• Page Views 706

Sembrando vida y acortando voces; IMER y la controversia de la 4T

Conciencia

Por María Murillo.

“Yo tengo otros datos,” reitera cada mañana López Obrador cuando algún reportero osa presentar cifras oficiales que contradicen a la presidencia y desmienten que “México va muy bien” en temas económicos.

Mientras Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se pelea con las cifras arrojadas por los “tecnócratas” y en cada conferencia mañanera asegura tener otros datos -resultados positivos que respaldan sus políticas-, los estragos de la austeridad y recortes presupuestarios aplicados a instituciones, organismos y dependencias gubernamentales siguen causando estragos que se presentan como una ola imparable que podría terminar inundando o causando encharcamientos en la gloriosa cuarta transformación (4T).

El enfoque del gobierno es claro: erradicar la corrupción, la desigualdad social e impulsar el apoyo a los más pobres con programas sociales; pero, los intentos por lograrlo parecen no estar teniendo tanto éxito en todos los francos. Sectores que se han visto afectados de manera considerable, han sido orillados a tomar medidas drásticas para adecuarse a un presupuesto austero, optando por recortes de personal que incrementan las filas del desempleo registrando una tasa del 3.5 por ciento para los primeros tres meses del año bajo la administración del nuevo gobierno.

Si bien el 1.9 millones de personas que el INEGI señala como desempleadas no son resultado de los efectos de la austeridad, no se puede negar que los recortes presupuestales y el despido de trabajadores de confianza y eventuales en el gobierno federal si forman parte de los 117 mil 348 que se sumaron a las filas del desempleo en los primeros tres meses del 2019. Un escenario que ha sido utilizado para señalar los efectos de la 4T en las cifras macroeconómicas y que oscurecen el panorama próspero prometido.

En su defensa, AMLO apela a la generación de empleos que programas como “Sembrando vida” y “Jóvenes construyendo el futuro” han empezado a generar en el sureste mexicano. Cifras que, según el primer mandatario, quedan fuera de los análisis y mediciones de especialistas que consideran sólo a los trabajadores inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social y dejan de lado la mano de obra que el gobierno federal está sumando de manera legal y ordenada.

Pero, mientras los programas sociales incrementan su impacto en las zonas menos favorecidas del país con una demanda presupuestal que ocupa gran parte del gasto público, en escenarios paralelos se sufre de recortes, despidos y factores que dibujan una crisis inminente y muestran el lado oscuro de la 4T.

En el más reciente escenario, el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) se ha colocado como foco de atención o tal vez una escandalosa sirena, que ha despertado alerta en redes sociales por la sorpresiva renuncia de Ricardo Rafael y la salida de 240 trabajadores eventuales freelancer que a partir del 1 de julio dejarán de prestar servicios en el instituto, entre ellos productores, conductores, continuistas, guionistas y programadores, que han obligado a la reformulación de estaciones de alta audiencia como Reactor 105.

La controversia volvió a sentar a la 4T en el banquillo de los acusados. Los usuarios de redes sociales apuntaron a la austeridad de AMLO como el verdugo de lo que calificaron “la destrucción del IMER” y, después de la tormenta de lodo que ha venido cayendo sobre la cultura, este tema le añade una mancha más al tigre.

Pero algo de verdad hay en las palabras de Jesús Ramírez, coordinador general de comunicación social de la Presidencia, cuando dijo que “No hay despedidos, simplemente –insistió- si antes del 30 (de junio) no se entregaron recursos, tendrían que renunciar. Ese es el tema (pero) antes del viernes se resuelve el problema económico por el cual tienen esta dificultad los trabajadores del IMER”, ya que el Instituto ciertamente no sufrirá despidos, al menos no del personal sindicalizado y de confianza quienes seguirán trabajando hasta que se digan lo contrario o la austeridad lo permita.

El escenario no era alentador para el IMER la mañana del miércoles. En su conferencia de prensa matutina del 26 de junio, López Obrador dijo: “Se va a arreglar, vamos a buscar la manera,”, un mensaje esperanzador a una crisis que, de acuerdo a fuentes internas del Instituto el recorte causaría la desaparición de 4 digitales: Radio México Internacional, Jazz Digital, Música del Mundo e Interferencia (éstas tres últimas en HD, sólo se transmiten por internet o en radio HD), mientras que en el área de noticias, la situación afectaría a 17 de 49 integrantes, (Honorarios y Asimilables) lo que impide la transmisión de programas como IMER Noticias Fin de Semana, Impacto Deportivo.

“Se va resolver ya antes del viernes, toda la situación económica y todas las deudas que se tienen por el recorte y como lo presentó el presidente de la República, antes del viernes se va a resolver todo esto,” fue la promesa de Jesús Ramírez ante la ola de reacciones que inundaron redes sociales en apoyo al instituto.

Sorpresivo para algunos y con obviedad para otros, la respuesta llegó antes. La noche del mismo miércoles se confirmó la liberación de 19.3 millones de pesos para el IMER, cantidad suficiente para seguir prestando los servicio de radiodifusión pública en sus emisoras.

Si bien hay que reconocer y celebrar la reconsideración del gobierno en temas de presupuesto a la radio mexicana, es difícil borrar la impresión de que acabar con el amiguismo, nepotismo e influyentismo, los pocos viajes al extranjero, la suspensión de atención médica privada, las cajas de ahorro exclusivas para funcionarios y los tantos otros gastos “innecesarios” para el gobierno, no están siendo suficiente para sostener la iniciativa de bienestar del gobierno federal y se está corriendo el riesgo de que las piezas no se estén moviendo con la estrategia correcta.

Fotos: Secretaría de Cultura Ciudad de México.

IMG_5743María Murillo / #ConcienciaRCMX. Economista por la UNAM, coordinadora editorial de noticias en medios digitales, amante del café y con un profundo amor por México.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Todos los caminos nos llevaron… al #Ariel61

Next Story »

«Chicuarotes» y la lejanía de su autoproclamada «poesía colectiva»

Leave a comment