• Page Views 659

Reflexiones a raíz de la polémica “Roma” – Cinépolis

la-ballesta
Por Asfaltos
.

La semana pasada el tema entre los que nos dedicamos a la cobertura del cine en nuestro país, fue sin duda la exhibición de la más reciente película de Alfonso Cuarón, “Roma” (2018). La cinta, cuya reseña pueden leer aquí, se estrenó (y se sigue estrenando) en un selecto número de salas de cine en la capital del país, y también en ciudades al interior de la república. El tema que desató toda una polémica, fue que de acuerdo a Alfonso Cuarón la película no contaría con la exhibición en las dos principales cadenas de nuestro país: Cinépolis y Cinemex.

A través de un mensaje de su cuenta de Twitter, el realizador mexicano dio a conocer que para la exhibición en cines su película “Roma” se encontraba tristemente un tanto limitada, inclusive más que en otros países como Polonia y Corea del Sur donde indicó se proyectaría en más pantallas.

En otro mensaje, Cuarón desmintió rumores de quienes afirmaban que el que “Roma” no llegara a las salas de cine comerciales -donde desde luego tendría una mayor exposición- era culpa de Netflix, productora de la película que según muchas voces no estaba poniendo de sí. Netflix, en comunicado que hizo público aludió directamente a Cinépolis y a Cinemex para confirmar su interés por proyectar “Roma” en sus salas.

Como respuesta Cinépolis lanzó otro comunicado, también público, en el que afirmaba que sí estaba interesado en exhibir “Roma”, inclusive donando el 50% de la recaudación de la película como pedía Netflix anteriormente, solo que dejaba ahora todo en manos de la compañía estadounidense, pues por su modelo de negocio si se estrenaba la película en diciembre próximo, para la más grande exhibidora de nuestro país en pocas palabras ésto no resultaba un buen negocio.

Al momento no ha habido más comunicación pública, aunque en distintos medios el tema ha dado mucho de qué hablar. A continuación les comparto algunas reflexiones que saco del tema.

1) Alfonso Cuarón desde un inicio sabía perfectamente la forma en la que operan tanto Netflix como las exhibidoras mexicanas Cinépolis y Cinemex; más aún cuando ya con “Roma” vivió algo parecido en el pasado Festival de Cannes donde no pudo participar. A mi parecer, si bien Cuarón tiene todo su derecho de pedir más salas para que su película se exhiba como debe de verse (por cierto, no siento que sea una película hecha para Netflix, pues se disfruta definitivamente más en una sala de cine perfectamente acondicionada), creo que no fue la forma más correcta del director para pedir a las dos exhibidoras el que presentaran su más reciente película. Todo lo que saltó a redes muy seguramente no fue algo que se supo hace poco. De hecho, y como bien da a conocer mi colega y amigo Sergio Raúl López de Revista Toma, Alfonso ya tiene un antecedente de este tipo de acciones cuando intercedió por la exhibición de “La región salvaje” de Amat Escalante (aquí la historia completa). Esta acción, con todo a su favor para ganarse la opinión pública, solo deja mal parado tanto a las exhibidoras como a Netflix.

2) Netflix y Cinépolis están en todo su derecho de defender sus respectivos modelos de negocio. Desconozco cómo haya sido redactado el contrato con Alfonso Cuarón, pero de momento es novedoso que Netflix haya aceptado en México el estreno primero en salas de cine de su producción “Roma”, por lo menos 3 semanas antes de su estreno en su plataforma. Es decir, Netflix aceptó no tener la exclusividad del estreno de “Roma”, y eso es algo que hay que hacer notar. Cinépolis, por su parte, en el comunicado público pedía que si Netflix quería estrenar “Roma” en sus salas, debía hacerlo posponiendo la fecha de diciembre hasta el próximo año para respetar la ventana de 3 meses con la que la exhibidora mexicana ha trabajado en los últimos años con otras distribuidoras. Obviamente Netflix no cederá más, y obviamente Cinépolis de momento no está en condiciones de hacer una negociación que rompa con sus moldes ya establecidos.

3) Moldes ya establecidos… Haya sido o no la forma de levantar la polémica por parte de Cuarón, lo que sí es un hecho es que a partir de la discusión de la exhibición de “Roma”, Alfonso ha puesto la atención en un tema que debería de cambiar en el futuro la forma de trabajar tanto de Netflix como de Cinépolis, y quizá también de Cinemex. Los modelos de negocio de estas empresas deberán poner sobre la mesa lo sucedido en estos días para ver si la forma en la que por ejemplo Cinépolis operaba en tiempos en los que Netflix no existía, siguen siendo vigentes; mientras que Netflix deberá poner a discusión la forma en la que trabajará con las exhibidoras, ahora que también en un futuro próximo pueda tener más películas que la gente sí quiera también ver en una sala de cine.

4) Poco se ha dicho de algo que me parece también muy rescatable de todo el asunto, y es que a partir de la exhibición de “Roma” se ha puesto el ojo de manera muy abierta en el circuito de cines independientes en México. A partir de su interés por querer ver “Roma” en el cine, es posible que muchos de los espectadores se hayan acercado a salas que desconocían, y a las que posiblemente regresen por la experiencia vivida. Muchos, inclusive, estoy seguro que habrán pisado también por vez primera un espacio dedicado al cine como lo es Cineteca Nacional. La exhibición de “Roma” en estas salas vuelve a poner la atención en este circuito de exhibición independiente que no debe ser jamás desdeñado, pues resulta sin duda una muy importante opción para las producciones nacionales, por poner un ejemplo.

5) Tampoco se ha dicho, o por lo menos no mucho, pero es cierto que con el estreno de “Roma” en Netflix muchos, pero muchísimos espectadores más podrán verla. Si bien haberla estrenado en Cinépolis y Cinemex hubiera hecho que llegara a más gente en salas de cine, podría afirmar que a nivel mundial los números no serían los mismos sin la ayuda de Netflix. Al tiempo, ojalá Netflix revele números de a cuántas personas llegó finalmente la más reciente película de Alfonso Cuarón. Porque sí, insisto, “Roma” debe verse en cines por todas las características con las que el realizador mexicano trabajó con ella; pero también es cierto que cada vez más hay un público que prefiere ver cine de manera cómoda no necesariamente en una sala en un complejo tradicional.

6) ¿Por qué no hubo tanto ruido y polémica cuando Disney proyectó en casi el 100% de las salas de este país “Avengers: Infinity War”? ¿No hace eso igual o más daño a la exhibición de cine (sobre todo mexicano) que lo que estamos discutiendo ahora? Es pregunta.

En fin, hasta acá algunas cuantas reflexiones de los que nos dejó un tema que seguirá dando mucho de qué hablar. ¿Lo cierto? Que todo esto debe de significar idealmente un parteaguas sobre la forma en la que vemos cine en especial en México. En otros países, como en Estados Unidos, la relación entre Netflix y las exhibidoras es un poco distinta; quizá sea el momento de que en México las cosas cambien también, siempre en favor de los espectadoras que al final de cuentas somos los clientes.

IMG_5743Asfaltos. Sobrevivo en una ciudad junto a millones de personas. ¿Mexiqueño? Me enamoro rápido y olvido difícilmente. Amo la música, el cine, los cómics, las mujeres y -últimamente gracias a los servicios de streaming– las series también. Vivo la vida a través de letras y melodías. Músico frustrado. Me pueden encontrar escuchando U2, Radiohead y Coldplay; así como Grand Funk Railroad, Styx y Eric Burdon; Chetes, Jumbo y Siddhartha; y hasta Jesse & Joy, Silverio y Aleks Syntek. Batman y Star Wars mis pasiones; también el Cruz Azul, pero ya saben… subcampeonísimo. Sobreviviente y náufrago; ermitaño que odia la soledad.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Youngr y su esperado regreso a México

Next Story »

#65Muestra: “El infiltrado del KKKlan”

Leave a comment