• Page Views 1560

Una charla con Fakuta: la música es para mí, mi primer idioma

Por Asfaltos.

Me la topé hace casi un año, atraído por su propuesta musical que deambula entre pop y electrónico. “Tormenta solar”, su más reciente álbum publicado en 2014 bajo el sello Quemasucabeza, me voló la cabeza. El material, compuesto por la artista chilena Fakuta, se compone de 10 tracks llenos de buena vibra que elevan sonoramente a quien se permite escucharles. En cuanto la vi, con su acento chileno que enamora, caí prendido de ella… después, un tanto embobado y notándola frente a mí, recordé que tenía que entrevistarla.

“Tormenta solar” es precisamente eso, un material que irradia energía imparable que se contagia y absorbe con rapidez. La idea, como me lo confesó la propia Fakuta, fue que sucediera así. “El disco me lo plantee harto como una investigación primero de música de baile, un montón, como que empecé incluso a hacer de DJ en muchas fiestas como para sentir esta cosa de… Hay como un arte de hacer bailar a las personas. Empecé ahí como a calcular los bpm… No sé, en realidad yo me lo tomo todo bien como científicamente a veces; me pongo un poco obsesiva con esas cosas. Me gusta, agarré el gusto en la universidad cuando uno tenía que hacer la tesis y tenía que ser super ordenado. Los discos me los tomo así, el ‘Tormenta solar’ traté que fuera lo más redondo posible en cuanto a una idea. Por un lado sí está como esta parte musical que es tecnológica absolutamente, porque a mí me encanta la tecnología, me encantan los sintetizadores, me encantan los computadores donde yo programo todas las cosas, todas las instrumentaciones que tiene el disco; pero también está esta idea como de las letras que son acerca de una fuerza interior que tenemos las personas que es tan grande como las fuerzas naturales, o como las fuerzas que vienen de fuera como una tormenta solar. Me gusta esta idea como de dejarse llevar y que tenía que ver con el movimiento que yo quería generar en el baile. De alguna manera fui guiando todo para que confluyera de alguna manera; no sé si es perfecta o si es tan cuadrada, y me gusta tambien que sea así, que no pueda definirla, pero creo que ahí está la gracia, que cada quien le puede dar su propia interpretación”.

No es sorpresa, al momento de escuchar un álbum con tan buena vibra, es posible que detrás haya habido una historia opuesta. “Estaba pasando por un momento en que estaba desencantada de algunas cosas, de algunas relaciones incluso con amigos que quizá se terminaron, cosas que se quebraron y que yo me sentí así como de: ‘¡ah!, esto es ser adulto’. Se trata un poco de eso, de llegar a ser adulto y darte cuenta que todo está bastante mal en la sociedad; y también un poco de hacer una declaración de principios sobre lo que nunca vas a soltar, lo que nunca vas a ceder; es sentirse un poco como un outsider, y sobre la rabia que eso misma genera, un resentimiento, una fuerza de protesta. Esa es la energía que está en el disco, todo el rato; y el baile es la catarsis para liberar toda esa energía”.

A diferencia del proceso creativo de su anterior álbum, “Al vuelo” (2010), Fakuta se fue encontrando -gracias a sus presentaciones en vivo- que lo que escribía como letras, como parte de un proceso en el que tuvo que romper con la timidez, conectaba de manera muy fuerte con la gente. Parte de la clave para esa respuesta se encontró precisamente en lo que tuvo que hacer para romper con la dificultad de expresarse: se encontró con que lo mejor era simplemente y llanamente ser sincera. “Cuando me di cuenta del poder comunicacional que tienen las letras con las personas, como que fui mucho mas consciente para este disco de querer decir algo, aunque fuera un mensaje chiquito y personal; quería que esta vez fueran menos metafóricas y un poquito más directas y que se entendieran mucho más. Creo que ha funcionado y que ha gustado harto”.

Musicalmente hablando el “Tormenta solar” cuenta con varias colaboraciones como sucede en el caso de “Domesticar”, en la que invita a su amigo Coiffeur. “Nos conocimos en un Festival Neutral en Chile. Él había escuchado el disco y le gustaba; todavía tocaba la guitarra, todavía no se pasaba a hacer su disco más electrónico, pero nos empezamos a conocer y empecé a cachar que él estaba como que muy metido en la electrónica; le gustaba mucho, sabía mucho, entonces empezamos a compartir un montón de información. Somos como muy nerds en la cuestión de investigar cosas nuevas. Nos empezamos a hacer amigos y lo invité a hacer esa canción, que fue la primera que hice para el disco, mucho antes de que empezáramos a grabar. De las otras colaboraciones, como ya tenía ésta, el sello me recomendó hacer un disco con hartos featurings, como la típica idea pop, ¡y en verdad a mí me gustó!, porque me encantan los discos tipo Rihanna, o muy mainstream, en los que invitan a cantar a todo mundo; o también como los discos de rap que también tienen featurings con todo mundo. Abrir las canciones para que alguien más entre y deje su huella es muy bonito. Me encanta por ejemplo lo que pasó con ‘Invisible’, donde Cristóbal Briceño le añadió algo muy sensual y misterioso, como yo quería gracias a ese contraste entre las dos voces. Lo mismo pasó con Violeta Castillo, que es una amiga mía de Argentina, mega talento con la que canté un himno, un himno del error que se volvió además en un bello momento de amistad porque la música es para mí, mi primer idioma”, y riendo y viéndome con gracia me confesó, “preferiría que todo fuera así y no tener que hablar tanto”.

Al momento de estrenarse el “Tormenta solar” los comentarios positivos no dejaron de llegarle a una artista que no oculta su sonrisa al recordar el gusto que le dio el buen recibimiento. Ya la vimos en México el año pasado precisamente en la primer edición mexicana del Festival Neutral, y como quien dice: la rompió. Pues bien, Fakuta regresa una vez más para presentarse en Ciudad de México (en el marco del Festival Marvin), además de tocar también en Monterrey, Toluca ¡y Aguascalientes! Qué ganas de estar en Aguascalientes, donde alternará con sus amigos de Capullo (a quienes conoció en el Nrmal 2013; aunque ya ubicaba gracias a Club Fonograma), en lo que se antoja un show más que redondo.

Sobra recomendar que no se la deben perder.

unnamed

Foto: Carlos Molina B.

 

 

TE RECOMENDAMOS:

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

“¿Qué culpa tiene el niño?”, siguiendo la fórmula exitosa

Next Story »

Mórbido Fest, así estuvo la presencia en Cannes

Leave a comment