• Page Views 1766

Obi-Wan Kenobi… un nombre que parece Ben había ya vuelto a escuchar

la-ballesta
Por Asfaltos
.

Hace unos días se estrenó el avance de mitad de temporada de la tercera etapa de la serie animada «Star Wars Rebels». La serie, que sigue las aventuras de los rebeldes que tripulan la nave Phantom, ha sido desde un inicio de mi total agrado. Con personajes nuevos, además de la inclusión de algunos de los más conocidos, y sobre todo una serie de ideas y conceptos que van engrosando el Universo de Star Wars, «Star Wars Rebels» llega a la mitad de la tercera temporada con mucho por contarnos.

En el avance, formato que es de sobra conocido por entregarnos imágenes de lo que veremos y sobre todo por engancharnos con un clásico cliffhanger para amarrar el que le sigamos, aparecen emotivos momentos que de sobra harán que seguidores y curiosos que apenas se acerquen a la serie, terminen por saciar sus ansias de Star Wars ahora rumbo al dulce principal de este año que no es otro que el esperadísimo «Star Wars: Episode VIII». Sin embargo, con todo y que «Star Wars Rebels» me tiene enganchado desde el primer capítulo, fue precisamente el cliffhanger de esta nuevo avance el que me hizo saltar.

Si no siguen «Star Wars Rebels» les cuento que una de las historias que nos cuenta, si no es que la principal, es la del joven Ezra Bridger, quien tras vivir como huérfano en su natal Lothal, se encuentra con la tripulación del Phantom que se resiste a su manera y de manera clandestina, del Imperio Galáctico en los años previos a «Star Wars: Episode IV – A New Hope». Como parte del equipo del Phantom, Ezra se encuentra con el Jedi Kanan Jarrus, uno de los últimos de su tipo que siguen con vida tras la Gran Purga Jedi a manos de Darth Vader. Es así que la tripulación del Phantom evoluciona con el paso de sus aventuras, encontrándose poco a poco con una resistencia Rebelde que ignoraban, así como el mundo más amplio de la Fuerza que incluye a otra «Jedi» sobreviviente llamada Ahsoka Tano (de la también serie animada «Clone Wars») y los «Sith» Darth Vader y sí… Darth Maul (revivido precisamente también para «Clone Wars»).

Bien, una vez aclarado lo anterior, el punto es que Darth Maul regresa (o mas bien nada mas Maul) para darle continuidad a su historia y de paso intervenir en la de Ezra. El regreso de Maul, que sentí más forzado que el de Darth Vader que encajaba con toda naturalidad, fue de entrada una de las cosas que no me gustaron del todo, pero que terminé aceptando. Hay que mencionar también que en «Clone Wars» la evolución de Maul, palabras mas palabras menos, lo lleva del odio obvio hacia Obi-Wan Kenobi que es quien le mutila la parte inferior del tronco en «Star Wars: Episode I – The Phantom Menace», hasta el odio también esperado hacia Darth Sidious, quien termina desechándole como aprendiz y matando al hermano de éste. En una progresión normal de su historia, a quien más odio debería tenerle Darth Maul, debería ser a Sidious y no tanto a Kenobi (de quien ya en la misma «Clone Wars» diríamos que se vengó, y de qué manera), pero al parecer en «Star Wars Rebels» las cosas cambian una vez más.

El ya mencionado cliffhanger del nuevo avance de «Star Wars Rebels» resulta ser el encuentro una vez más entre Obi-Wan Kenobi y Maul. Sí, el Obi-Wan Kenobi que recordamos de «Star Wars: Episode IV – A New Hope» -pues en esta etapa de Rebels nos encontramos a dos o tres años del inicio de la cinta de 1977-, regresa con todo y esa pose de batalla «a la ‘Star Wars: Episode III – The Revenge of the Sith'», para enfrentarse una vez más a su -literalmente- viejo enemigo. Ok, digamos que se «justifica» una vez más la obsesión de Maul hacia Kenobi, ¿pero era necesario regresar al Jedi a pocos años de aquella frase mítica de la primera Star Wars en la que aceptaba que «ese es un nombre que no he escuchado desde hace mucho tiempo. Hace mucho tiempo.»

Anticipándome obviamente, sé que podemos dar por hecho que en la visita que le haga Maul a Obi-Wan -acompañado muy probablemente por Ezra-, se vuelva a mencionar una vez más el nombre del Jedi matando de alguna manera aquella mística frase que hace misterioso al personaje del que si bien aún quedan algunas dudas. ¿Por qué, por qué sacar de su retiro a Obi-Wan a poco tiempo de su retorno triunfal en «Star Wars: Episode IV – A New Hope»? ¿No es éste un fan service del que podríamos haber prescindido? ¿Era absolutamente necesario para la historia de «Star Wars Rebels» sacar del retiro tan precipidatamente a Obi-Wan?

No, no es la primera vez que vemos a algún personaje de la trilogía clásica en «Star Wars Rebels». Hemos visto por ejemplo a Lando Calrissian, en una forzada presencia en la que una vez más nuestra galaxia muy, muy lejana no parece del todo tan grande; Leia Organa, C-3PO, R2-D2, Bail Organa y Wedge Antilles, aquí sí con más coherencia al participar ellos mismos con los rebeldes; el ya mencionado Darth Vader y hasta el Gran Moff Tarkin, quienes al ser parte de las cabezas del Imperio Galáctico eran de esperarse; y hasta el regreso al canon oficial del Gran Almirante Thrawn, cuyo rescate me pareció de lo más interesante. Yoda, otro de los que aparecen en Rebels, me pareció por ejemplo también un poco innecesario -aunque su regreso se ha justificado por la conexión con los dos Jedi en Rebels-.

Al tiempo, habrá que ver qué es lo que ocurre con Obi-Wan Kenobi en «Star Wars Rebels», pero de que en primer instancia se mata la sorpresa de volverlo a ver, y la mística de su primera aparición en Star Wars, de eso no hay duda. Habrá que estar también al pendientes de que el fan service excesivo se contenga, y no tengamos que ver también al mismísimo Luke Slywalker ayudando a los Rebels para auxiliarlos de alguna manera, o peor aún hasta para matar a Maul en el que se anticipa también pueda ser -ora sí- su final.

¿A ustedes les gusta volver a ver a Obi-Wan de esta manera? ¿No preferirían verlo en una cinta estilo western entre los Episodios III y IV donde sin poder usar ni su espada láser ni la Fuerza tenga que socorrer a un grupo de inocentes en el salvaje Tatooine? Digo, es una idea… una que se antoja, y mucho.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

¿Víctima de un bache? ¡Repórtalo al gobierno capitalino!

Next Story »

‘¿Qué fue lo que pasó?’, de Genitallica

Leave a comment