• Page Views 1804

#TalentoEmergente4: «Al abrir mis ojos»

Por Asfaltos.

Ya en pleno en la segunda mitad de Talento Emergente en Cineteca Nacional, nos sumergimos ahora en una película de Túnez, cinematografía que sigue resultando poco difundida en nuestro país, y en este caso en Ciudad de México. Bajo la premisa de presentarnos nuevas y frescas voces en el cine, de Talento Emergente nos toca ahora sumergirnos en “Al abrir los ojos” (2015).

La película, filmada por la cineasta tunecina Leyla Bouzid, significa la primera película en una filmografía que esperamos boyante. Entre sus trabajos anteriores a éste destacan ya los cortometrajes «Zakaria» (2013) y Mkhobbi Fi Kobba (2012). Pues bien, para su ópera prima, Bouzid se enfocó en una historia de maduración juvenil muy particular. Anclada, desde luego en su propia realidad, nos presenta la historia de Farah, interpretada por una joven y bella actriz de nombre Baya Medhaffar. La simple presencia frente a la cámara de Medhaffar resulta refrescante, pues es precisamente su juventud la que brilla en un mundo donde su ímpetu y fuerza se irán encontrando con la realidad.

Estamos en México muy acostumbrados a ver películas del llamado género coming-of-age, en el que se nos presentan historias donde jóvenes a partir de unas circunstancias particulares, terminan por enfrentarse a la dura e inevitable realidad. Pues bien, Leyla Bouzid hace exactamente eso, pero a partir de la propia realidad de su país natal.

Destacó entre las muchas virtudes de «Al abrir mis ojos», en primera instancia su ritmo tan ágil. La historia nos resulta desde el inicio sumamente interesante y cautivadora. Ver cómo una joven Farah se va abriendo paso para cumplir con el que es su sueño en la música, atrapa desde el inicio nuestra atención. Igualmente los elementos que la rodean: primero su familia que busca para ella un futuro más solvente en lo que a lo económico respecta; y luego su entorno de amistad, el musical, el de su grupo, ese que ve en ella a un pieza vital para poder cumplir con la difícil tarea de salir del anonimato inicial de cualquier carrera artística. Pero además, y como es usual en esa edad, a los 18 años a Farah se le presenta también el amor.

Otro elemento que destacaría es el de la música, siempre presente a lo largo de la película, y además con un papel fundamental como parte de la trama. La música que toca la banda de Farah es deliciosa y tremendamente agradable de escuchar en una sala de cine con el sonido correspondiente. Es tanta la fuerza que tiene la misma música, que termina por ser por sí misma un deleite particular que se antoja revisar por separado y una vez habiendo disfrutado de la película.

Las actuaciones y la fotografía redondean una película que resulta además una muy buena reflexión sobre el paso del tiempo; y no solo de la niñez a la juventud, sino también lo que sucede con el paso de los años en la propia adultez.

De las cerca de 9 películas que pudimos ver en Talento Emergente en su cuarta edición -recuento que finalizamos mañana, aunque el ciclo continúa-, «Al abrir los ojos» me resultó a nivel personal de las cintas más disfrutables. Mañana, por cierto, publicamos otra que me resultó de la misma manera. Sí, remarco el comentario a nivel personal, pues en Talento Emergente hay propuestas para todos los gustos; eso sí todas muy interesantes.

 

Talento Emergente 2018 se puede disfrutar hasta el próximo lunes 1 de octubre en Cineteca Nacional; desde el pasado 21 de septiembre se puede ver ya en el circuito alternativo de Ciudad de México; y durante octubre y noviembre se podrá observar en el circuito alternativo pero a nivel nacional. Para más información consulta el micrositio de Talento Emergente 2018 en Cineteca Nacional.

Con información e imágenes cortesía de Cineteca Nacional.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Alarma sísmica’, de Andy Mountains

Next Story »

En Morelia nos robaron la inocencia: a 10 años de los granadazos

Leave a comment