• Page Views 999

«Las herederas»: un diamante paraguayo, la tierra de mujeres

Por María Fernanda Pérez Reyes.

«Las herederas», ópera prima de Marcelo Martinessi, es una película que aborda el complejo e interesante universo femenino en un país latinoamericano que está apostando por revivir el cine y apoyar el deseo por contar historias que sirvan de reflexión, crítica y puerta al mundo paraguayo.

«Las herederas» cuenta la historia de Chela, mujer de más de 60 años de buena posición económica, quien se percata que la herencia, alguna vez recibida, no le será suficiente para seguir viviendo. Martina alias “Chiquita”, su pareja, termina en la cárcel por no poder cubrir las deudas acumuladas y por ser acusada de fraude. Chela, acostumbrada a la rutina y presencia de “Chiquita”, su pareja de más de 30 años, sufre un desequilibrio. El nuevo estado de las cosas la lleva, un tanto por casualidad y otro tanto más por necesidad, a ejercer como chofer, al estilo de un servicio de taxi para un grupo adinerado de mujeres mayores. Dicha situación empuja a Chela a salir de su encierro y a probar el comienzo de una vida distinta. Ofreciendo el servicio de taxi es que conoce a Angy, una mujer interesante, arrolladora y mucho más joven que ella, quien lleva a Chela a debatirse en una revolución interna.

La magia de «Las herederas» sucede de manera imperceptible. Con una apacible forma de narrar, Martinessi invita al espectador a ser un tercer invitado en la casa de Chela y “Chiquita”, a ser otro pasajero dentro del coche, a ser la segunda compañía de Chela, después de Pati, la ayudante del hogar. A ver de cerca lo que sucede tras cerrar la puerta. Y como ese silencioso invitado, nos vamos adentrando gradualmente a su mundo, al acontecimiento de los hechos, al mar de emociones que se van destapando temerosamente. Nos volvemos testigos de la verdadera herencia que engloba la vida de estas mujeres: una serie de conductas, valores, formas de actuar y pensar, límites y barreras perpetuadas en una sociedad que, por un momento, en «Las herederas» se resquebraja.

Sin ninguna intención de hablar sobre Paraguay, Martinessi sitúa la historia en su país natal, centrando su atención en estas mujeres que son el eje conductor de la sociedad paraguaya. El conjunto de conversaciones oídas por el director durante su infancia y vivencias cercanas insertadas en la memoria, es lo que llevó, primordialmente, a Marcelo a escribir esta historia. Una historia que, como ha comentado en diversas entrevistas, surgió más por una necesidad de contar que por el sólo hecho de hacerlo. A razón, también, de insistir en trabajar y aportar para su país.

«Las herederas» ha logrado situarse en la escena cinematográfica internacional recibiendo, hasta el momento, 18 premios entre los que destacan: el Festival Internacional de Cine Viña del Mar de Chile 2018 por «Mejor película de ficción», dos Osos de Plata en el Festival de Cine de Berlín 2018 por «Mejor actriz» y «Mejor película de ficción», Festival de Cine de Kiev 2018 por «Mejor película LGBTQ», entre otros.

«Las herederas», sin dejar de ser una historia pequeña y sencilla, cuenta con la coproducción de Paraguay, Uruguay, Brasil, Francia, Noruega y Alemania. Es un proyecto que ha traspasado ciertos márgenes de magnitud y apoyo pero que, se desafía, en mantener un bajo perfil invitándonos al mundo de Chela, una mujer cotidiana.

Sin duda, «Las herederas» es la película paraguaya más premiada de la historia y uno de los éxitos más importantes del 2018. Una película cuidada, sencilla e incluso tácita que detona sutilmente los fascinantes secretos que esta historia contiene.

 

«Las herederas», ardua, provocadora e indudablemente envolvente; una historia que ha llegado también, para darle voz al cine nacional paraguayo. La película estrena mañana viernes 1 de marzo en cines nacionales.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

«Félicité»: el tratamiento sincero a una historia sencilla

Next Story »

«El atentado del siglo: Utøya»: dura, contundente, espeluznante…

Leave a comment