La nueva Gendarmería de la Policía Federal.
  • Page Views 1205

La nueva Gendarmería de la Policía Federal

  • Por Daniel Higa Alquicira.

    Uno de los grandes proyectos que presentó Peña Nieto en su campaña presidencial por fin se materializó. La División de Gendarmería de la Policía Federal fue abanderada y está lista para colaborar en la prevención y en la lucha contra los actos delictivos.

    La nueva Gendarmería de la Policía Federal.

    La nueva Gendarmería de la Policía Federal.

    Con la firma del Pacto Por México en diciembre de 2012, quedó estipulado en el compromiso 76 que el cuerpo de Gendarmería se crearía en México como una nueva alternativa oficial para la combatir al crimen organizado.

    Aunque en un principio se habló de 40 mil elementos, finalmente este grupo quedó conformado por 5 mil policías que se integran a la estructura de la Policía Federal para ser la 7ª División, y tiene “como objetivo generar condiciones de seguridad ante la presencia de la delincuencia organizada que amenace la vida, la libertad, la integridad o el patrimonio de las personas, en zonas urbanas, rurales y turísticas”, según los informó la PF.

    Como parte de la PF, depende y reporta a la Segob. Es un grupo integrado por civiles con entrenamiento militar y cuenta con un agrupamiento de caballería, de operaciones especiales, reacción, proximidad social, seguridad rural, seguridad fronteriza y proximidad turística.

    Lo interesante –en teoría–de este nuevo grupo de Gendarmería: es que propone acciones preventivas y no reactivas. Es decir, su enfoque está basado en crear condiciones estables en regiones en donde se vea afectada la vida productiva de la sociedad, apoyar a las otras divisiones en tareas coordinadas, pero sobre todo, tratar de tener un acercamiento directo con la gente y crear una relación de mayor confianza.

    Según sus funciones, “la División de Gendarmería intervendrá para garantizar la seguridad de la población en rutas de tránsito de insumos y mercancías, de paso de migrantes, de producción agrícola, pesquera y forestal, y otras que pudieran encontrarse vulneradas por la delincuencia en zonas rurales o marginadas”. Tendrá pues una zona de influencia en el ámbito productivo-social.

    Otro dato interesante es el nivel de confianza y preparación con que se graduaron estos 5 mil elementos. De entrada el proceso de selección inició con 130 mil aspirantes. Esta lista se depuró hasta 6,444 alumnos que entraron a las academias correspondientes, y de ahí se graduaron los nuevos oficiales de Gendarmería.

    Esto implica que al menos en número, hubo una gran reducción de candidatos, lo que nos lleva a concluir que los exámenes de confianza y demás pruebas a la que se someten los elementos policiales, pueden de alguna manera garantizar un grado importante de confiabilidad;  que no significa que estén blindados al 100% contra actos de corrupción.

    A pesar que en la campaña Peña Nieto hablaba de crear un grupo que tuviera la capacidad de suplir la labor de las fuerzas armadas –o al menos reducirlas considerablemente– en tareas de patrullaje y labores policiacas, la realidad es que esta nueva División de Gendarmería apenas tendrá la capacidad operativa para apoyar y realizar trabajos coordinados con los demás grupos de la PF, la Sedena y la Semar.

    No es el gran grupo que nos prometieron. El Ejército seguirá en las calles y la Gendarmería será uno más de los cuerpos dentro del universo de las fuerzas federales. Esto no es para demeritar la creación y la entrada en labores de este nuevo agrupamiento, pero para su desgracia, todo estuvo precedido por emotivos discursos de Peña Nieto en donde hablaba de grandes expectativas con la creación de esta nueva policía, y que en la realidad no se van a cumplir.

    Para muchos especialistas en temas de seguridad nacional, la creación de la Gendarmería creaba más dudas que certezas. Con un presupuesto anual de 1,500 millones de pesos, algunos se preguntan si en la práctica no se van a duplicar funciones entre este nuevo grupo y las divisiones ya existentes.

    Por eso en la presentación oficial las autoridades subrayaron los objetivos y el campo de acción de la Gendarmería, que –aseguran– “está en condición de generar seguridad en las fuentes de ingresos industriales, mineros, agrícolas, pesqueros, ganaderos, y turística, frente a las amenazas de la delincuencia organizada”.

    “Otra tarea sustantiva es establecer acciones de proximidad social, con actividades permanentes de apoyo a las comunidades, así como diseñar programas coordinados con la población para proteger a la gente mediante la aplicación de medidas preventivas policiales contra el delito”. Algo que se supone debería de estar dentro de los modelos y marcos de acción de las fuerzas federales que actúan contra el crimen organizado en todo el país.

    Ojala que de veras la Gendarmería funcione, tenga una relación más estrecha y constructiva con la sociedad, y no se pierda en el escabroso mundo de los abusos, las detenciones arbitrarias, las desapariciones y las violaciones a los derechos humanos, que tanto han dañado la imagen de las instituciones involucradas en la seguridad y procuración de justicia del país; pero sobre todo, que tanto han dañado a la sociedad.

     

     

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

La malaria de los secuestros en México

Next Story »

Dinero a cambio de “trabajo”

Leave a comment