Miércoles nostálgico: Lila Downs, tradición y modernidad.
  • Page Views 1208

Miércoles nostálgico: Lila Downs, tradición y modernidad

  • Por Janette Alle Tamer.

    En esta sección hemos hablado de artistas nacionales de géneros como rock, pop, rap y otros géneros populares, pero en este Miércoles nostálgico hablaremos de uno del cual no habíamos hablado hasta el momento, una fusión de distintos géneros de la cultura popular mexicana así como muchos otros géneros, enfocándonos en Lila Downs como una gran representante de este tipo de música.

    Miércoles nostálgico: Lila Downs, tradición y modernidad.

    Miércoles nostálgico: Lila Downs, tradición y modernidad.

    Nacida en Oaxaca, de una madre indígena mixteca, Anita Sánchez y Allen Downs, un profesor estadounidense y con herencia zapoteca y escocesa, Lila Downs tuvo gran interés por la música desde una corta edad. Sin embargo, su carrera musical fue impulsada mucho tiempo después por su ahora esposo Paul Cohen, un saxofonista americano. Después de formar parte de distintos grupos y tocar en distintos bares, restaurantes y clubes nocturnos tanto en México como en Estados Unidos, en 1994 realizó su primer álbum de manera independiente, titulado Ofrenda. En este álbum se incluyeron temas tradicionales oaxaqueños y mexicanos, con letras interpretadas en español, mixteco y zapoteco. Sin embargo, este álbum no tuvo éxito comercial por lo que solo se promocionó en LP y cassette. Fue hasta que Lila grabó un álbum acústico en una sesión en vivo Azuláo: En vivo con Lila Downs en 1996 que se dio a conocer en distintas partes de la república, pero solo se promocionó en presentaciones.

    En 1999, después de firmar con la disquera Narada World, se logró un gran éxito comercial a nivel internacional con su álbum La Sandunga; mezclando música tradicional mexicana y sonidos modernos de jazz, blues y bolero, además de interpretaciones en español y mixteco dentro de sencillos como Canción mixteca, El venadito, Un poco más y Tengo miedo de quererte.

    En 2000, lanzan Árbol de vida con el cual aumentó su fama internacional. Caracterizado por una gran gama de instrumentos, desde instrumentos prehispánicos, hasta sonajas, flautas, cuerdas, etc., este álbum logró llegar al público europeo y estadounidense, causando sensación con sus letras interpretadas en mixteco, zapoteco y náhuatl.

    En 2001, La línea (tras firmar con EMI Music) salió a la venta y en éste se fusionaban música tradicional, con folk, hip-hop, rock y elementos de chilena. Este disco esta conformado por canciones en inglés, español y una en maya; por hablar de temas como migración, marginación indígena y la matanza de Acteal fue clasificada por muchos como agitadora y comunista. En 2004, llega Una sangre, con letras de migración y discriminación, pero también temas tradicionales como La bamba, La cucaracha y muchos otros.

    En 2006 llega La cantina, con canciones rancheras mexicanas y corridos fusionados con géneros más populares como rock, norteño, cumbia, pop y hip-hop. Dentro de este álbum una de las canciones más representativas es La cumbia del mole. En 2008, llegan los álbumes Ojo de culebra y Shake away simultáneamente obteniendo un gran éxito internacional.

    Dentro de sus más recientes materiales está Lila Downs y La Misteriosa en París- live à FIP en 2010 y un álbum de estudio, Pecados y milagros en 2011. Este último hace alusión a la tradición mexicana de los exvotos, que consiste en mandar a un artista que dibuje un milagro que haya sido concedido en la vida, así como también tratar temas de amor, desamor, al mezcal, a las mujeres, etc. Finalmente, su álbum Raíz, en conjunto con Niña Pastori y Soledad Pastorutti fue lanzado en 2014 y el cual obtuvo nominaciones para los Latin Grammy que se celebrarán el próximo 20 de noviembre por Mejor álbum del año y Mejor álbum folclórico.

     

     

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Dicen que me parezco a Santa Anna… ¡y ni guitarra tengo!’ en Teatro Coyoacán

Next Story »

#FICM2014: ‘Relatos salvajes’, el placer de perder el control

Leave a comment