• Page Views 3649

La princesa Leila

Columnistainvitado
Por Paty Caratozzolo.

«Mi motivación personal consistía en revisitar las prácticas fotográficas con el fin de mostrar Marruecos bajo una mirada que yo considero más natural y no menos objetiva. (…) Quería, al menos, respetar una cierta neutralidad en mi conducta y mis elecciones estéticas, alejándome así de todas las representaciones folclóricas».

Leila Alaoui explicaba con estas palabras su trabajo fotográfico «Les Marocains», publicado en 2015 luego de recorrer Marruecos con un laboratorio fotográfico portátil realizando retratos «de hombres y mujeres de todas las edades, de diferentes etnias y tribus, árabes y bereberes», en lugares públicos y en reuniones locales.

El viaje y testimonio fue un homenaje a Richard Avedon que en los años 70 recorrió el oeste americano fotografiando a la gente común y corriente: obreros, vagabundos, amas de casa, granjeros, gente sin nombre. El trabajo de Avedon, titulado «In the American West», es un documento de referencia y fue considerado insuperable… hasta que apareció «The Marocains».

Avedon sobre fondo blanco, Leila sobre negro, ambos retrataron con la misma fuerza expresiva la autenticidad y la belleza natural de la gente y le dieron voz y dignidad a los que jamás hubiéramos visto.

snake 1152x1429

«In the American West», de Richard Avedon.

120308-md

«The Marocains», de Leila Alaoui.

Leila nació en 1982 en París y estudió fotografía en la Universidad de Nueva York. Vivió casi toda su vida en Marruecos y Líbano y por ello es que su trabajo explora la construcción de la identidad a partir de la diversidad cultural y la migración en la costa común del Mediterráneo.

Leila es un nombre de etimología árabe y significa «noche» pero también «aquella que es luz entre las sombras». Ningún nombre hubiera sido mejor para Leila Alaoui, que puso su luz en trabajos tan hermosos y tan misteriosos como «L’île du diable», «Natreen», «No pasará», «Crossings» y el último y más importante «Les Marocains».

A finales del siglo XIX Leila todavía era un nombre exótico y de connotaciones misteriosas. Sir Francis Dicksee pintó su famoso cuadro Leila en 1892, y podríamos jurar que la mismísima Leila Alaoui le sirvió de modelo: el pelo oscuro y ondulado, los delicados rasgos y esa mirada profunda y cautivadora.

7

«Leila», de Sir Frank Dicksee.

Mientras Dicksee la imaginaba en sus fascinantes ropajes de seda, Maurice Ravel la adivinaba en las historias de Shéhérezade y en 1903 componía «La flûte enchantée» basada en un poema de León Lecrère:

«…la canción de una flauta se desborda
en una lánguida melodía
y me parece que cada nota vuela a mi mejilla
como un misterioso beso.»

Leila fue asesinada el pasado 15 de enero cuando cenaba en la terraza de un café. Otras 29 personas murieron esa noche a manos terroristas, pero la ciudad no era París sino Uagadugú y el país no era Francia sino Burkina Faso; y quizás por eso nadie dice nada. La princesa Leila ya no está con nosotros pero su mirada seguirá subyugándonos desde la seda de sus ojos y lo mismo su voz desde las notas de una flauta encantada.

portada

«In the American West», de Richard Avedon.

f3c00e_325f8c50a81f48039026a2b38315f25d.jpg_srz_779_438_85_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz

«Crossings», de Leila Alaoui.

IMG_5743Paty Caratozzolo. Quisiera cantar «Feeling good» como la Simone o de perdida «Let’s do it» como la Fitzgerald. Algunas veces se lamenta quedito como la Dido de Purcell y otras llora a moco tendido como la Alcina de Haendel. El resto del tiempo anda con la mirada hundida en los paisajes brumosos de Turner y los dedos imaginando la tersura de cualquier escultura de Bernini. Prefiere el plano holandés al café americano, y la compañía de un barítono italiano al mejor widget de su celular japonés. Y definitivamente, si naufragara cerca de una isla desierta y pudiera llevarse un solo libro… ¡preferiría hundirse full fathom five!

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

El caso Humberto Moreira y su capacidad de librar prisión

Next Story »

Axel Catalán y Never Seen Autumn en ‘Groove Room’ de Music Hunter

Leave a comment