• Page Views 1532

«Primera dama de la revolución»: la emocionante vida de Henrietta Boggs

Por Asfaltos.

Resulta siempre emocionante encontrarse con un capítulo de la historia que a uno le resulta desconocido; sobre todo si se trata de un episodio importante de una nación latinoamericana hermana como lo es Costa Rica. Si ya de por sí muchos capítulos de la historia de México permanecen ocultos de la gran mayoría, ni qué decir de otros provenientes de países como Costa Rica. Pues bien, gracias a «Primera dama de la revolución» (2017) de la cineasta Andrea Kalin, conocemos un momento culminante de aquella nación centroamericana.

Es a través de los ojos de Henrietta Boggs que conocemos uno de los momentos más importantes de Costa Rica. La nacida en Alabama, Estados Unidos, es reconocida a nivel histórico por haber sido la pareja sentimental del revolucionario tico José «Don Pepe» Figueres. Desde su matrimonio en 1941 con el futuro presidente de Costa Rica, la vida de Henrietta dio un vuelco trepidante a su vida que la cambiaría para siempre.

Andrea Kalin, realizadora ganadora del premio Emmy y fundadora de la productora de documentales con conciencia social Spark Media, es la responsable de presentarnos la vida de Henrietta Boggs, y a través de ella el momento más relevante en la historia de Costa Rica en el siglo XX. ¿Lo mejor? Que es la propia Henrietta la que nos cuenta su historia, esa que comenzó cuando nació en 1918 en Alabama, y esa que se marcó cuando visitó por vez primera a sus tíos retirados en Costa Rica.

Impresionante resulta en primera instancia encontrarse con una Henrietta Boggs de más de 90 años en una impecable condición. Su fortaleza es sin duda reflejo de lo que ha superado con el paso de los años, pero sobre todo de lo que ha conseguido. Porque sí, en «Primera dama de la revolución» Henrietta no es solo la que fue esposa de José Figueres, ni tampoco la que fue primera dama en aquella primera presidencia de su esposo; no, Henrietta se nos muestra como una mujer que desde joven siempre dio muestras de independencia.

Además, sin querer estropearles otro momento histórico relevante en la nación costarricense, es Henrietta la principal abanderada de un hecho que marcaría a las mujeres de aquel país.

Mezclando imágenes de archivo de la época, con fotografías y videos de la pareja conformada por Henrietta y Figueres, así como paisajes y escenas de la Costa Rica actual, Andrea Kalin ilustra un trabajo que ya con el relato en viva voz de Henrietta resulta imperdible. Conocer, de una de las protagonistas esa historia tan trepidante, resulta un lujo auténtico.

La vida de Henrietta se entrelaza entonces con la de Costa Rica, desde que se enamora de Figueres -quien le advierte que no será fácil una vida casada con él-, hasta ese punto culminante donde con la revolución iniciada padece que su familia esté en un segundo plano. Hay un momento, donde resulta absolutamente entrañable, escuchar de Henrietta la huida que hizo con sus dos hijos del campamento revolucionario de su esposo a un campamento estadounidense que estaba a cargo de la construcción de la carretera panamericana.

 

Cinematográficamente es posible que el trabajo de Kalin no resulte del todo espectacular, sin embargo por la simple oportunidad de conocer una vida tan apasionante como la de la protagonista, no cabe la duda de que vale la pena acercarse a ver «Primera dama de la revolución».

«Primera dama de la revolución» estrena bajo el sello de Benuca Films mañana viernes 27 de julio con 8 pantallas en Ciudad de México en Cineteca Nacional, Cinépolis Diana, Le Cinéma IFAL, La Casa del Cine MX, Cinemanía Loreto y CineTop Azcapotzalco; y en Cuernavaca en Cine Morelos y en Guanajuato en Movie Center San Francisco del Rincón. Imperdible, les reitero.

Con información e imágenes cortesía de Telegrama Digital.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Conoce el Force Bus disponible para el Force Fest Open Air 2018

Next Story »

«El discípulo»: duelo ideológico lleno de tensión

Leave a comment