• Page Views 647

“Un hombre gruñón”, o cómo sobre vivir entre tanto…

Por Asfaltos.

Seguramente, y sé que no me aventuro demasiado, alguna vez les ha tocado despotricar de la gente que les rodea como auténticos… sí, como cuando un vagón entero del Metro no cede ni un solo lugar a un hombre mayor en bastón, cuando el chofer del destartalado microbús se asume como una estrella más de “Rápidos y furiosos”, o simplemente y de manera casi tradicional cuando leemos de alguno de nuestros muy ilustres gobernantes. Sí, a veces el mundo que nos rodea no nos deja de otra que optar por convertirnos en unos auténticos gruñones y mandar a todos a la…

Solitario, un auténtico inadaptado social que grita a todos sus vecinos, Ove llega a sus 59 años como el típico vecino gruñón del vecindario. Harto, asqueado de la humanidad que le rodea por razones que iremos poco a poco descubriendo, el punto final en la vida de Ove está por llegar hasta que repentinamente una familia le da un nuevo rumbo a su existencia. Sí, claro, todo sucede precisamente cuando los nuevos vecinos le destrozan el buzón al pobre de Ove.

Enmarcada en una campaña publicitaria que nos la vende como la cinta extranjera más vista en los Estados Unidos el pasado 2016, “Un hombre gruñón” aterriza finalmente en México y de gran manera. Y es que la cinta funciona más allá de lo que se nos vende de ella, no tanto por lo que se nos remarca constantemente inclusive en el título para nuestro país de la propia película, sino en algo más; pues Ove es precisamente más que “Un hombre gruñón”, es, como el nombre original de la peícula lo indica: Un hombre llamado Ove.

La historia es sencilla, y si bien pudiera parecer que resultará un tanto larga por sus 116 minutos de duración, fluye en realidad de manera bastante natural sin convertirse nunca en una experiencia tediosa. Si bien se le ha catalogado como una comedia, “Un hombre gruñón” podría catalogarse mas bien entre un drama y sí una comedia, pero una un tanto negra. La realidad es que la cinta resulta una bocanada de aire fresco en medio del torbellino de los clásicos blockbusters de la época.

Rolf Lassgärd como Ove resulta perfecto, pero sin duda Bahar Pars como su vecina Parvaneh es maravillosa. La pareja, en general, es quien se roba la cinta por lo dispar de su relación, misma que nos hace recordar a través de pasajes las razones que poco a poco fueron llevando a Ove a convertirse en el hombre que finalmente es.

“Un hombre gruñón” sí logra sacarnos algunas risas, pero sobre todo provoca nuestro llanto por lo emotivo de su viaje de principio a fin. Es posible que las razones que llevaron a Ove a ser el hombre que es cuando le vemos en la cinta queden en principio manifestadas; sin embargo, y como toda buena cinta que se precie de haberse planteado bien, es en realidad en el recorrido donde se encuentra la valía de un trabajo como éste.

“Un hombre gruñón”, dirigida por Hannes Holm, llega mañana viernes a las salas de cine cortesía de Cine Caníbal. Si a mí me preguntan, ésta es la recomendación del fin de semana.

 

“En Man Som Heter Ove”

Director: Hannes Holm
Elenco: Rolf Lassgärd, Bahar Pars, Filip Berg, Ida Engvoll
Guión: Hannes Holm
Producción: Fredrik Wikström Nicastro, Helen Ahlsson
Género: Comedia
Duración: 116 minutos
País: Suecia
Idioma: Sueco
Año: 2015

Imágenes cortesía de Cine Caníbal.

 

 

TE RECOMENDAMOS:

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

“Cars 3”: la lucha eterna contra el tiempo

Next Story »

Lunario: Cartelera del 16 al 22 de junio

Leave a comment