• Page Views 750

«Indian Horse: Un espíritu indomable», dura y entrañable

Por Asfaltos.

Con una carrera como director de apenas dos películas -siendo «Momentum» apenas la primera-, el realizador Stephen Campanelli se coloca detrás de las cámaras para entregarnos su segunda cinta titulada «Indian Horse: Un espíritu indomable». Campanelli, sin embargo, se ha destacado también como un importante camarógrafo; por cierto, parte fundamental del más reciente trabajo de la súper estrella Clint Eastwood.

La trama de la película nos presenta la historia de Saul Indian Horse, un nativo originario de Canadá quien junto a su familia huye de la persecución que el gobierno de aquel país ejecuta contra los más pequeños de estos grupos étnicos. La huida es caótica pero encuentra buen puerto hasta que guiados por la abuela, la matriarca del grupo, llegan a un antiguo islote donde sus antepasados alguna vez pasaron sus días.

El gobierno busca -entre otros- a Saul Indian Horse y a su hermano, todo en el nombre de «educarlos y acercarlos a Dios». La civilización y la modernidad  son entonces así las amenazas de años de tradición y de forma de vida en calma. El hombre blanco es quien ejecuta la orden de separar a los hijos de los «salvajes» para ofrecerles «una mejor vida», o mas bien dicho, «una vida más acorde al sistema que se ha impuesto en el gobierno».

Bellamente filmada, aprovechando los espectaculares paisajes de Canadá, «Indian Horse: Un espíritu indomable» nos va metiendo poco a poco en el viaje a toda velocidad de un joven Saul quien terminará siendo atrapado y de alguna manera encarcelado y encadenado. Los distintos elementos que se le irán presentando a lo largo de la película, no irán mas que reforzando la serie de dificultades que irá sorteando a su manera para poder sobrevivir.

La cinta nos cuenta una historia basada en hechos reales. Por prácticamente 2 siglos el gobierno de Canadá se dedicó al exterminio en distintas formas de los grupos aborígenes de aquel país. La destrucción no solo implicó el genocidio -que existió-, sino también la destrucción de derechos, sociedad, religión y cultura de aquellos grupos indígenas. «Indian Horse: Un espíritu indomable» retrata el último tramo de ese pasado doloroso que retumba con fuerza hoy en los tiempos que vivimos.

Interpretado en etapas por 3 distintos actores (Sladen Peltier, Forrest Goodluck, Ajuawak Kapashesit), el personaje de Saul Indian Horse va experimentando su propio «viaje del héroe». La odisea no termina de ser dura, aunque como todo en la vida, no con cierta luz en el camino. Sin embargo, y uno de los grandes aciertos de la cinta, es que la cinta en lugar de irse por los caminos más comunes y tradicionales de otras producciones de su tipo, asume riesgos que si bien no necesariamente terminan en un final oscuro, sí nos llevan a mi parecer a un final más duro pero a la vez más realista.

Claro que la película tiene por ahí algunos vicios presentes, como por ejemplo la reiteración de ciertas ideas que con la sutileza de la cámara ya se nos habían presentado; sin embargo sí, justamente hay elementos muy rescatables como -y sin el ánimo de estropearles nada- los ya visualmente resueltos como aquella muy poderosa escena que marca el arranque del ya mencionado «viaje del héroe» de Saul Indian Horse.

 

A destacar también el apartado musical de la cinta, en donde el trabajo del músico Jesse Zubot es sobresaliente. Literalmente para quienes gustamos del arte sonoro, la película de Campanelli no deja de ser mas que un deleite que terminará involucrándonos en el universo particular de la magia y tradición de la herencia sanguínea que corre por las venas de Saul.

«Indian Horse: Un espíritu indomable» es en resumen una película que vale muchísimo la pena ver. Sin duda mi recomendación para este fin de semana. Una cinta con distribución limitada que llega bajo el sello de Amarok Films. ¿Recomendable? Definitivamente. La cinta la pueden disfrutar ya en cines de las dos grandes cadenas comerciales.

Con imágenes cortesía de Amarok Films.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

«Chicuarotes» y la lejanía de su autoproclamada «poesía colectiva»

Next Story »

«Maestras del engaño», comedia que se queda a ‘medio camino’

Leave a comment