• Page Views 767

The Magic Numbers: independientes, rebeldes, outsiders

Por Eduardo Meléndez.

¿Acaso será que los cuartetos ingleses tienen un toque especial musical al que es difícil oponerse? La realidad es que no importa la respuesta, incluso si debatiéramos el talento de The Magic Numbers, no habría forma de alegar que su parada por El Plaza Condesa no solo era más que esperada, era innegable.

Si aún dudas de darles la oportunidad para incluirlos en tu playlist, toma nota de las canciones que te presentamos y olvida la idea común de rebelde como si solo fuera un punk anarquista que quiere destruir al sistema; no es tan sencillo, pero prácticamente desde sus inicios en el 2002, han formado parte de lo que se ha considerado como indie rock, tanto que en sus tres últimos discos de estudio han sido producidos por Romeo Stodart (guitarra, voz, teclados y piano) en conjunto de otro experto. Sus álbumes son totalmente como ellos quieren que sean.

Puntuales, exactos y contundentes, encienden con “Forever lost” El Plaza Condesa, todos bailan con su inconfundible “Don’t let the sun be the one to change you baby, I want to learn how to love, if I’m to know, cause I want to go where the people go, cause I’m forever lost”, que contiene un ritmo tan pegajoso que dudo que te quieras negar.

Si bien es cierto que venían a presentar su última producción discográfica “Outsiders”, esta banda sabe bien cómo armar y orquestar un show redondo alrededor de toda su carrera, en la que se puede notar que cada disco tiene su esencia y sonido propio, distinto al anterior; en su selección van tomando piezas de cada uno.

En su tercer peldaño, suena “Love’s a game” que mantiene ese sonido con toques de los 70 de su disco homónimo de 2005, una balada siempre acompañada de las voces de Michele y Angela que va llevando la ola que se acerca al risco para reventar y que con “Take a chance” reviante el beat en lo que ya era un sube y baja que incluso sacudía memorias de los asistentes.

Aquí se abrió paso para un “Shot in the dark” desde su disco “Alias”, seguida sin falla alguna por su público; ya embalados y quizá encariñados, se hizo presente “I see you, you see me” que abrazaba al cuarteto con su gente y fungió como puente para que Sean (batería) y Michele (bajo y voz), salieran del escenario. Romeo tomaba el teclado y Angela hacía gala de su espectacular voz en “Throwing my heart away”, erizando la piel de todo el recinto y que incluso se llevó la ovación de todos.

Se hablaba sobre el mensaje de fondo: “This is our music, these are rebel songs, are you in our out?”, así se presentó “Sing me a rebel song” que era parte del motivo de su visita a la ciudad. De su nuevo disco de estudio también pudimos apreciar “Sweet Divide” y “Runaways”.

Para cerrar el primer acto no podía faltar “Love me like you”, que después de lo profundo de los anteriores escalones, entraba perfecta para volver a calentar la garganta.

El llamado y los gritos de su gente no podían esperar más, todos lo sabían o quizá solo deseaban que fuera así, el cuarteto no sabe errar en ese deseo y es así como le ponen broche de oro a una gran noche con “Mornings eleven”, la más gritada, la más coreada, la que se superó en sí misma y no dejó palabras para nadie al final, solo agradecimientos, reverencias y aplausos de estos cuatro músicos talentosos hacia su gente que los espera cada vez que anuncian una parada en México.

Tomando en cuenta lo anterior es importante mencionar algo, ya que de ahí es de donde viene el título, ya que a pesar de ser una banda que en su año debut rompió y llamó la atención de la prensa en demasía por su música, también ha sido objeto de las críticas, por arriesgarse a hacer discos distintos al anterior, por cambiar el ritmo, pasar de baladas a canciones aceleradas, por su aspecto o físico, etc.; por ello, su talento, su falta de miedo y sumado a ello el lograr tener éxito ante esos riesgos y ser independientes para realmente hacer lo que desean (tanto que es muy complicado conseguir sus discos físicos) tanto que nunca han requerido de la promoción en radio o televisión pasada su segunda producción para contar con oídos que realmente desean y disfrutan con su música, es que en sus términos son unos auténticos rebeldes.

Fotos: Óscar Villanueva Dorantes (OVD) / Cortesía.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

‘Besos de coco’, de Solovino

Next Story »

En la estancia ulterior y secreta de Poe y un “nunca más”

Leave a comment