• Page Views 1023

Justicia para #RubénEspinosa

Por Redacción Reconoce MX.

Decía un colega, y decía bien, «no necesitas ser periodista para ser asesinado por defender la libertad de expresión». En las últimas horas el cobarde y cínico asesinato del fotoperiodista de Proceso, Rubén Espinosa, ha levantado -una vez más- la indignación de miles de mexicanos, periodistas o no, quienes volvemos a ver con horror que precisamente para el horror no hay límites.

En diferentes entidades federativas del país las protestas no se hicieron esperar. La indignación por una muerte más de un periodista en nuestro país, ha sido la gota que ha derramado el agua de un vaso ya desde hace mucho tiempo colmado. Con mayor vileza y cinismo, otros periodistas han sido privados de su vida por ejercer su trabajo; sin embargo, al sentir una vez más el horror tan cerca -ahora dentro de la capital del país, alguna vez refugio para quienes huían de la amenaza-, las alarmas se han activado.

En momentos difíciles para el país, la indignación vuelve a crecer y ya nos encontramos en agosto, a un mes y días de recordar la triste jornada de septiembre en Iguala, Guerrero. El tema, una vez más, pide de inmediato la acción de las autoridades quienes se han visto rebasadas. Los periodistas, así como los comerciantes, los empresarios, los estudiantes, los manifestantes, los propios políticos, y demás personas que simplemente hacen su trabajo y se han visto amenazados por ello, han levantado la voz por la evidente falla de una de las más primarias obligaciones del gobierno: brindarnos seguridad.

En solidaridad con los familiares y amigos, colaboradores y colegas de Rubén Espinosa, en Reconoce MX publicamos de manera íntegra el comunicado que firman amigos, compañeros y colegas de Rubén Espinosa Becerril. Que sirva esta humilde tribuna para sumarnos a la voz de justicia, y al clamor por el fin de la amenaza a nuestros compañeros.

COMUNICADO RUBÉN DF

Era la Ciudad de la Esperanza. Para sus habitantes y para los refugiados, escritores y poetas perseguidos. Fue refugio de periodistas exiliados, hasta este viernes 31 de julio de 2015.

Ese día apareció el cuerpo torturado del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, de 31 años, quien desde 2012 había recibido y denunciado de diversas maneras amenazas contra su vida por ejercer su trabajo periodístico.

Estaba en el Distrito Federal, desde el 9 de junio, para escapar del riesgo que significa para un periodista ejercer la profesión en Veracruz. Eligió esta ciudad porque su gobierno ha ofrecido, por diversos medios, protección a periodistas, y porque organizaciones civiles ofrecieron desde aquí trabajar para su protección y la de otros colegas.

Este crimen marca a la Ciudad de México. El refugio se rompió. Las autoridades, y particularmente el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, están obligados a esclarecer el asesinato de nuestro compañero. Deben diferenciarse del gobierno de Veracruz, el mejor ejemplo de que la impunidad es sinónimo de muerte.

Él ya había denunciado amenazas, acoso y persecución. Habló con todos los colegas que encontró a su paso y con sus empleadores, y recorrió redacciones y medios alternativos y organizaciones de libertad de prensa para denunciar la imposibilidad de realizar un trabajo periodístico en Veracruz, y el clima de violencia que lo obligó a exiliarse y abandonar la vida que había construido en aquella entidad. También el temor que tenía por los compañeros que en Veracruz se quedaban. Pero la violencia de Veracruz lo alcanzó en el DF.

Organizaciones de periodistas exigimos a las autoridades del Distrito Federal, y particularmente al jefe de Gobierno, el total esclarecimiento de este crimen. Subrayamos que es fundamental que las indagatorias privilegien la línea de investigación sobre el ejercicio periodístico, en particular porque la víctima denunció, en repetidas ocasiones durante los últimos días, que estaba siendo perseguido y acosado aun en esta capital.

El ejercicio periodístico de Rubén Espinosa debe ser la primera línea de investigación que siga el Ministerio Público de la Ciudad de México. En este contexto, la PGJDF está obligada a dar cuenta a las autoridades federales sobre los antecedentes que de manera reiterada expuso Rubén Espinosa, las condiciones que lo hicieron huir de Veracruz, y cumplir con la responsabilidad de Ministerio Público y representante de la ciudadanía para garantizar justicia para nuestro compañero.

Rubén Espinosa es el primer periodista refugiado en el DF, contra quien se cumplen estas amenazas de muerte.

La Ciudad de México puede convertirse en otro territorio de impunidad y violencia si no esclarece con puntualidad y rapidez la muerte de este fotorreportero.

México es conocido como el país de América Latina donde más periodistas son asesinados. En el escenario internacional destaca Veracruz, el estado de donde huyó Rubén, y el desdén y desprecio de su gobernador, Javier Duarte, por los periodistas.

¿Quiere Miguel Mancera convertirse en otro Javier Duarte? ¿El Distrito Federal se encamina a convertirse en otro territorio de violencia e impunidad?

Que responda ahora el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Atentamente,
Amigos, compañeros y colegas de Rubén Espinosa Becerril.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

La sorprendente #ComicCon2015

Next Story »

‘Quiero olerle el cabello a Ximena Sariñana’, de Vestron Vulture

Leave a comment