• Page Views 1255

La Comilona 2015

  • Por Katia Stephanie Ibáñez Del Rivero.

    Hay tres cosas en el mundo que me transportan a lugares remotos y tiempos ajenos al presente: los libros, las películas y la comida.

    La Comilona 2015.

    La Comilona 2015.

    No podría decir cuál de las tres disfruto más porque cada una tiene una magia única, especial; incomparable con las otras. Sin embargo, creo que la comida es la más universal de todas. Aunque es posible agarrar un libro o ver una película en un idioma que no conocemos, lo que obtenemos a cambio es una experiencia incompleta, a medias. En cambio, un plato de sopa caliente no necesita lenguaje común pues habla por sí solo.

    La comida es parte de la vida como la vida misma. Todo el tiempo que estamos vivos comemos y la comida tiene el hermoso efecto de hacernos sentir vivos. Un buen plato bien servido, cocinado con gusto, llena el cuerpo y alimenta el alma.

    La Comilona 2015.

    La Comilona 2015.

    Normalmente compartimos la mesa gente conocida. ¿Pero qué pasaría si un día nos atreviéramos a compartir las mejores recetas de la familia con extraños? ¿Y si además le agregamos a la mezcla poesía y música? Descubriríamos que compartir la mesa nos puede ayudar a olvidar por un rato lo malo y que nos hace familia entre los extraños. Obtendríamos «La Comilona».

    «La Comilona» es un evento organizado y promovido por Antonio Calera-Grobet, a través de su restaurante Hostería La Bota, y por todo el personal que ahí labora.

    Poesía por primavera.

    Poesía por primavera.

    En palabras de Antonio, «La Comilona» es “crear una tarde entre pares, majestuosa. Un día en que fueran apareciendo las mesas sobre la acera, se decoraran con manteles de colores y arreglos de flores, se dispusieran los platos y los cubiertos para recibir a quien quisiera arrejuntarse a la fiesta. Un día libre de transas y ojetes (sean políticos o curitas, u otros líderes de pacotilla, en fin, toda la gentuza de quinta); un día con únicamente gente entera, esa que procura hacer el bien sin mirar a quién, o por lo menos de esa gente que no va por aplastar al otro o dispararle al que se mueva. Un día sólo para gente neta. Gente que cuando se topa con algo que está bien no osa en hacerle hoyos, atentar contra ello, mordisquearlo por sus complejos, sus limitaciones, sus envidias, sus odios.”

    Este espacio puede ser ese carnaval que nos hace falta para olvidar, aunque sea momentáneamente, el tantísimo dolor que hemos pasado como sociedad en los últimos años. O al menos ese es el objetivo de Antonio, que nos demos algo de placer a nosotros mismos, que compartamos la eucaristía, no la religiosa, sino la etimológica que significa “donde todos comen”; y por un rato los extraños nos hermanemos para cocrear este experimento social que Hakim Bey pudiera llamar «Zona Temporalmente Autónoma» (o TAZ por sus siglas en inglés) -en la que la regla es que no hay regla externa que valga, sólo las que en ese momento surjan por la simple naturaleza de hacer las cosas como vayan saliendo-. Un espacio en el que todo puede pasar, fraguado por un grupo que por convención implícita se une y se disuelve para que una vez terminado todos regresemos a la sociedad a la que estamos acostumbrados.

    Autores.

    Autores.

    “El respeto, la seguridad y la limpieza, serán cosas que hagamos entre todos” fue lo que me dijo Antonio cuando le pregunté sobre las reglas para ser parte de «La Comilona». Además, debes llevar algo de comida y bebida para compartir, así como platos, vasos y cubiertos. Antonio va a preparar arroz blanco, costillitas de cerdo y quizá un gazpacho. También esta coqueteando con la idea de hacer una baguete tan larga como la mesa misma. Yo estoy planeando llevar albóndigas y enchiladas, agua de jamaica y algo dulce para el final para “terminar de volar” como diría Toño.

    ¿Tu abuelita te queda lejos y se te queman los frijoles? No te apures, lleva lo que puedas, una bolsa de papas si es lo mejor (o quizá lo único) que puedes llevar, pero llévalo con la intención de compartirlo en la mesa, de darlo para recibir una sorpresa y soltar lo que crees tuyo para hacerlo nuestro, de todos. Respeta la pauta marcada de los organizadores y muévete como pez en cardumen que danza al ritmo de la marea, y déjate llevar por lo que suceda, sean cantos, bailes o malabares.

    Editoriales.

    Editoriales.

    Te sugiero que lleves un poco de tus ahorritos, pues «La Comilona» es parte del «Festival de Poesía de Primavera», una feria del libro al aire libre organizada por el puro placer de convocar a la sociedad civil a convivir en la plaza pública. Durante la comida y la tarde estarán presentes alrededor de 60 editoriales independientes y más de 50 poetas jóvenes y prometedores que tendrán el espacio de leer en voz alta sus obras. Para la clausura, se honrará y homenajeará en vida a Eduardo Milán quién estará presente y leerá de viva voz algo de su obra; o lo que se le antoje en el momento. Además, la música corre por cuenta de Ampersand que está programado a las 4 de la tarde.

    Te esperamos a partir de las 2 de la tarde y hasta las 6. Ojalá te quieras unir a este espacio de convivencia social, cultural y culinaria. Es el sueño de Antonio que quizá un día logremos armar «La Comilona» a nivel nacional y un día podamos sacar todos mesas a nuestras calles para comer y compartir, para dejar atrás por un rato todo lo malo y compartir todo lo bueno. Para hacer su sueño realidad, que no tengo ningún problema en adoptar, quizá te necesitamos aquí primero.

    «La Comilona» en frases cortas:

    1. Es el domingo 19 de abril.
    2. De 2 a 6 de la tarde.
    3. Lleva comida, bebida, platos y cubiertos para compartir.
    4. Editoriales y lectores jóvenes presentes.
    5. Respeta la pauta de los organizadores.
    6. El respeto, la seguridad y la limpieza, serán cosas que hagamos entre todos.
    7. Si te interesa adquirir libros, no olvides llevar algo de dinero contigo.
    8. La Hostería La Bota se encuentra localizada en Peatonal San Jerónimo #40, Cuauhtémoc, Centro, 06050,

       

       

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Martes asfaltoso: ‘Chile habanero’, de Virulo

Next Story »

#58Muestra: ‘Radicales’

Leave a comment