• Page Views 755

Rumbo al #FestivalMarvin 2019: Los Nastys

Por Asfaltos.

Los Nastys, grupo madrileño con más de una década de acción, afirman en su bandcamp que «a las páginas web les mola mucho copiar nuestra biografía para describirnos». Sí, puede ser que les mole, pero también puede pereza, falta de rigor profesional o de plano incomprensión de la música de Los Nastys. Yo creo que no hay que ser genios para encontrar en Los Nastys influencias de punk y de rock. Tampoco para encontrar su predilección por el caos, romper con la indiferencia y sin duda una muy buena dosis de humor.

Para indagar directamente sobre la música de Los Nastys, quienes se presentarán este sábado en el marco del Festival Marvin, tuve la oportunidad con uno de los fundadores del grupo: Luis Basilio. Sí, ésto fue lo que conversamos.

Reconoce MX: Luis, antes que nada me gustaría saber qué significa para ti, en específico, hacer música.

Luis Basilio: Para mí en específico… Pues soy una persona que ha llegado a un punto de su vida en el que ya no me puedo comunicar tan fácilmente con las personas; con mis amigos o con mi propia novia, todo es ya a través de la música. Así que cuando quieras expresar algo que sea alegría o sea tristeza, pues utilizas la canción de alguien o una tuya para decir las cosas.

RCMX: ¿Te acuerdas de ese instante en el que te diste cuenta de eso? ¿De que la música era algo más que «solo música»?

LB: Tendría yo como 6 años. Me acuerdo que tenía un primo mayor que quería mucho y que me empezaba a traer cada vez que lo veía, que era en verano o en Navidad, casetes con música que escuchaba. Me acuerdo muy bien que me regaló dos cintas de Oasis; yo no tenía ni idea de lo que era Oasis, ¿sabes?, yo conocía a «Los Pitufos» y poco más. Y entonces escuché a Oasis y ahí de repente me dije: «¿qué coño es esto?», y me volví loco. Y pues ya partir de ahí empecé a devorar música. Al principio era más difícil, porque a esa edad no YouTube, ni Napster. Yo me compraba discos a muerte.

RCMX: ¿Y tu sonido? ¿Lo que fuiste descubriendo de música por tu propia cuenta?

LB: Recuerdo que el primer disco que me compré con mi propio dinero fue uno de Nirvana, el «Incesticide», ese fue uno de los primeros que me encontré. Luego mi madre me regaló uno también de Metallica, y a partir de ahí pues lo que sí me cambió un poco ya mis inquietudes musicales, fue el hecho de descubrir bandas como The Velvet Underground. A partir de ahí se me abrió otro camino y luego como a mucha gente le ha pasado, cuando aparecieron The Strokes y The Libertnes, pues ahí ya fue cuando me atrapó el boom de las guitarras.

 

RCMX: Sus influencias sonoras son diversas. ¿Cómo elegir las que mejor les acomoda?

LB: La verdad que nunca lo hemos pensado, simplemente a los 4 nos gustaba más o menos la misma música y simplemente nos juntamos a tocar. Dio la casualidad que de que todos teníamos algo que decir de alguna manera, ya fuera escribiendo letras o simplemente tocando instrumentos; nos juntamos y las cosas empezaron a salir como solas. No sabría explicarte, salió todo rodado, sabes, y la verdad que es un gusto. Por ejemplo tenemos ahí a Omar, que es de Perú y toca el bajo y siempre en sus influencias tiene algo así como de chicha, como funkie; también es muy colgado de esa música, la mezcla. Mi hermano que toca la guitarra, le gustan mucho sus solos de guitarra que se mezclan muy bien con el resto de la música. Yo soy más clásico, de guitarra sucia y que suene a todo volumen. Al final así nacimos Los Nastys.

RCMX: El humor en su música es importante. A uno como escucha nos refresca y nos hace poner atención en su propuesta.

LB: A mí me parece que el sentido del humor es como un arma de doble filo que hay en la vida. No sé quién dijo alguna vez que cuando alguien dice algo con sentido del humor lo está diciendo más en serio que como si lo dijera seriamente. Así entran las cosas, como pequeños puñales que vas clavando.

RCMX: Leía en una entrevista que afirmaban que «la música debe servir para algo». Escuchamos en la radio mucha música que creemos no tiene un sentido, y quizá ese sea su sentido, evadirnos… ¿Cómo luchar contra ese ruido que nos imponen ahora en distintos medios?

LB: Creo que es una crisis de identidad a niveles masivos. Creo que al final como todos tenemos acceso a vernos a unos, empezamos a admirar, a envidiar o a querer a ser algo; como que todo mundo se siente protegido dentro de una gran masa y lo que falta, yo creo, es carácter y personalidad propia. Nosotros con la música que hacemos buscamos que la gente se sienta cada una como individuo, que se sienta alguien importante. Porque la importancia se la da uno mismo a uno mismo. Tampoco puedes esperar que te reconozcan por ahí, porque yo creo que todo eso hace que aceptemos que en el día a día estemos llenos de música de mierda por todas partes. Te vas a cualquier sitio o inclusive a cenar y la música que suena es una mierda. No sé no sé cómo explicarte que la gente se siente a escuchar música de mierda; le pega a uno en los cojones. Pero bueno, los jóvenes escuchan también la música de puta madre, gente que dice algo. Se trata de intentar buscar mensajes en la música y no escuchar como el hilo musical. Aquí en España por ejemplo en televisión no hay ningún programa de referencia para escuchar; en radio tampoco, sólo tenemos Radio 3, pero el resto son Los 40 Principales y cosas así que saturan el mercado. No quiero decir que por ejemplo el reguetón es una mierda como dice mucha gente, pero sí que al final escuchas a un artista de reguetón sea quien sea, y más o menos que es lo mismo; para mí me son todos iguales.

 

RCMX: Claro, yo siempre defiendo la tesis de que la famosa «Despacito» fue el triunfo del capitalismo sobre un sonido como el reguetón que alguna vez fue anárquico.

LB: Yo creo que también ha llegado a pasar lo mismo en el rock and roll; al final también se ha capitalizado y al final salen artistas que supuestamente tocan ese género y que cuando los escuchas pues dices, bueno OK. Grupos referentes en la historia como The Rolling Stones o The Beatles que son los clásicos, clásicos, acabaron convirtiendo el rock como si fuera una especie de parque temático. El rock no ha estado libre de esa capitalización de la que hablas.

RCMX: Regresan a México después de aproximadamente 2 años de no estar por acá. ¿Cómo se sienten de su próxima visita?

LB: La verdad que a mí personalmente me encantaría quedarme a vivir una temporada en México. Te juro que me parece el mejor país del mundo. Tan intenso todo lo que vuelve a México que ya lo sabéis vosotros y lo sabemos nosotros, tanto las cosas buenas como las cosas malas. Como que todo eso le da a México ese carácter. Yo creo que de toda la gente que yo he conocido, siempre me quedé como esa sensación de que el mexicano no le tiene miedo a nada. Allá nadie le tiene miedo a la muerte, la gente vive intensamente. Estamos ilusionados por volver a ver amigos, pero sobre todo deseamos tocar, porque es la verdad que cuando hemos ido a México es como vivir un sueño de puro rock; de tocar en un concierto lleno de gente loquísima. Vamos con una sorpresa para allá, para el día del Marvin. Sacaremos un cover de Luis Miguel.

RCMX: Jajajaja… Qué chingón lo del cover. Seguro eso va a ser una locura. Pues Luis, antes de irnos, ¿algo que quieras agregar?

LB: Nada, que espero que nos reciban de puta madre como lo haremos nosotros que nos morimos por tocar a 200 km/h en el concierto. Y sí, que esperamos que disfruten mucho cuando saquemos ahí el cover de Luis Miguel.

Los Nastys se presentarán en el marco del Festival Marvin 9a edición que se celebrará los días 16, 17 y 18 de mayo de 2019 en el Circuito Condesa-Roma de Ciudad de México. Para más información consulta el sitio oficial.

Foto de portada: Enrique Villaluenga Gracía.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

KURT Schmidt, de telonero a estelar

Next Story »

«Kidding»: el regreso triunfal y realista de Jim Carrey

Leave a comment