• Page Views 1861

Tunacola y el cierre de su «verano mexicano»

Por Alicia Ávila.

La semana pasada Reconoce MX tuvo la oportunidad de entrevistar una vez más a Tunacola, banda chilena que regresó por tercera vez en el año a Ciudad de México para presentarse en la Semana de las Juventudes, en El Imperial y en Casa del Lago. Pues bien, con motivo de su presentación el fin de semana pasado en El Imperial, platicamos con tres de los integrantes de Tunacola que aprovecharon la visita para dar cierre a esta «etapa musical» y comenzar así la siguiente.

Tuvimos una gran charla con Richi Tunacola, Fernanda Moroni y Leo Fonk para platicar sobre este proyecto tras siete años de trayectoria. Nos encantó platicar con la banda de hip hop chilena. ¡Vaya que aún hay buen talento internacional para compartir!

Richie es quién esta detrás de las canciones; tanto escribiendo la música como voz del proyecto; es él quien nos presenta a Fernanda como «la Feña» y la segunda vocal, y a Leo como el baterista.

Reconoce MX: La banda escogió el nombre de Tunacola por medio de un videojuego, el nombre pertenece a una isla, ¿pero por qué fue tan importante para llamar el proyecto así?

Richie Tunacola: Tunacola sale de unas canciones que yo estaba produciendo por ahí del 2008, 2009. Salí de la escuela de música y fue cuando me di cuenta que toda esta música que estaba haciendo en el computador, podía ser llevada a los escenarios; era música electrónica principalmente. Empecé a meterle voces y después por supuesto, letra. ¡Pero! Mi timidez no me daba para defenderlas en vivo. Así que empecé a buscar y así di con DJ Caso. Pasó el tiempo, hubo muchos cambios de formación y ahora somos siete. El nombre viene de una isla de un videojuego; ¡eran de mucho interés para mi! Sobre todo los antiguos, eran tan básicos que de alguna manera, tenías que imaginar tu el resto. Yo empecé con Atari, mi videojuego favorito es «Startropics», justo, de donde sale el nombre del proyecto. Luego fue el Nintendo y Sega, y hasta ahí llegué. Tuve Playstation 2, pero fue brutalmente asesinado en el terremoto de 2010; le cayó la TV encima.

RCMX: ¿Cómo llega Tunacola al Ciudad de México?

RT: Esta es nuestra cuarta visita. La primera vez que llegamos fue cuando, después de cuatro años, estábamos cansados de tocar en los mismos lugares y dijimos «hay que ir a ver». Teníamos un manager que nos lo propuso, él lo iba a organizar todo; era una gira de tres días. Nosotros costeamos el primer viaje (hasta el día de hoy, ¡bueno!, casi). Lo que pasó fue que llegamos a México y no había nada de lo que el manager había dicho; no trabajamos nunca más con él. Esa fue la primera visita, fue un desastre. ¡Vinimos de vacaciones! Vinimos a hacer solamente un show (en el Caradura) y tuvimos solamente una entrevista. La siguiente vez fue diferente; ya estaba más organizada. En la segunda gira ya había otros integrantes e igual, tuvimos solamente una fecha en El Imperial que dio pie a las siguientes tercera y cuarta vez. Fuimos a una edición del SXSW y comenzamos a recibir respuesta de la gente; preguntaban si íbamos a venir y vinimos por una semana y media donde tocamos en esa vez de El Imperial. Ya estábamos preparados para la tercera y cuarta visita. En verdad, es la quinta vez ésta, vinimos también en mayo y junio de este año. Este año hemos estado acá tres veces. Cada vez es más frecuente. Ya tocamos menos en Santiago, que en México.

RCMX: En cuanto a la escena musical que hay en Chile y la que hay en Ciudad de México…

Leo Fonk: La oferta es diferente en cuanto a tamaño. En Chile es muy pequeño, Allá tenemos… ¿17 millones? en todo Chile y aquí, solamente en Ciudad de México… ¡30 millones o más! Allá hay mucha gente haciendo música, pero la oferta es pequeña. Acá por lo menos, se ve que hay más variedad y más niveles. Hay músicos que llenan teatros para 5 mil personas, nosotros aquí aún somos un pequeño mirando hacia arriba.

RT: La escena va de colaboración entre bandas y el público; una escena significa unión. Allá las bandas nos conocemos. Allá hay algo que le llamamos nosotros como el «chaqueteo» que es como la competencia que hay. Competencia insana; la carrilla. ¡Una paja! Aquí hay un apañe máximo. Está mal pelearse los mismos lugares. El que haya competencia te pone a prueba de que hagas algo mejor.

RCMX: ¿Cómo fue su experiencia en la Semana de las Juventudes?

Fernanda Moroni: Uno siempre se hace expectativas, pero esta vez, sobrepasó todo. ¡El escenario es tremendo! Creo que había unas mil, mil quinientas personas. Esta «pasarela» que se encontraba en el escenario… ¡Jamás habíamos tenido algo así! Tratamos de ocuparlo lo más posible y daba esto que nos acercaba más al público, entonces, podíamos ver sus caritas. Todos cantando y todos felices. Estábamos con mucha energía, muy contentos.

RT: La gente que fue, que no era poca, se sabía las canciones. Anteriormente, tuvimos tiempo y pasé por ahí por el Templo Mayor y era impactante.

LF: En el viaje anterior, en mayo creo, nos dimos una vuelta por ahí, que se iba a presentar Marc Anthony y vimos el escenario la Feña y yo; en ese viaje ya nos habían confirmado que íbamos a estar en el Zócalo y fue… ¡Wow! Este año hemos tenido la suerte de estar en festivales como Lollapalooza, Primavera Sound, entre otros, pero lejos, hasta ahora, el show del Zócalo superó las expectativas, como dice la Feña. Es un reto para uno. La pasamos increíble.

RCMX: ¿Cuál es su banda favorita en México? ¿Hay alguna banda chilena que los haya influenciado?

LF: Molotov y Plastilina Mosh, que tuve oportunidad de verlos en una fiesta privada; los dos en Chile. Alguien que me encanta, Natalia Lafourcade. Me encanta ella aunque no he tenido oportunidad de verla. De hecho busqué a ver si tenía show en estos días por acá, pero no hay… En cuanto a bandas chilenas, Los Tres fue una banda que me influenció mucho.

RT: A mí me gusta mucho Plastilina Mosh, tiene una visión parecida a lo que hace Tunacola; mucho estilo. Lo hacen súper bien. Lo que escuchaba desde pequeño después de 9 años de dictadura, música de protesta; Inti-Illimani. Mucho folk como Violeta Parra y un poquito más viejo, como que me olvidé un poco de la música chilena y la volví a encontrar recientemente.

FM: No conozco mucho de la escena mexicana, pero mi influencia cuando era pequeña… Yo aprendí a tocar la guitarra antes de cantar, por mi papá. él compraba mucho los discos de Los Jaivas; los escuché mucho de pequeña, de hecho cuando era pequeña, tocaba mucho el charango, un instrumento de 12 cuerdas hecho anteriormente de un animal parecido al armadillo.

RCMX: Existen muchas letras de política y gobierno en Chile particularmente, ¿en qué postura se encuentra Tunacola sobre este tema?

RT: La política es un tema muy sensible en muchas partes del mundo y obviamente en Chile también por todos los abusos y crimen que se cometieron en el periodo de la dictadura, y los que se siguen cometiendo más la impunidad. Obviamente es un tema que se aborda mucho en Chile. Ahora yo no lo abordo directamente, no porque quiera escapar, simplemente lo que nace de mi persona a la hora de hacer música no aborda directamente esos temas. Pero sí los aborda a veces tangencialmente, un poco en el sentido no político, sino de analizar un poco; analizar la sociedad en la que estoy viviendo y cachar con un poco de ilusión y de que tenemos que configurar nuestra forma de ser desde el amor, digamos desde el corazón. No somos una banda que escapa de eso o busca el hedonismo en un fondo. Existe también mucho oportunismo artístico; hay gente que habla de política o aborda temas políticos para vender, para llegar a la gente y no realmente por una convicción política.

LF: Los Prisioneros fue un grupo muy importante en el tema musical y político en unos años súper complicados. Después un montón de bandas salieron con la misma temática; algunas buenas y algunas no tan buenas. Nosotros también pertenecemos a una generación donde a ésta le tocó vivir todo eso. Obviamente el tema político es parte de nuestra historia, pero nuestros padres tal vez tienen una visión distinta, tenemos derechs a cantar sobre cualquier cosa; anteriormente, un músico era mal visto. Hay muchos músicos que no hablan de política allá y les va bien; los mismos Astro, Javiera Mena… que pertenece al espectro de lo que uno puede escuchar o uno puede hacer.
Hay un acuerdo allá donde uno tiene que leer antes de hacer proyectos; ese estudio lo primero que dice es: «se sabe que Chile es un país melancólico para hacer música». Con Bunkers, con Violeta Parra… Un poco de la misma historia. La gente está molesta pero no dejan de hacer música.

RT: Creo que entonces no puede ser el único «color» que identifique a Chile en el fondo; hay música muy bonita. Gepe, Astro, la Mena, canto folk, canto campesino, no puede ser el mismo color que incita…

RCMX: ¿Qué sigue para Tunacola?

RT: Después de nuestra despedida en México, regresaremos cuando tengamos material nuevo; ya hay 90 maquetas. Hay que terminar de hacer cosas. Estamos trabajando acá con Mauricio Stroke y Pablo Holman, y eso hace que tengamos mucho trabajo y que podamos llegar hacia más gente. Queremos hacer más cosas. Comenzaremos una nueva etapa. Aquí se cierra el verano.

 

 

Share This Article

Reconoce MX

Reconoce MX es un proyecto de difusión artística, cultural y de conciencia social que está enfocado a difundir y fomentar el entretenimiento alternativo de calidad para todo el público que comparta el mismo entusiasmo.

«Mike y Dave: Los busca novias», locura a la ‘n’ potencia

Next Story »

Cine Villa Olímpica, el rescate de un espacio para el cine mexicano

Leave a comment

Galería RCMX

INSTAGRAM

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No se han encontrado entradas.

Asegúrate de que esta cuenta tiene entradas disponibles en instagram.com.