• Page Views 2467

¡Gran noche encabezada por Odisseo y Camilo Séptimo en «el Califas»!

Texto por Diana Velázquez González.
Fotos por Aarón Palacios Cárdenas
.

Por algunas horas el pasado sábado 3 de septiembre, el California Dancing Club se convirtió en el escenario perfecto para un gran evento con bandas como Rizzo, Euridice, Rubytates, Camilo Séptimo y Odisseo.

cdc-rizzo

>>Disfruta de nuestra galería de Rizzo en el California Dancing Club<<

El evento comenzó a las 18:00 horas, y ya desde antes de que se permitiera el acceso se había armado una gran fila de fanáticos esperando entrar. Los primeros en la fila eran del club de fans de Odisseo, quienes con pancartas y boletos en manos comenzaron a entrar al también conocido como «el palacio de baile en México». El ya muy conocido California Dancing Club abrió sus puertas, e inevitablemente nos transportartamos a los años 60, justo en los años de mayor esplendor de este emblemático lugar lleno de tradición y bellos  recuerdos.

La tarde iba pasando de la mano de los abridores Rizzo; seguidos por Eurídice, banda capitalina integrada por Hari Sama en la voz, teclados y clarinete, Javier Areán en la voz y bajo, Patricio Iglesias en la batería y Paul Zamora en la guitarra. Conforme el evento avanzaba, la gente poco a poco iba ingresando al recinto, y de pronto sin pensarlo estaba lleno el lugar.

Después de Eurídice subieron al escenario los Rubytates, quienes por cierto volvieron locas a las chavas mientras interpretaban canciones como «Fragilidad», «Reflejos», «Universo» y muchas más. Pepe, Mach, Jerry, Fer y Abel oriundos de Toluca, Estado de México conquistaron al público con sus letras dulces y el baile sexy de Pepe. Sin duda fue el mejor preámbulo para lo que seguiría.

cdc-euridice

>>Disfruta de nuestra galería de Euridice en el California Dancing Club<<

cdc-rubytates

>>Disfruta de nuestra galería de Rubytates en el California Dancing Club<<

Así llegó el turno de Camilo Séptimo, quienes por fin subieron al escenario; chilangos de corazón, Jonathan Meléndez en los teclados, Manuel Mendoza en la voz y bajo, Erik Vázquez en la guitarra y Marco Alarcón en la batería, tocaron acompañados de sus ya clásicas luces de neón, y que emocionaron al recinto completo con canciones como «Te veo en el 27», «Portales», «Resplandor» y «Eres», ésta última que Manuel dedicó a su novia ahí presente. Para terminar cerraron con «Neón».

Así, después de un poco de espera, el público estaba absolutamente ansioso por ver a Odisseo, quienes entre gritos de fans y una canción de Juan Gabriel de fondo, subieron al escenario. Esteban González en la voz, Daniel León en la guitarra, Edgar Macin en el bajo, Rodolfo Guerrero en los sintetizadores y Manuel Uribe en la batería prendieron el lugar de inmediato. Esteban, por cierto, aclaró que había tenido algunas complicaciones con su pie y que inclusive no lo podía apoyar al 100% sobre el suelo, pero hemos de decir que eso no fue ningún impedimento para el grupo pusiera a bailar a todo el California Dancing Club.

Sonaron «Dominio», «Estatua roja», «Las penas por amor», «Mentía», «Tu dueño» y «No». En cada canción Esteban bailaba y brincaba aunque fuera en un solo pie, ya que lo importante era hacer vibrar el escenario. El público parecía no cansarse, coreaban cada canción que sonaba, tomaban miles de fotos y solo pedían que la noche no terminara, aunque esto no era posible. Odisseo cerraron su tremendo espectáculo con la canción «Días de Fuego».

cdc-camiloseptimo

>>Disfruta de nuestra galería de Camilo Séptimo en el California Dancing Club<<

cdc-odisseo

>>Disfruta de nuestra galería de Odisseo en el California Dancing Club<<

Así, el «Califas» como también se le conoce al California Dancing Club, se llenó de talento, pasión y mucho baile. Sí, Odisseo fue el cierre perfecto de una noche deliciosa.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

El Gran Almirante Thrawn

Next Story »

De Nalgas a EEUU con el #ChingaTourMadre de Molotov

Leave a comment