La ballesta de Mascatabaco #2: Oda al creador, 71 años de George Lucas.
  • Page Views 833

Oda al creador, 71 años de George Lucas

la-ballesta
Por Asfaltos
.

Retrasé mi segunda columna por motivos más que evidentes. Es 14 de mayo y es el “día del creador”. Y que conste que puse “creador” con minúscula, para que no se me vayan encima los que me puedan llamar blasfemo. Fue en Modesto, California, cuando el 14 de mayo de 1944 nació el director de cine: George Walton Lucas, Jr. ¡Felices 71 años, George!

Amado y odiado, así es como se le concibe hoy a George Lucas, creador -entre otras cosas- de la saga más rentable de la historia: “Star Wars”. Respetadísimo y admirado por los fans por la “trilogía original” (esa que comprende los episodios IV, V y VI); y vapuleado y detestado por los fans por la “trilogía moderna” (esa que comprende los episodios I, II, III) y los cambios en la “trilogía original”. Si no han visto un documental llamado “The People vs. George Lucas”, les recomiendo que lo hagan inmediatamente. La historia amor-odio entre los fans más recalcitrantes de “Star Wars” es digna de estudio.

Hace unos días, en plena Star Wars Celebration en la que se dio a conocer el más reciente teaser trailer del “Star Wars: Episode VII – The Force Awakens”, si bien oí mencionar a George Lucas; escuché poco de él. Es cierto, Lucas vendió todo lo relativo a “la saga” y en general a su productora Lucasfilm por una nada despreciable cifra de 4,050 millones de dólares; y el honor y gloria la merecen Kathleen Kennedy (presidenta actual de Lucasfilm, promovida en su momento por el propio Lucas) y J. J. Abrahms (director del esperadísimo “Episodio 7); sin embargo, entre tanto vapuleo, yo creo que Lucas merece una nueva revaloración por su labor, y quizá menos odio por lo realizado en los episodios I, II y III de “Star Wars”.

Para entender a George Lucas, para conocerlo, hay que repasar sus primeros años en el cine, cuando quedó encantado con la labor. Estudiante de cine en la University of Southern California, la relación de Lucas con el cine siempre fue muy estrecha; sin embargo, su relación con el emporio cinematográfico estadounidense y mundial, no tanto (hablo de Hollywood).

Siempre que pudo Lucas confesó que nunca estuvo impresionado con Hollywood. Su sueño, o uno de los primeros, era el fundar un estudio de cine completamente independiente de Hollywod; no tenía que estar ahí, ni pertenecer a Hollywood. Amerizan Zoetrope, esfuerzo en conjunto con su amigo Francis Ford Coppola, se materializó en San Francisco hasta que fracasó. La primera cinta del estudio, “THX 1138” (versión largo del cortometraje de Lucas del mismo nombre), resultó en un fracaso que además significó otro golpe bajo para Lucas: el estudio, la Warner Brothers, pidió recortar cinco minutos de la cinta. George Lucas estaba enfurecido y decepcionado con el recibimiento del público.

Tras el fracaso de American Zoetrope, a Coppola le ofrecieron dirigir “El padrino” y Lucas fundó Lucasfilm. La siguiente cinta de George Lucas sería “American graffiti”, una especie de homenaje a sus años en Modesto, cuando soñaba con los autos de alta velocidad no tanto en el cine. Con Coppola como coporductor, “American Grafitti” se ganó ahora sí al público, pero el estudio -una vez más- la detestó. La decisión de Universal Pictures fue recortar cinco minutos a la cinta. Lucas nunca les perdonó.

La historia que sigue es por demás conocida. George Lucas estrenó en 1977 “Star Wars: Episode IV – A New Hope” pensando que no sería un éxito; y sí lo fue. En proyecciones previas para sus amigos, con los efectos especiales sin terminar, para muchos fue una decepción y para otros un resultado muy lamentable. Pocos tenían fe en George Lucas, entre ellos su amigo Steven Spielberg; pero ninguno, ni el más optimista, adivinó el tremendo éxito.

Tras el éxito de “Star Wars” George Lucas regresó a los estudios de Warner Brothers y Universal Pictures con una petición contundente: regresar los cinco minutos recortados a “THX 1138” y a “American Graffiti”. La respuesta fue positiva, ahora Lucas era una estrella.

Denostado por su forma de ser, para entender a Lucas también hay que conocer su vida familiar. Durante sus primeros años estuvo casado con Marcia Griffin, con quien compartió los difíciles tiempos de la filmación de la primera “Star Wars”, y quien padeció la entrega total de Lucas con su nueva empresa. En 1983 la pareja se separó, habiendo adoptado previamente a Amanda Lucas, quien nació en 1981. Para George, Amanda, fue lo más importante en su vida; y a ella, como papá soltero, le siguieron Katie, Everest Hobson y Jett. Todos hijos adoptados por un hombre para el que la familia lo era todo.

Lejos de ser un derrochador de dinero, lo primero que hizo Lucas con las ganancias de “Star Wars” fue invertir en su compañía. Siempre lo tuvo claro, él tenía que estar al control y alejado de Hollywood. Skywalker Ranch fue el resultado, un terreno de 800 hectáreas en las colinas cercanas a San Francisco con la intención de recrear los años más felices de Lucas en el cine: cuando él era estudiante.

A 71 años de su nacimiento, es justo decir que Lucas ha hecho muy buenas películas pero también otras muy malas. Él, siempre seguro de sus decisiones, siempre ha contestado que para él sólo se trataba de hacerlas y de divertirse en el proceso. Siempre ha sido así. Las denostadas precuelas de “Star Wars” incluyeron en el proceso a sus hijos quienes le acompañaron en el estudio. Katie y Jet aparecieron, por ejemplo, en “Star Wars: Episode II – Attack of the Clones”.

Para muchos, como a mí también, la “trilogía de las precuelas” no es del gran agrado; sin embargo, siendo justos, nunca resultó un fracaso en taquilla. Atrajo nuevos públicos y fue congruente con la forma de hacer cine de Lucas. Usó la tecnología, como desde un inicio siempre le gustó; y apostó por una saga más familiar, como resulta en su vida personal.

Quienes denostan su “ambición por el dinero” son los mismos que compran todos y cada uno de los artículos de merchandising que produce la serie, y que seguirá produciendo en los próximos años. Quienes critican su forma de ser olvidan que fue precisamente esa decisión la que hizo que pese a todos los pronósticos lograra filmar y estrenar con éxito “La Guerra de las Galaxias”. Quienes le critican y dan gracias a Dios por no contar con él para el “Episodio VII” olvidan que fue él quien cambió la forma de hacer cine para siempre.

La venta de Lucasfilm a The Walt Disney Company sigue siendo congruente con el actuar de Lucas; quien después de muchísimos años de vivir de “Star Wars”, estaba en derecho de descansar de ello y sacarle más provecho a su trabajo para nuevos proyectos. Crítico de siempre de la industria “hollywoodense”, la nueva lucha del también creador de Indiana Jones se centra en proyectos más altruistas como el que se propone emprender en las cercanías a su Skywalker Ranch: “viviendas para personas con bajos recursos en un terreno enclavado en una lujosa zona“.

Felices 71 años George.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Gloom, ráfagas atmosféricas

Next Story »

Dromedarios Mágicos: ‘Nunca me escogieron para el fut’ Tour

Leave a comment