• Page Views 654

“Spider-Man: De regreso a casa”, el hombre araña de YouTube

Por Asfaltos.

15 años después de su primera aparición en la pantalla grande, Spider-Man regresa en su tercera encarnación al cine. ¿Las diferencias? La fuente de la juventud no solo ha mantenido a Peter Parker y a May (sí, sín el ‘”Tía”), sino que también los ha rejuvenecido -el tiempo, en cambio, no ha sido tan benévolo con el Tío Ben-; la tecnología para las cintas ha ido en aumento y por lo mismo mejorado; pero sobre todo -y ante todo, en esta nueva etapa-, Spider-Man se hace acompañar de toda la plataforma vengadora que los fans morían por disfrutar.

En un acuerdo que estremeció a todo el fandom del amigable hombre araña del vecindario, tanto Sony Pictures como Marvel Studios llegaron a un acuerdo para llevar al arácnido al llamado Universo Cinematográfico de Marvel para coincidir con sus contrapartes de la franquicia “Avengers” que comenzara no hace muchos años, en 2008 con la primer cinta de Iron Man. Si bien ya “Spidey” se había reunido con los Avengers en la anterior “Capitán América: Civil War” (2016), para “Spider-Man: De regreso a casa” se anticipaba el regreso protagónico de probablemente el superhéroe más famoso de la editorial Marvel.

La cinta, de entrada, cumple con lo prometido: entretener. Para una nueva generación, pensada en un público tan joven como el del Spider-Man preparatoriano que estelariza el ya mayor de edad Tom Holland, “Spider-Man: De regreso a casa” juguetea con el lenguaje audiovisual al que están acostumbradas las generaciones de jóvenes actuales que en efecto, de existir el “hombre araña”, grabarían la presencia del superhéroe con sus celulares para posteriormente subirlo a YouTube y denominarle precisamente “el hombre araña de YouTube“.

A la tecnología y lenguaje audiovisual moderno, súmenle también toda la parafernalia de los “Avengers”, comenzando por el favorito de muchos: Iron Man. Con todos los “jugetitos” del más querido de los personajes de la franquicia, interpretado por Robert Downey Jr., la seguidilla de referencias al Universo Cinematográfico de Marvel no dejan de aparecer para cumplir a quienes esperaban ese esperadísimo momento.

La historia da comienzo con un video viral narrado por el propio “Spidey”, justo para recordar los hechos sucedidos en la anterior “Capitán América: Civil War”. Es, a partir de ese punto, que el origen del superhéroe que necesitamos saber se plantea: algo sucede en la vida de este ya hábil adolescente que termina llevándolo bajo el cobijo de Tony Stark para unírsele a su causa en la llamada “guerra civil”. Sin embargo, el increíble Spider-Man no deja de ser eso: un chico, apenas un chico.

La cinta tratará entonces de eso, de cómo lidia un joven que también es fanático de los “Avengers”, con todo lo relacionado al peso del superhéroe, ese que tiene “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Vemos -y que conste que no es spoiler, ya que se nos revela también en el avance- cómo “Spidey” pasa de tener todos los juguetes patrocinados por Tony Stark, a volver a la sencillez de los tiempos en los que no contaba con todos los gadgets habidos y por haber que, también, para ser ciertos, resultan muy vistosos en la pantalla y entretenidos para la audiencia principal; pero que también, si me preguntan, sobran para un personaje que en su versión más clásica carecía de ellos.

Y es que ese es el Spider-Man que por lo menos más disfruta su servidor, el que convive con los avatares de una vida mundana donde se es un chico normal que lidia con las vicisitudes de cualquier joven a su edad: escuela, amores, cambios en el cuerpo, amistades, etc.; pero también, una vez que se pone su traje, pelea contra villanos y cuida a la gente de su ciudad: Nueva York. Sí, la película incluye lo anteriormente descrito, combinado con esa ya mencionada dosis del Universo Cinematográfico de Marvel que reitero será el deleite para los fanáticos que así lo esperaban.

Las actuaciones están bien, sobre todo la del villano principal, El Cuervo, interpretado por un muy superior Michael Keaton que se destaca por encima del juvenil Tom Holland y el popular Robert Downey Jr.; Holland, también, y hay que decirlo, se gana el corazón de todos por interpretar a ese “Spidey” adolecente que también muchos aclamaban por ver. El elenco lo complementan Marisa Tomei, quien por cierto vuelve a una cinta junto a Downey Jr.; y una casi incidental Zendaya, quien además de cumplir con atraer al público femenino juvenil, se perfila sin mayor estropeo a un mayor protagonismo para la lógica secuela.

¿Veredicto final? “Spider-Man: Homecoming” será el éxito esperado y manufacturado entre dos de las productoras más poderosas del cine mundial, encantará al público meta y divertirá a los fanáticos del Universo Cinematográfico de Marvel, y servirá como piedra angular de una nueva etapa de recambios generacionales en el ya mencionado universo Marvel. ¿El “pero”? Que cada vez seguirle la pista por quienes no son fans a estas películas por separado, es una hazaña cada vez más titánica por las múltiples referencias a una franquicia que en 8 años incluye 16 películas, 5 cortometrajes, 7 series y una variedad muy amplia de cómics basados en este universo; y que por lo mismo, al ser una cinta fabricada en serie, no se destaque por cualidades que la distingan como una pieza única. Pero vale, esa es la lógica del mercado, y “Spider-Man: Homecoming” en ésta misma, será definitivamente el éxito esperado.

“Spider-Man: Homecoming” estrena hoy en cines nacionales, y usted, estimado lector, tiene la última palabra con respecto a esta cinta. ¿Me la comparte?

 

 

TE RECOMENDAMOS:

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Psi Gamma’, de Laikamorí

Next Story »

“Amor en braille”, dulce e inocente romance

Leave a comment