir de esa primera cinta surgieron poco más de una treintena más, no todas con la misma alegoría, pero sí con Godzilla como representación metafórica de algo.

El año pasado, con estreno comercial en México, disfrutamos de la versión live action más reciente de la propia Toho: «Shin Godzilla«. La película, con el hasta el momento más gigantesco Godzilla jamás visto, funcionaba como una idea más amplia y reciente de los horrores sufridos en el país del «sol naciente».

El terremoto y tsunami de 2011, con todo y las críticas vertidas por el pueblo japonés contra la reacción de su gobierno, se vieron reflejados en un Godzilla que a diferencia de sus antecesores caminaba prácticamente en cierta paz como una amenaza silenciosa pero constante. Al final de la película el monstruo no era derrotado: había que aprender a vivir con él; justo como los japoneses han aprendido a vivir con las erupciones volcánicas, los tsunamis, los terremotos y una vez más con la amenaza nuclear.

Estrenada a través de Netflix el fin de semana pasado, llegó una nueva película de Godzilla, producida una vez más por la Toho, pero con una gran y muy importante novedad. Bajo el nombre de «Godzilla: Planet of the Monsters», la cinta 32 de la franquicia (la número 30 bajo la producción de Toho), es la primera animada en su tipo. El trabajo corrió a cargo de Polygon Pictures, quienes tienen una larga carrera produciendo animaciones para televisión, videojuegos y cine.

Codirigida por Kōbun Shizuno y Hiroyuki Seshita, con guión de Gen Urobuchi, «Godzilla: Planet of the Monsters» nos cuenta la historia de una humanidad que tuvo que huir de la Tierra por la amenazante presencia de un Godzilla que convirtipo absolutamente inhabitable el planeta. 20 años después, a 11.9 años luz de casa y sin la certeza de poder encontrar un nuevo planeta que pueda acoger a una humanidad corta de recursos para alargar su supervivencia, un grupo de humanos bajo el liderazgo espiritual de una raza alienígena llamada los exif, busca retomar la Tierra. Sí, para ello hay que derrotar a Godzilla; claro, si es que éste continúa amenazando…

Conteniendo todos los elementos que se podrían esperar de una película de Godzilla, así como añadiendo nuevos más que brindarán mucha curiosidad por esta nueva aventura futurista, «Godzilla: Planet of the Monsters» es una cinta entretenida que explora nuevas aristas.

La presencia estelar, por ejemplo, corresponde  aun joven capitán de nombre Haruo Sakaki, de quien conocemos desde el principio su deseo de venganza contra Godzilla, primero por la muerte de sus padres y posteriormente por la de su abuelo. La historia se vuelve entonces en un punto central en una suerte de venganza personal, pero además alrededor de ésta hay otras historias.

Por la distancia recorrida por la nave-planeta que resguarda a la humanidad, el tiempo transcurrido en la Tierra tras el regreso del grupo de humanos es nada mas y nada menos que de 20,000 años; suficientes, como podrán imaginarse, para que las cosas en este planeta hayan cambiado drásticamente. También está el tema de los exif, seres alienígenas que cumplen con el apartado espiritual de la humanidad, y de cuyas intenciones poco o nada sabemos. En «Godzilla: Planet of the Monsters» encontrarán entonces muchos otros elementos que les permitirán adentrarse de una u otra manera con la historia.

 

Además, «Godzilla: Planet of the Monsters» es solo la primera de 3 partes anunciadas sobre la historia, por lo que sin dejar de ser una cinta que se disfruta de principio a fin como obra completa; sí hay muchos cabos que se dejan abiertos para pensar en una ambiciosa historia que termine por presentarnos una nueva interpretación del rey de los kaijū, el mismísimo Godzilla.

Les diría más, pero prefiero que vean «Godzilla: Planet of the Monsters» y la disfruten. Como les compartí, la cinta se estrenó el pasado 17 de enero a través de Netflix, por lo que si tienen el servicio véanla de una vez; y si no lo tienen, háganlo aunque sea en su primer mes de cortesía para que no se pierdan esta divertida película.

Afortunadamente si el tema de kaijū los ha enganchado, hay una larga serie de películas del género que bien podemos ir abordando en esta columna, más adelante.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Política migratoria de Donald Trump es una historia de Hollywood

Next Story »

‘Hora punta en el Metro’, de Modestia Aparte

Leave a comment