• Page Views 1399

‘Tierra de cárteles’, desgarrador testimonio de la guerra

Por Asfaltos.

Cuando me acerqué a “Tierra de cárteles” lo hice con cierta distancia. Hubo un tiempo en el que todo lo que absorbía era información del narcotráfico. Libros, películas, música, relatos periodísticos y más formaban parte del “mundo del narco” con el que me informé por muchos meses. Todo lo absorbí hasta que ya no pude más. El tema me rebasó. Era demasiado. Lo dejé por un tiempo.

poster-cartelland-tif

Por ello al acercarme al documental del cineasta, fotógrafo y productor Matthew Heineman lo hice con mucho cuidado. Porque más allá de lo que yo mismo he consumido, la oferta en nuestro país del tema es tremendamente abundante. Ciertamente hay razones, gran parte del país sigue contaminado con una guerra que ha cobrado la vida de muchos inocentes; una guerra, a la que difícilmente, le vemos fin cercano. Y ciertamente, una guerra que es imposible -y sería irresponsable- ignorar.

La propuesta del valiente Matthew Heineman atrapa. Comenzando con la presencia inmediata de “cocineros” de metanfetamina uniformados como policías, “Tierra de cárteles” te engancha. De ahí, con una muy clara idea de lo que quería lograr, Heineman nos lleva por la Arizona estadounidense y el Michoacán mexicano. Ambas tierras, distanciadas por varios kilómetros, comparten una misma historia: la del hartazgo.

CartelLand-3

Conocemos de entrada la historia del veterano de guerra Tim “Nailer” Foley, quien nos va contando cómo ha decidido tomar la batuta en su Arizona natal para tomar las armas y proteger a los suyos de la amenaza extranjera; esa proveniente del sur. La guerra es contra los “malos”, como los define, quienes ahora son los dueños del sur de los Estados Unidos pegado a la frontera mexicana: los cárteles del narcotráfico.

Intercalada, pero como historia central, pasamos a conocer la lucha de un michoacano que como “Nailer” Foley tomó la iniciativa. En un estado corrupto donde se ha demostrado que el gobierno mismo está infiltrado por el narco, el médico cirujano José Manuel Mireles alentó a sus vecinos para levantarse en armas y expulsar con sus propios medios a quienes habían infestado el estado: los cárteles del narcotráfico.

CartelLand-2

Con una muy elaborada narrativa visual, y con el apoyo en la producción ejecutiva de la ganadora de dos premios Oscar Kathryn Bigelow (Zona de miedo, 2008; La noche más oscura, 2012), “Tierra de cárteles” tiene por muchos momentos la sensación de un western moderno; uno en el que hay buenos no tan buenos, y malos no tan malos, todos en una tierra desolada y sin gobierno. Aterra, evidentemente, saber que lo que se retrata no es ficción.

Mención aparte a la muy valiente labor de Matthew Heineman, quien se mete con los vigilantes estadounidenses y los autodefensas mexicanos “hasta la cocina”. Uno siente que el peligro es constante, y es que si bien Heineman nunca aparece frente al lente ni se escucha con el sonido, es sencillo percibir la adrenalina de un trabajo que al final valió cada momento de tensión durante la realización.

Al final, y aunque disfruté tremendamente el trabajo, acerté con la sensación con la que imaginé iba a terminar : deslación y una profunda tristeza.

Eso sí, y sin ánimos de ahuyentar a nadie del cine, la reflexión posterior y la valentía y tratamiento de Heineman valen el costo del boleto. “Tierra de cárteles” -ganadora de los premios a Mejor Director y Mejor Fotografía en el pasado festival de Sundance- estrena hoy jueves 2 de julio en  varias salas de la república mexicana (como  Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Morelia). Sí, es en definitiva un trabajo documental que hay que ver.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

Conoce a Monoteísta

Next Story »

#TagCDMX 2015 Día 2: Llenarse de ideas creativas

Leave a comment