• Page Views 931

«Viviendo con el enemigo» y las consecuencias de una guerra

Por Alberto Ruiz Méndez.

Basada en la novela «The Aftermath» de Rhidian Brook, este fin de semana se estrena en la cartelera mexicana la cinta dirigida por James Kent, escrita por Joe Shrapnel y Anna Waterhouse y protagonizada por Keira Knightley («Orgullo y prejuicio», «El código enigma»), Alexander Skarsgård («La leyenda de Tarzán», «Zoolander 2») y Jason Clarke («El primer hombre en la Luna», «Cementerio maldito»).

Rachel Morgan (Keira) llega a una completamente devastada ciudad de Hamburgo, luego de que la Segunda Guerra Mundial ha terminado, para reunirse con su esposo el coronel británico Lewis Morgan (Clarke) quien está encargado de la reorganización de la ciudad. Durante el tiempo que vivan en Hamburgo ambos ocuparán la casa de Stefan Lubert (Skarsgård), un arquitecto que perdió a su esposa durante los bombardeos británicos que destrozaron la ciudad. La convivencia entre los tres, además de la hija adolescente de Lubert, será el pretexto a partir del cual seremos testigos de las pasiones, rencores, reproches, culpas, amores y esperanzas que van surgiendo entre ellos y que los pondrán en una posición en la que tendrán que decidir si quedarse a reconstruir lo destruido o emprender la construcción de un lugar nuevo.

A través de sus ojos y emociones de Rachel, la película nos muestra que también el periodo posguerra es complejo y doloroso. Ella se dará cuenta que no es simplemente una cuestión de buenos y malos o ganadores y perdedores, desde su llegada a una Hamburgo hecha ruinas, en su relación con Lubert y su hija, en la convivencia con otros militares ingleses y sus esposas y en las heridas que la guerra le ha dejado comprenderá cuán roto está su corazón y lo difícil que será recuperar todo lo que junto con su esposo han perdido. La ciudad hecha ruinas es al mismo tiempo el corazón y la vida Rachel.

La actuación de Keira es bastante convincente pues está alejada de tintes melodramáticos innecesarios, si bien hay momentos en los que la cinta caen las típicas situaciones de un melodrama en que están en juego los sentimientos, la familia o la fidelidad también es verdad que las escenas que van a ir marcando la historia están contados con elegancia y la distancia necesaria para que los protagonistas puedan expresar sus emociones y para que nosotros como espectadores nos pongamos en el lugar y en el dolor que aqueja a cada uno de ellos.

Es verdad que necesitamos ver en el cine más historias de mujeres y mejor aún si son contadas por mujeres –sobre todo en el cine de superhéroes–, «Viviendo con el enemigo» tiene a Rachel como el epicentro de su melodrama y es un acierto en cuanto al tipo de historia que quiere contarnos. Pero es interesante ver la película como una reflexión sobre el dolor masculino, los protagonistas también han sufrido una pérdida importante por la guerra, también tienen heridas profundas que quizá están intentando esconder tras la máscara del trabajo o el amor, también tienen un corazón destrozado que como la ciudad tiene la esperanza de reconstruirse. Quizá esta fue una oportunidad que la película perdió pues no logra ser explícita en cuanto al sufrimiento de sus protagonistas como sí lo es en relación al personaje de Keira; incluso creo que no nos da el tiempo de valorar lo necesario a Lewis o Lubert y empatizar con alguno.

 

Lo anterior no le quita valor a la película que es una buena opción para este fin de semana, pero sirva esta breve reflexión sobre los personajes masculinos como una invitación para que como espectadores situemos la mirada más allá de lo que la misma película nos quiere contar. El trabajo de Keira y su personaje nos conducen por el laberinto en ruinas que es la relación entre los tres, pero ante el final que la película nos propone es necesario intervenir nuestra mirada sobre la historia y pensar también en el dolor y el sufrimiento que Lewis y Lubert llevan dentro para que podamos escoger si quedarnos a reconstruir lo que queda o iniciar la construcción de un nuevo lugar.

«Viviendo con el enemigo» estrena mañana viernes 17 de mayo en cines nacionales.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

«John Wick 3: Parabellum»: ¿El asesino perfecto?

Next Story »

‘El año’, de Carolina Durante

Leave a comment